Las motorinas que se salieron del carril…

La marca Italika abunda entre las motorinas de combustión interna que a estas alturas tienen prohibido circular./Foto: Zulariam Pérez

El tema vino rodando desde el mes de junio, cuando por diferentes vías se anunció que a partir del 1ro. de agosto no podrían circular en Cienfuegos las motorinas importadas de combustión, de más de 49 cc. Muchas de ellas andaban por las calles hacía poco más de cinco años.

“Puedes entrar partes de la carrocería y del motor que no sean donde están las numeraciones de ambas, asegura Mariela Ruiz González, asesora jurídica de la Aduana en la provincia. La importación de esas piezas, que les llaman registrales, está prohibida; tú puedes traer partes, pero no todo completo de una vez y nunca las piezas registrales. Ello lo establece el Decreto Ley 320. Nosotros no sabemos cómo esa cantidad de motos entraron al país; sí te puedo garantizar que por aquí no fue. Solo importan carga las terminales de La Habana, Matanzas, Holguín y Santiago de Cuba”.

Lo cierto es que, según datos de Tránsito, en el territorio existen hoy entre 100 y 200 motorinas de combustión interna de tales características. Y ninguna es de fabricación nacional.

“Según el artículo 229 de la Ley 109 —Código de Seguridad Vial aprobado el 1ro. de agosto de 2010 durante el Quinto Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular—, se prohíbe la construcción de vehículos en Cuba, por tanto, su inscripción en las oficinas de registro mediante ensamblaje, por partes, por piezas nuevas o de uso, o de cualquiera que sea su título de adquisición.

“Además, el 230 de esa misma normativa define que en los casos de infracción dispuestos en el artículo anterior, así como la alteración de números de bloques, carrocerías, cuadros de motor (…) se aplicará el decomiso del vehículo”, esclareció el teniente Vismedy Bernal Pérez, oficial de Tránsito.

Tales disposiciones dejan en claro la ilegalidad de estas motorinas de combustión en suelo cubano, pero no todos los propietarios lo reconocen así.

“La mía costó más de 4 mil CUC. La persona que me la vendió entregó el papel de la Aduana como que entraron legalmente al país, y el papel lo dice todo: color, número del carter, cantidad de cc; es traída de México, casi todas son de México, la de nosotros entró por La Habana (…) Yo pago la gasolina especial en el Cupet, nadie me la regala ni la robo, eso es un ingreso al Estado”, aseguró Gioelkys Sosa Hernández, dueño de una “Italika”, una de las marcas de este tipo de motocicletas de combustión interna que ruedan hoy.

“Es que a mí me paraban para pedirme la licencia, me veían el tubo de escape y nunca me dijeron nada. De cierta manera no somos culpables, no sé si fue la Aduana, pero eso entró por algún lado, nosotros solo compramos una moto. ¿Por qué dejaron que se le llenara la provincia de motorinas? Si hubieran advertido de eso antes, de seguro no la hubiéramos comprado. Porque realmente yo sí pregunté”, aseguró Yusleidy Muñoz Ortega, ama de casa.

Hasta ahora no existen mecanismos para inscribirlas en el Registro Nacional de Vehículos del Ministerio del Interior. Sin embargo, datan de 1979 las prohibiciones aduanales y desde entonces muy poco han cambiado sus acápites.

“Estas personas que poseen esas motos han sido estafadas por otras que han construido esos vehículos en Cuba; sabemos que en Matanzas y Santa Clara hubo fábricas ilegales (…) La mayoría de los motoristas desconocen la ley (…) No está aprobado por una marca registrada, ni tiene papeles de una fábrica. ¿Cómo se le va a poner una chapa a algo que es ilegal?”, declaró el teniente Vismedy.

Al igual que ha sucedido con otros procesos donde lo legislativo se ha justado a las exigencias de nuevos tiempos, los afectados abogan por una medida menos radical que el decomiso.

