La mueca bien vale la pena: el tamarindo

2
1030
Frutos del tamarindo en su árbol

Cuando pienso en el tamarindo no puedo evitar la sensación de entumecimiento que produce el ácido de este fruto en las mandíbulas. Recuerdo las tortas fabricadas con la pulpa molida y el azúcar, que popularmente eran conocidas por “muequitas”.
Sin embargo, todo pasa luego de la primera impresión gustativa, y nadie discute que el jugo de tamarindo bien frío es una verdadera delicia. Pero, más allá del refrescante líquido cuando la canícula aprieta, esta planta de la familia de las Leguminosas tiene importantes valores curativos.
Es un árbol originario de África tropical, en particular de Sudán, donde sigue creciendo salvaje; pero también es nativo prácticamente en todos los países desde Cabo Verde hasta Yemen y Omán. Se extendió a Asia meridional, probablemente por la mano del hombre, y se cultiva allí desde hace unos miles de años.

Actualmente está ampliamente distribuido por todas las zonas tropicales, desde África hasta Asia, Australia y el resto de Oceanía.
Se introdujo en Mesoamérica y Sudamérica por medio de los conquistadores españoles y portugueses en el siglo XVI. Hoy en día, México y Centroamérica son de los mayores productores y consumidores del fruto.

De sus usos se habla

El tamarindo es un fruto nutritivo que nos aporta hidratos de carbono, contiene proteína vegetal compuesta por aminoácidos como el triptófano, la metionita o la lisina, además nos aporta gran cantidad de fibra soluble (principalmente pectina), tiene reducido contenido en lípidos, vitaminas A, B3 y C, minerales como el magnesio, calcio, potasio, fósforo, hierro y azufre, polifenoles y posee ácidos orgánicos como el málico, tartárico y ascórbico.

 

La pulpa en rico refresco o jugo

La pulpa de la fruta se utiliza como condimento tanto en Asia como en Latinoamérica; de hecho, el tamarindo se encuentra disponible en tiendas hindúes, chinas y mexicanas por todo el mundo. La masa de un fruto joven es muy ácida, y por lo tanto recomendable para muchos platos, mientras que los frutos maduros son más dulces y pueden ser utilizados en postres, bebidas o como aperitivo.
En México y Centroamérica se hacen concentrados de su pulpa para la fabricación de refrescos y bebidas, y en lo particular México y su cultura de salsas picantes, en la elaboración de salsas tamarindo o también se vende como un dulce, mezclando su pulpa con azúcar o sal y chile en algunos países de Centroamérica.
Es utilizado como ingrediente en gran variedad de botanas en el Sudeste de Asia y en gran cantidad de salsas, como la inglesa o la agridulce. Es parte de la dieta básica en el sur de la India, en donde se prepara Sambhar (sopa de verduras con especias) arroz Pulihora, y otros platos. También muchos animales como los monos gustan de los frutos maduros del tamarindo.
Desde la década del 2000 se ha encontrado en los extractos de sus hojas un principio activo que estimula el crecimiento del folículo piloso, por lo que se utiliza en lociones antialopecia regeneradoras y para el crecimiento del pelo.
Debido a su densidad y durabilidad, la madera del tamarindo puede ser utilizada para fabricar muebles. Los árboles de esta especia son muy comunes en el sur de la India, particularmente en Andhra Pradesh. Se utilizan para dar sombra en las carreteras y autopistas del país.
Propiedades medicamentosas
Una de las características del tamarindo es su propiedad auxiliar como excelente agente digestivo. Las enzimas que contiene reavivan la función peristáltica del intestino en toda su longitud, incluyendo el colon. No es necesario introducir ningún instrumento a través de esa parte del intestino, de hecho, salvo indicaciones médicas.
La pulpa, hojas y la corteza tienen aplicaciones medicinales. Por ejemplo, en Filipinas, las hojas son tradicionalmente usadas en té para reducir la fiebre causada por malaria. Debido a sus propiedades medicinales es utilizado como medicamento ayurvédico para algunos problemas de digestión o estomacales. También es un laxante eficaz, por lo cual puede ayudar en casos de estreñimiento pertinaz, y un somnífero natural, aunque muy suave.
Algunos estudios sugieren que las dietas ricas en tamarindo favorecen la regulación del colesterol en sangre, así como de los niveles de presión arterial. En tanto, la pulpa, las hojas y flores han probado ser muy efectivas para combatir inflamaciones y dolores de las articulaciones. El alivio en estos casos es instantáneo.

