La protectora Popi

0
283
Yurisnay Febles Abreus, vela por la seguridad y la salud en la Termoleléctrica de Cienfuegos. /Fotos: Karla Colarte
Yurisnay Febles Abreus, vela por la seguridad y la salud en la Termoleléctrica de Cienfuegos. /Fotos: Karla Colarte

Si Usted llega a la Termoel√©ctrica de Cienfuegos como visitante o como trabajador novel y necesita acceder a las ‚Äúunidades‚ÄĚ, deber√°, sin dudas, y autorizaci√≥n mediante, comunicarse con Yurisnay, para recibir una instrucci√≥n sobre seguridad industrial y dotarse de casco, botas especiales y otros medios, porque all√≠ le conceden toda prioridad a la protecci√≥n. Pero por ese nombre seguro no la encontrar√°, ahora, si pregunta por Popi, de inmediato le indicar√°n el camino.

Tras un overoll azul, casco, botas, y un aparente car√°cter fuerte, se esconde una joven sensible, que gusta de bailar, ver series, pasar el tiempo en casa con la familia, los amigos. T√©cnico medio en Mec√°nica de la Industria del Petr√≥leo, se prepar√≥ en el Instituto Polit√©cnico 5 de Septiembre para trabajar en la Refiner√≠a de Cienfuegos, de la √©poca cuando se so√Īaba con la ampliaci√≥n de esa industria. Sin embargo, no se frustr√≥, sigui√≥ adelante, a pesar de que al terminar la carrera no encontr√≥ ubicaci√≥n all√≠ donde esperaba.

‚ÄúEn el a√Īo 2013, reci√©n graduada, fui ubicada en la Termoel√©ctrica, en el taller de Mec√°nica, y pasado un a√Īo y medio me vincul√© al √°rea de Seguridad y Salud del Trabajo. Ya son 5 a√Īos de trabajo en este centro en el que he logrado encontrar mi lugar como trabajadora, he aprendido mucho y del que espero m√°s en el futuro.

‚ÄúYo tengo una bronca diaria aqu√≠‚ÄĚ, dice y sonr√≠e porque para ella la seguridad de quienes all√≠ trabajan es ya cotidiano: ‚ÄúYo entro a trabajar a las 6 y 15 de la ma√Īana, pero no tengo hora de salida. Vengo todos los s√°bados y, si es preciso,¬† el domingo. A este trabajo hay que tenerle amor, se trata de la vida de seres humanos, indicador que prestigia a esta empresa‚ÄĚ.

Y es que la Termoeléctrica resulta una industria que observa la seguridad de quienes allí trabajan, ya sea en la explotación y generación de energía eléctrica; como en las labores de mantenimiento, reconstrucción o modernización, períodos en los que concurren varias brigadas a la vez, la mayoría hombres rudos, soldadores, mecánicos, ingenieros, acostumbrados todos a la lidia con los fierros, y no a que una mujer les exija por los medios de protección.

‚ÄúLa protecci√≥n contra incendios es tambi√©n otra de las tareas de este cargo, tema importante por las grandes cantidades de combustible que se manejan en la planta. Ahora est√° en plena modernizaci√≥n una de las unidades , y se renuevan los sistemas autom√°ticos de detecci√≥n de incendios, dotados de alarmas sonoras,¬† lum√≠nica. En caso de que se encienda el indicador en la sala de control, de inmediato se activan las brigadas y el dispositivo; pero siempre van primero nuestros trabajadores. Ellos est√°n instruidos y capacitados para actuar, conformados en brigadas‚ÄĚ.

Y no por capricho insisto en llamar a Popi, la protectora. Esa muchacha que desanda las unidades y talleres, observando por el uso de cascos, botas especiales, espejuelos, guantes… avisando a obreros y técnicos que llegan por primera vez, que trabajarán en espacios confinados, estrechos, profundos, con poca iluminación, que de cuánto se cuiden dependerá el éxito de trabajar con calidad y vida.

Dejar respuesta