“La solución debe ser cobrarte el impuesto sobre el motor terrestre, darte una chapa, pagar a la Onat…, poder legalizarla, que determinen un precio, estoy seguro que todos lo pagarán para poder circular. Hablamos de una gran cantidad de dinero invertido, no es juego”, explica Alberto Rodríguez Machado, otro de los propietarios y chofer del Citma.

No obstante, las autoridades no parecen ceder terreno en el tema: “El Estado cubano no tiene por qué cargar con la responsabilidad que esas personas asumieron al importar la moto, violando lo que está establecido”, agregó la asesora jurídica de la Aduana.

El hecho de que estas motorinas de combustión interna estén, y no sean pocas, muestra un camino de incongruencias, estafas y “flexibilidades”, incluso desde los encargados de hacer cumplir la ley. Sin embargo, tal como pintan las cosas, parece que solo pasará factura a una parte de los implicados.

Para intentar pasar desapercibidos, algunos dueños optan por colocarle una “chapa” de 49 cc a las motorinas en cuestión./Foto: Zulariam Pérez

29 Comentarios

  1. deberian legalizarlas si entraron al pais por la aduana,,,,,,ahora esa medida es botar el sofa… como si el transporte diera buen servicio

  2. Gracias al periodico 5 de Septiembre por este artículo, pero es posible que la “censura” impidiera un artículo o ejercicio de periodismo más analitico y se remitiera más a las causas de este delinquir que a los efectos y sobre todo, poner el enfasis en los “estafados”.
    Por qué no actuaron desde mucho antes, las autoridades policíacas frente a estos delitos?
    Y acaso esto sólo ocurre en la provincia de Cienfuegos?
    Dónde están los que por cargo “juraron defender la ley y la Constitución”?
    Dónde están los que “luchan a diario contra la corrupción, malversación y otras ilegalidades” y fundamentalmente en la Aduana General de la República en la cual hay funcionarios que “venden” su autoridad?
    Dónde está el “ambiente de Control Interno” y las acciones de la Contraloría General de la República?
    Cómo es posible que estas cosas sucedan a diario?
    Será acaso esto la punta de un iceberg?
    Qué pena!!!

  3. 1. En estos casos hay muchas de 49 cc!!!, y tampoco las dejan circular. Asi que no estan violando la ley de Seguridad vial en cuanto a los cc.

    2. Las hay con sus marca y modelos de fabrica, asi que tampo estan violando el articulo refenrente a su construccion casera.

    3. Tambien venian con sus papeles originales de la aduana con firma y todo. (Al final estos eran ilegales, pero los unicos culpables son los q compraron las motos?????, que mas habra entrado al pais asi)

    Mi duda entonces es: Si no necesitan registro (las que sean de 49 cc de verdad), si son originales y no caseras, entonces bajo que ley es que no pueden circular???

  4. Hola:-)

    Quiero destacar la importancia que tiene en los comentarios, la participación de los autores del artículo; así como la de alguna otra autoridad sobre el tema.

    Saludos desde Guantánamo;-)

  5. A veces lo que está mal es el carril, y por eso las motorinas se “salieron del carril” (estoy glosando el titular del trabajo). Me parece valiente que un medio cubano (oficial) hable del asunto, pero siento casi lo mismo de siempre y apunto: el trabajo de la prensa no es “aprobación bondadosa” de cada una de las políticas del país. Gobierno y prensa no son lo mismo. Y aunque exista una ley, si esa ley es anacrónica, injusta o, simplemente, una mala ley, la prensa debe criticarla una y otra vez. Este asunto de las motorinas no tiene un alto impacto social directo. Los implicados, en términos macrosociales, son muy pocos. El gran asunto aquí no deberían ser ni siquiera las motorinas, ese es el hilo conductor que nos lleva casi directo a una trama de corrupción gigantesca en materia de importaciones a Cuba. ¿Dónde están los presos de la Aduana, los que permitieron la entrada de las motos violentando la ley? No es por ofender, pero 3 periodistas para este trabajo publicado me parece demasiado. Ojalá tengamos periodismo de investigación algún día en Cuba. Sigan trabajando, tenemos mucho camino por andar.

