Las musas del “Terry”

1
543
Teatro Tomás Terry./Foto: Cortesía de la Oficina del Conservador de la Ciudad.
Teatro Tomás Terry./Foto: Cortesía de la Oficina del Conservador de la Ciudad.

*Escrito por Laura Brito Alsina, Historiadora y periodista de Fernandina Radio, Voz de la Oficina del Conservador de la Ciudad de Cienfuegos.

El teatro Tomás Terry es por excelencia una de las joyas de la cultura cienfueguera, y el más característico de la arquitectura del siglo XIX en la ciudad. Exhibe en su tímpano, tres mosaicos teselados que representan tres de las nueve musas de la mitología griega: Melpómene, Euterpe y Talía. Ubicadas en este orden, simbolizan la tragedia, la música y la comedia, respectivamente.Pero la genialidad de sus creadores está en los elementos que conforman estas imágenes: las teselas. Pequeños fragmentos de materiales nobles como el mármol y la piedra caliza, muy utilizados en la antigüedad por los griegos y otras civilizaciones. Su evolución estuvo marcada a partir de la época romana, dos siglos antes de Cristo, con la necesidad de nuevos colores para trabajarlas. Lo difícil era encontrar de manera natural tonos como el azul, el verde intenso y el amarillo, tan comunes en nuestros días. Fueron los fenicios quienes avanzaron en la obtención del azul, e introdujeron el vidrio para elaborar los diminutos cuadrados.

Cienfuegos, siempre a la vanguardia de las nuevas tendencias a nivel mundial, se enorgullece de contar con ejemplares propios de esas culturas. Con un alto grado de deterioro, las musas del “Terry” hace cuatro años captaron la atención de las autoridades culturales y políticas del territorio. A través de Bernard Montagne, representante de Cuba Cooperación Francia en Cienfuegos, se gestionó el proyecto que,en estos momentos,da nueva vida a los mosaicos venecianos del teatro.Para conocer un poco más, conversé con Georgiano Marzi, artista de origen franco-italiano, quien encabeza un grupo de jóvenes restauradores y estudiantes de la Escuela de Oficios para la Restauración Joseph Tantete, en la intervención de las imágenes. En el diálogo refiere que “este tipo de mosaico se sabe que era utilizado solamente en lugares sagrados. Este teatro es un símbolo de la ciudad de Cienfuegos, por tanto importante para ella”. Es por esoque “su presencia en la fachada del local, con vista a la plaza central, constituye la presencia cultural, frente al enclave político que es el Gobierno; junto al elemento religioso, la catedral; y termina también con la cultura al otro extremo. Así como el Arco de los Obreros, un símbolo de la República. Una unión social que es muy necesaria”.

Nacido en la histórica ciudad de Ravena, donde la impronta artística es muy fuerte, Marzi comentó que “lo interesante es que una obra de arte como esta resulta importante para toda la humanidad. Yo recuerdo una frase de un ministro comunista, cuando decía que un pueblo que no tiene memoria es un pueblo que no sabe a dónde va”. Tal vez por eso no dudó en venir de voluntario a este rincón de la Isla, para devolver la belleza a nuestro coliseo. Es evidente su conocimiento y experiencia de más de 50 años en el mundo de las teselas, cuando explicó que “estos tres mosaicos son una señal muy importante. En todas las teselas que los conforman se utilizaron los métodos bizantinos del trabajo con vidrio. El uso de los dorados y los claros oscuros es característico. Y resaltan los colores y tonalidadesque adoptan cuando les da el sol de la tarde, el sol del ocaso, lo que los hacen únicos y especiales”.

Con un alto grado de deterioro, las musas del “Terry” hace cuatro años captaron la atención de las autoridades culturales y políticas del territorio.
Foto: Laura Brito Alsina

En la elaboración de este artículo aprendí mucho sobre los mosaicos teselados, mal considerados a nivel mundial como un arte menor. No alcanzan estas líneas para demostrar el valor histórico de esa práctica. Así como la relevancia de esta experiencia para el artista, sus pupilos y para quienes lleguen hasta los bajos del teatro Tomás Terry. Termino así con las últimas palabras de GiorgianoMarzi en nuestra entrevista:”Siempre le agradezco mucho a Bernard por contactarme, que con ese espíritu solidario me contagió”.

Si hubo cuatro años a partir del primer contacto con los mosaicos cienfuegueros, fue precisamente para lograr conseguir todo lo que necesitábamos. Realmente el lauro es para Cuba Cooperación Francia. Una idea simple que fue desde el principio la colaboración con los jóvenes cubanos.

Es muy grande la calidad de estos jóvenes, y para mí es atrayente el apetito que tienen de aprender. Para hacer un trabajo de restauración como cualquier otro, se necesita exigencia, ese es mi papel. No es algo que quiera decir de mí mismo, sino que son reglas universalesque fomentan una mejor atención y conocimiento. Y lo importante de esta cooperación es que en un futuro ustedes por sí solos serán capaces de realizar este tipo de intervención.

“Ya hoy comenzamos a poner las primeras teselas restauradas. Trabajamos en los tres mosaicos de forma equilibrada al mismo tiempo y esperamos pronto tenerlos terminados.

“Para mí esto es una lección de vida”.

Con un alto grado de deterioro, las musas del “Terry” hace cuatro años captaron la atención de las autoridades culturales y políticas del territorio.
Foto: Laura Brito Alsina

1 Comentario

Dejar respuesta