    • Bueno, por partes… Desde el momento en punto en que enunciamos que es una ley de 1979 y de entonces acá no ha sufrido cambios, se está cuestionando. Coincido, tampoco es un tema de alto impacto social, si bien resulta muy polémico, ya bien por el desconocimiento de una parte, ya bien por el descontrol de la otra. “¿Dónde están los presos de la Aduana, los que permitieron la entrada de las motos violentando la ley?”: a la prensa le toca denunciar, a las autoridades correspondientes le corresponde hacer su trabajo. En cuanto a tres periodistas para un trabajo, no responde a la complejidad del mismo, sino a un estilo de trabajo del periódico que apuesta por el trabajo en equipo, ya sea para temas como este, más o menos complejos; por supuesto, conociendo un poco más las interioridades del quehacer periodístico de este lado, y viendo que la mayoría de las fuentes no pertenecen a instituciones civiles, créame, en ocasiones se necesitan refuerzos… De que nos falta muchooo en el periodismo de investigación, es un hecho, conocido y reconocido por nosotros; por eso seguimos intentando, por eso seguimos trabajando.
      saludos y gracias por su comentario

  6. Agradezco a las jóvenes periodistas Rosa M., Zulariam, a Darilys y a la redaccion del 5 de septiembre por haber publicado este artículo que vi en el FB de Cubanoticias. Preferí, sin embargo, venir aquí a 5 de septiembre a comentarlo, por la trascedencia que posee. Coincido con Ramón que es un tema candente porque esas motos no cayeron del cielo, entraron a Cuba por la Aduana y las trajo uno o unos de los cientos de miles de gente que van a hacer sus compras para revender luego en candongas, mercados, tiendas o individualmente. Fíjense Uds. ahi esta la primera contradicción.¿Cuántas decenas o cientos de miles de “negociantes” viajaron fuera del país para procurarse mercancías para revender?¿Se imaginan la cantidad de cientos de millones de dólares gastados en pasajes (casi siempre con cías aéreas que no son cubanas), alojamiento y comida? Ni en Ecuador, ni Guyana, ni Rusia, ni México, Panamá se compra en cuc, que valen hasta El Castillo de Jagua, después de ahí hay que sacar euros, dolUSA u otra moneda dura para comprar. Más que la importación de vehículos, motos, tractores, etc, Esa mecánica está desangrando el acceso del Estado a una parte de la moneda dura que entra al país. El que viaja con dól o bien los cambia en la calle (ya se estan comprando 1dol x 1cuc) o se los giran desde el exterior a los lugares donde compran pues ya hay toda una red organizada para eso. No estoy porque limiten o prohíban viajar fuera del pais a los ciudadanos con permisos y posibilidades, incluso a los negociantes, pero esos mecanismos las autoridades tienen que revisarlos y flexibilizar la importación de vehículos automotores y otros artículos prohíbidos hasta el momento, siempre y cuando derechos de aduana proporcionales y adecuados se paguen EN LA MISMA MONEDA EN QUE SE EFECTÚAN LAS COMPRAS Y NO EN CUC NI EN CUP, sea equipaje acompañado o no. En Cuba todo se conoce e Inmigracion posee datos de los motivos por los que se viaja y la aduana al tanto de las mercancias que son para uso personal o comercial.

    Todo ese embrollo de guardafngos, pedales, manubrios, carburadores y reparaciones de Karpaty con motores de no sé qué, berjovinas que no son berjovinas y karpatis con el cuadro de esto y el tubo de escape de no sé que otra cosa y cilindraje demuestra que esos decretos fueron dictados para complicar hasta la incomprensión el asunto. Los cubanos somos así, nos gustan los eufemismos, las complicaciones y nuestras soluciones son tan perfectas que se vuelven lo contrario. Con respecto al caso específico de esas motorinas, coincido con Ramón y Rosa M., hay una contradicción evidente en ese asunto, que a mi entender debe resolverse de forma legal y por consenso sin violar los derechos de nadie, poniendo una chapita y exigiendo responsabilidad a los que provocaron esta situación desagradable.

    • Amigo cada cual es dueño de su dinero por tanto lo gasta en lo que quiera ya sean PASAJES, MOTOS, PRODUCTOS IMPORTADOS, si fuera el estado te revendían la moto 3 veces más cara, como mismo pasa con la ropa en las Tiendas en Divisa. Perdoname no es im intención ofender. Saludos

  7. Hace aproximadamente un año leía un artículo sobre los problemas para financiar la reparación del puente Guanaroca , pues la constructora encargada no recibía el presupuesto necesario para los trabajos. La cifra ascendía al millón de pesos en moneda general más menos, y yo que soy muy bruto me puse a sacar números.
    Si en el territorio de Cienfuegos se vendieran 2 000 motos a 1200 cuc (estas motos se pueden comprar por 400 dólares en el mercado chino cuando se piden a la fabrica una gran cantidad) después del manejo y envió se pueden quedar puestas en Cuba en unos 500 dólares cada una,lo que deja una utilidad por moto de unos 800 dólares (se está comprando en dólares y vendiendo en cuc que es más caro).bueno la utilidad es de 1 600 000 cuc que llevados a cup serían 38 400 000 pesos Cubanos.Solo con esta utilidad puedo reparar todos los puentes de la provincia , sin contar la venta de accesorios como cascos,guantes piezas de respuesto , gomas y combustible (que en Cuba no es succidiado y me atrevería a decir que es el más caro del mundo) al menos yo no lo he pagado más caro en ningún otro lugar.
    Puede la periodista que tan buen trabajo nos ha traído entrevistar a las autoridades del territorio para saber por qué esta ley aún mantiene vigencia en un país con tantos problemas en el transporte y podrán algún día los políticos que rigen los destinos del país pensar en el bien común más allá de la educación y la salud las banderas de siempre

  8. Todo indica que este problema ha surgido en Cienfuegos,porque algún casique provincial le molestan las 200 motorinas que circulan por la ciudad,pero ahora viene a la mente aquel caso de las vejobinas hace unos años,cuando se perdían y nadie sabía donde las metían, bueno alguien recordará que a un rastrero le molestaban por el ruido que hacían y lo que le molestaban en las carreteras,este sr donde quiera se encontraba una vejovina a mano la echaba en la rastra y ¿ que pasaba? El no las vendía completas ni en piezas ¡¡¡LAS TIRABA AL MALECON DE LA HABANA PARA QUE NO VOLVIERAN A CIRCULAR!!!,ahora parece que algún cacique de Cienfuegos con motofobia, le ha dado por acabar con las motoriñas de un solo guadañazo

  9. Ello lo establece el Decreto Ley 320. Nosotros no sabemos cómo esa cantidad de motos entraron al país; sí te puedo garantizar que por aquí no fue. Solo importan carga las terminales de La Habana, Matanzas, Holguín y Santiago de Cuba”. ESTAS SON LAS PALABRAS DE LA FUNCIONARIA DE LA ADUANA… QUE PENA QUE LA ADUANA NO TENGA EL CONTROL DE LO QUE ENTRA AL PAIS, EN CUALQUIER MOMENTO DIRAN NO SE POR DONDE ENTRO ESTE CARGAMENTO DE DROGAS O OTRAS MATERIAS PELIGROSAS AL PAIS, ESAS PALABRAS NO CONCUERDAN CON EL ESFUERZO ESTA REALIZANDO EL PAIS CON EL TRAFICO ILEGAL DE OBJETOS PROHIBIDOS. LO QUE DEBEN HACER ES VENDERLAS AQUI A UN PRECIO RAZONABLE AL CUBANO A PIE.

  10. en cubadebate comente y lo hago acá también, referente a la ley 109 artículos 229 y 230, no se si es en toda cuba o aca en SS nada mas, pero los dueños de berjovinas y karpatys, cuando compran las unidades de estos, pican el cuadro, se quedan con la porción de este que tiene la numeración y a partir de ahí hacen un cuadro nuevo y hacen una moto Suzuki de 100 cc completamente, con piezas adquiridas nuevas en SASA…acaso eso no viola los capítulos 229 y 230…pues son hechas o armadas acá con piezas adquiridas… y por ahí las ves andando con su chapa y circulación…¿como se entiende eso???… que decir de los autos ¨cara de palo¨…por ejemplo usted tiene un Chevrolet del 54 y por alguna via se hizo de un Nissan B12, con un trabajo de chapisteria le injerto al Nissan el frente del Chevrolet (careta, defensa, extremos delanteros y luces de los guardafangos) y el carro queda inscrito como Chevrolet…eso no contraviene lo que dice los capitulos 229 y 230??? o tal vez hay alguna modificación de estos o ¨pasada de mano¨ pa estos inventos…
    con las motorinas, ahora es muy tarde en mi opinión para reaccionar…cuando empezaron a circular hace años como dice el articulo, las primeras 4 o 5, haberlas parado y explicado como era la ley, ahora la medida de que no puedan circular sienta muy mal…deberían a las que hay ponerle chapa o darles circulacion, paguen el impuesto terreste y que sus conductores tengan la licencia A1…y decir que ni una mas circulando si es que van a hacer cumplir la Ley…sobre la Aduana…Poncio Pilatus

  11. Ya lei el trabajo, es interesante como la funcionaria de aduana defiende su pedacito, jajaja (“por Cienfuegos no entró ninguna”)…los de la Habana dirán lo mismo? cuantas Aduanas General de la República de Cuba existen? Lo cierto es que están y ya llevan años rodando y resolviendo. Creo que en el trabajo se menciona la cifra de 200 en Cienfuegos. Si es Cienfuegos ciudad si estoy de acuerdo, pero provincia me temo que esa cifra puede ser muchisimo mayor. Imaginense Cuba entera.

  12. ¿en que año se puso el límite de 49 cc? Si ya una moto de 49cc cuatro tiempos desarrolla facilmente 80 o 100 km/h. Incluso hay motorina electricas que se acercan a esas velocidades. Por cierto, es extraño que estas nuevas motos electricas no lleven chapas, pues por ejemplo, en Estados Unidos si la llevan.

  13. La ley que prohíbe la importación de estas motos es de 1979 , saben cómo estaba el transporte en la ciudad de Cienfuegos en esa fecha? Muy bueno comparado al de hoy , con decir que un taxi
    Cobraba aproximadamente cinco pesos moneda nacional hasta Rancho Luna . Cinco centavos el bus y en la ciudad habían nueve rutas en los años 80 con sus confrontas y todo , a los profesionales y trabajadores destacados se les dio motos y algunos carros , en fin todo comparado con la actualidad era mucho mejor , tan es así que emigrar no era la mejor opción para el Cubano.
    Hoy estas motos de la discordia serían una solución y no un problema , pero estamos anclados en los años 80 , si no antes . La pregunta es existe un poder judicial independiente que pueda servir de arbitro , no … entonces la soga reventara por lo más débil , ese que con tanto sacrificio y esfuerzo se compro una moto y qué tal vez gracias a elle llega temprano a su trabajo será objeto una vez más de la inmovilidad del gobierno para cambiar a tiempo lo que deba ser cambiado.

  14. No entiendo como una ley tan impopular pudo ser aprobada por representantes del pueblo en la Asamblea Nacional. Habra sido por mayoria absoluta?

    • La ley que prohibía la entrada al país de cualquier vehículo de combustión interna (decreto ley 40) data del año 1979, luego, en el 2013 surge el Decreto Ley 320. del Consejo de Ministros, el cual deregó al anterior pero mantuvo la prohibición de la importación de vehículos de combustión interna.
      El dictamen no. 10-2014 de la Aduana General de la Republica, enviado con el asunto: “Alcance del artículo 16.1 del Decreto no. 320 de 2013”, ofrecía la siguiente explicación:
      – El motor, la carrocería y el cuadro se identifican por la numeración que aparece en los mismos, pudiendo ser sustituidos el resto de las partes y piezas del motor y la carrocería o cuadro, sin que esto implique que se ha cambiado esta pieza, no así, cuando se sustituye la pieza en que aperece la numeración, pues su cambio, implica un cambio resgistral que implica no la sustitución de la pieza, sino del motor, la carrocería o el cuadro en su totalidad, toda vez que estas partes y piezas se identifican por la numeración y no por el resto de los elementos que la componen.
      – Teniendo en cuenta lo anterior, si se autoriza la importación de la parte o pieza del motor, carrocería o cuadro donde debe aparecer o aparece la numeración, de hecho se estaría permitiendo la importación de un nuevo motor, cuadro o carrocería, al ser este elemento el que identifica el artículo en su totalidad y por lo tanto la persona iría al Resgistro de Vehículos a sustituir no la pieza donde aparece el número identificativo, sino el motor, la carrocería o el cuadro.
      Ese, al menos para la Aduana General de la República, es el fundamento de la prohibición.

  15. Hace unos dias lei que en la habana hay problemas con piezas de motos en una empresa que existe para eso asi que por ahi debe venir el problema de estas medidas por lo que pienso que los legales sera cuestion de tiempo resolver su situacion

  16. Esto demuestra que no exite un reglamento sobre un organismo con otro pues tiene la razon Ramon si entro legal ahora es otro problema a lo mejor entro legal y algunos tuvieron la suerte de corromper al que tenia que ver en ese momento con los papeles y se resolvio el problema y el legal se jodio pero creo que eso se resuelva pues no son vehiculos armados por piezas

    • Según la información que nos proporcionó la asesora juridica de la Aduana que está citada en el trabajo, nuestras leyes prohiben la importación de cualquier motor de combustión interna, sin importar el cubicaje. Así que cualquiera sea la forma en que entraron, o bien violentaron esta ley o bien burlaron el control de la Aduana, en ambas opciones la Aduana lleva su cuota de responsabilidad. En la propia Aduana nos informaron que algunas personas poseen documentación que avala su entrada legal al país, según ellos presumiblemente falsa. ¿Cómo la obtuvieron?

      • Primero que todo mi saludo, y felicitación por el reportaje sobre las motorinas muy valiente y detallado, pero pienso que debe tener un seguimiento, sobre cómo se van a pronunciar las autoridades que les corresponde analizar el caso. El reportaje solo refiere, la opinión de la Aduana y del Oficial de Transito, el reportaje expresa que los propietarios tienen el papel de la Aduana por donde entraron estos vehículos con los Carter debidamente numerados y color del mismo por lo que entraron armadas y debidamente autorizadas, según expresa Mariela asesora jurídica de la Aduana, no se pueden importar piezas registrales, lo cual constituye un delito y violación del Decreto Ley 320, creo que en vez de justificar que no entraron por Cienfuegos, debe denunciar ante sus superiores de la Aduana Nacional, la violación de los funcionarios, que emitieron esos documentos.
        Doy toda la razón a los dueños de esos motociclos, de que no fueron apercibidos por parte de las autoridades de Transito que toleraron por meses la circulación y proliferación de estos vehículos que oscilan entre 100 y 200, alguien que no se expresa en el reportaje dijo que esos propietarios fueron estafados, ahora es fácil decirlo, pero como queda la prevención del delito si no se encausan a los estafadores, como debió ser en su momento y hubiera dado la posibilidad a los que adquirieron esos equipos de reclamar una indemnización mediante un proceso Judicial.
        Sugiero se pida la opinión de La Fiscalía Provincial pues ese reportaje expresa claramente que se han cometido delitos muy graves que afectan a más de 100 ciudadanos y se dé una oportunidad excepcional de legalizar estos vehículos a los afectados.

  17. Comparto con mucho la opinión anterior publicada (Ramon C), de una manera bastante poco sensible al problema se emite la opinión de la funcionaria de aduanas que por demás representa la institución que de alguna manera falló en su rol al permitir la importación de esas motorinas, pues esas motorinas no las tiraron en paracaidas en el territorio nacional! e indirectamente es la “cara” de la aduana ante la prensa que la está entrevistando.
    Pero sin entrar a tirarse la papa caliente de la responsabilidad de lo ya sucedido, lo más triste de todo esto es que no es un secreto para nadie la terrible situación del transporte que tenemos en el pais, qué lógica y sentido tiene prohibir la importacion de motos???? donde las venden para comprarlas legalmente???? cómo entraron al pais aquellas MZ o ETZ de la antigua alemania democrática???? no estamos hablando de importar mercedes benz descapotables, ni yates con motores fuera de borda!!!!!!!!!!! son motos para el movimiento de personas dentro de la ciudad (pues para más no dan con esos cc) de una manera bien económica por tener un bajísimo consumo de combustible. Paises como Vietnam y otros aledanos han solucionado económicamente el tema del transporte individual inundando las ciudades de motos!
    Creo personalmente que hay una falta de sensibilidad enorme en todo este dilema y la burocracia está haciendo oidos sordos a un problema que afecta a personas de bien. Gracias.

    • Usted ha dado en el mismo clavo como se dice…..en vez de hacer leña, del árbol caído, porque no inhundan las tiendas de comercio minoristas en motos mexicanas Italicas…..y que se la vendan al pueblo para que terminen de pasar tanto trabajo, a la hora de trasladarse, a veces pienso que a nuestros dirigentes son poco sensibles en casos tan importantes como es el transporte.

  18. Candente tema esta. Primero que todo no pongo en dudas que haya más de un estafado en esta historia de incongruencias y ambivalencias entre Aduana y Registro de Vehículos. Determinar una falsificación es lo más fácil del mundo (para las autoridades especializadas, quiero decir), y de más está aceptar como recontraclaro que en tal caso aquel que compró gato por liebre, pecó, en el sentido estricto de la palabra. Pero…., siempre hay peros. ¿Qué explicarle a aquellos que importaron la moto a Cuba en un vuelo charter, íntegra en forma de moto, no en sus partes, respaldadas por papeles que certifican que su cubicaje es de 49 centímetros cúbicos, uno por debajo del límite que establece el Registro de Vehículos para autorizar la circulación con chapa de un vehículo motor; que entraron por la Aduana de este país, que dio su visto bueno para ello? A saber estamos ante dos disyuntivas: o se soluciona lo que a todas luces es un absurdo jurídico (la Aduana autoriza la importación y el Registro de Vehículos impide la circulación de un medio que por Ley NO necesita de chapa para circular, tal cual resulta el caso de las eléctricas); o si se establece mediante medición en laboratorio que el cubicaje es superior a los 49 CC que certificó el fabricante, autorizar su registro y ponerles chapa, como sugiere el reportaje, pues quienes SÍ no deben culpas son quienes al amparo de la Ley, incluso de forma personal, no por trasmano ni vía terceros o cuartos, importaron legalmente a este país un medio por el que erogaron una suma importante y pagaron sus cuotas en frontera. Me parece exageradamente abroquelada y plantada en sus trece la postura de las autoridades del Registro de Vehículos, dispar y fuera de tono para con la coyuntura actual de país, que dialogando las personas se entienden. Digo yo.
    Gracias al periódico por la investigación y por la posibilidad de opinar y comentar sobre el tema.

    • Para que los cubanos aspiremos a ponernos a la par de casi todo el mundo, lo primero que debiéramos cambiar es nuestra mentalidad anclada en la prehistoria.

      Uno de los medidores de la felicidad de un pais es el índice de satisfacción personal del ciudadano y que el estado aplique vías alternativas de progreso y políticas sostenibles que garanticen el bienestar de sus ciudadanos. El desarrollo humano se ha hecho atendiendo a la calidad de vida relacionados con la posibilidad de consumo, tenencia de bienes y productividad economica para el desarrollo del PIB.

      Todo esto para decir que el origen del problema de las motos radica en lo absurdo de una ley que prohibe la importacion no solo de motos, sino de vehiculos de combustion. Cuando tomaron la decision (incluia la eliminacion de un brochazo de las cartas que habian entregado ya para la adquisicion de vehiculos a cubanos trabajando en el exterior) , recuerdo que aparecio la explicacion del cro. Diaz Canel en el periodico Escambray (unica referencia publica que yo conozca reflejada en un medio) de las causas fundamentales de tal decision. Dijo Diaz Canel que habia que proteqer la produccion nacional (ventas de autos con precios ridiculos que son un bonche), que los automoviles no resolverian el problema de transporte en Cuba y que la infraestructura del pais no estaba en condiciones de soportar el crecimiento del parque de vehiculos.

      Esto seria un tema magnifico para que un periodista escribiera un articulo sobre este asunto y lo relacionara con la prohibicion a su vez de recibir insumos, vehiculos de transportacion y maquinaria agricola por parte de particulares y se diera a la tarea de e tomar en cuenta criterios de gente de pueblo, que incluya a campesinos y pueblo en general para ver que piensan de ese asunto y por qué el Estado cubano -de la que el pueblo forma parte- que no tiene los recursos que se necesitan, aligera las restricciones de importacion actuales apoyandose en los residentes en el extranjero con familiares en toda Cuba, para aparte de las remesas millonarias, apoyar a sus conciudadanos en este asunto y al tiempo que harian recaudaciones millonarias de aduanas e incluso hasta de transportacion maritimaque propusiera se hicieran en dolusa resuelven una parte del transporte en el campo con tantas deficiencias que existen, para el traslado de productos del agro a las ciudades, la elevacion de la productividad y humanizacion del trabajo y la elevacion de la satisfaccion personal y felicidad de parte de nuestros ciudadanos. Todo no pueden ser prohibiciones, son demasiados los no. Al mismo tiempo revertir las ganancias que generen esas importaciones en el mejoramiento de la infraestructura vial general del pais.
      Asi pues qué van a hacer en Cienfuegos? Confiscar motos? Eso seria el colmo de los colmos.

    • Muchas gracias Ramón, por su comentario. Solo quería decirle que estas “motorinas de la discordia” no son de 49cc, de ser así no tendría ningún probolema su circulación. No quisiera ser absoluta, pues obviamente para nuestra investigación no entrevistamos a cada uno de los propietarios, pero las motos que refiere el reportaje tienen un cubicaje mayor a los 49cc (las más comunes son las de 150cc) así nos lo hicieron saber sus propietarios y también existe constancia de ello en algunos documentos que pudimos revisar, como sus propios manuales o su factura de compra en otro país. Las motos de 49cc que circulan en nuestro país provienen de la renta, que una vez pasado su tiempo de explotación las comercializan en la red de tiendas a precios bastante altos.

      • Hola
        Yo soy de Santa Clara y hasta el momento en que leí este artículo era la única ciudad donde desde ya hace bastante no se permitía la circulación de las “motorinas”. Nunca dieron ninguna información con antelación y mucho menos se publicó al menos que yo conozca nada en el periódico Vanguardia.
        Yo tengo una motorina de 49cc y según la dirección de transito no puedo circularla porque es ilegal. Por ley no lleva chapa. Pero aun así no puedo circularla. Es evidente que no se fabricó en Cuba.
        Me han aconsejado que compre una Riga y que después la remotorize. La verdad no creo que el cuadro de una riga este calculado para el motor y la dinámica de otra cosa que no sea una riga pero legalmente quedaría todo bien. En otras la palabras los papeles ok la seguridad de la persona que la monte no tan ok. Y de ejemplos como eso estamos llenos, ya lo decían anteriormente aquí: almendrones con motores de nissan y motorcitos de transporte publico con iniciativas jamas vistas. Y circulan.
        Nada que el desencanto y los NO SE PUEDEN le aguan la existencia a cualquiera.
        Nos vemos en la cola de la Guagua !!!!

Dejar respuesta