La cáscara, hojas y frutos tienen propiedades medicinales

El jugo del fruto, por su parte, constituye un buen remedio para curar la conjuntivitis. Además, con las semillas del fruto se preparan gotas que alivian la resequedad de los ojos.
Otros afirman que sus hojas se emplean para tratar quemaduras. El remedio más usado consiste en poner estas partes de la planta en un recipiente con tapa y luego en el fogón. Cuando se queman lo suficiente, se reducen a un polvo que se cierne. Mezclado con aceite vegetal, se aplica en las áreas dañadas. También es útil para curar heridas y para mejorar la salud de la piel.
De los consejos de abuelos es aquello de que la pulpa de tamarindo es excelente remedio para bajar la fiebre. Se debe consumir 15 g para reducir la temperatura del cuerpo. Otro remedio consiste en hervir la pulpa en ½ litro de leche con azúcar, algunos dátiles, cardamomo, clavo de olor y alcanfor. La infusión resultante es eficaz para combatir estados febriles y el virus causante.
En síntesis se dice que el tamarindo:
.-Ayuda a aliviar el dolor de cabeza
-Se usa para combatir la resaca
-Mejora los casos de hígado graso y colesterol alto.
-Posee acción depurativa
-Ayuda a prevenir y mejorar las hemorroides
-Combate la gingivitis (hojas)
-Ayuda a prevenir y mejorar infecciones de las vías urinarias
-Combate el estreñimiento
-Está aconsejado para personas que quieren perder peso y están haciendo dieta para adelgazar
-Tiene efecto laxante (pero suave)
-Nos ayuda a prevenir gripes y resfriados
-Las hojas se usan para eliminar parásitos gastrointestinales
-Puede ayudar a prevenir la arterioesclerosis
-Mejora los problemas digestivos
-Alivia la tos
-Favorece el funcionamiento de la vesícula biliar
-Es muy beneficioso para personas con digestiones lentas
Recetas de la cocina cubana
1-Sopa de tamarindo y pescado
Muy nutritiva y con exótico sabor.
Ingredientes:
– 1 kilogramo (2 libras aprox.) de masas del pescado de su preferencia.
– 300 gramos de pulpa de tamarindo.
– 4 cucharadas de aceite de oliva, preferentemente extravirgen
– Edulcorante al gusto como sabor de fondo (sucralosa o estevia resisten el calor)
-1 ½ cebolla en julianas (tiras)
– 3 o 4 dientes de ajo enteros.
– 3 tallos de cebollino.
– 15 gramos de jengibre rayado
– 2 ajíes pimientos rojos
– Pimienta al gusto
– Pizca de sal
Preparación:
En una cacerola, se coloca el aceite con el edulcorante, incorporamos las cabezas de pescado, las salteamos hasta dorar, luego añadimos las cebollas en julianas, los cebollinos en trozos de 2 centímetros y los dientes de ajo.
Allí mismo se colocan el jengibre rallado, se cubre todo con suficiente agua y se salpimienta.
En lo que esta preparación se calienta, se incorpora el tamarindo en una sola barra sin mover mucho y se deja hervir unos 15 minutos.
Transcurrido este tiempo se retira el tamarindo a una batidora o licuadora con algo del caldo y se licua, se cuela y se le vierte a la sopa, en lo que haya hervido 10 minutos más se cuela toda la preparación.
El caldo que queda se vuelve a llevar al fuego, se rectifican los sabores de jengibre, edulcorante, sal y pimienta se incorporan las masas de pescado dejándolos hervir durante 1 minuto.
2-Salsa de tamarindo:
Un acompañamiento ideal.
Ingredientes
– 1/2 kilo de tamarindo natural.
– 2 cucharadas de aceite de ajonjolí o de oliva, preferentemente extravirgen
– 6 dientes de ajos picados.
Р1 taza de consom̩ de verduras.
– Miel de abeja al gusto
– Pizca de sal
– 1 cucharadita de pimienta
Preparación:
-Hervir un litro de agua.Cuando esté hirviendo el agua retirar del fuego y colocar dentro el tamarindo dejarlo remojando durante 1 hora.
En una sartén, colocar el aceite y sofreír los ajos hasta que cambien de color.
Agregar la pulpa de tamarindo y el consomé de verduras y calentar durante 3 minutos.
Adicionar la miel de abeja, la salsa agridulce, la pimienta y la sal.
Excelente para usar como condimento en purés de verdura, también para aderezar ensaladas, o condimentar platos de carnes, pollo y pescado.
3-Pollo con Salsa de Tamarindo
Es una receta perfecta para una cena formal o una comida con amigos.
Ingredientes:
– 4 filetes de pechuga de pollo
– 50 gramos de pulpa de tamarindo
– 3 o 4 cucharadas de aceite de canola o de ajonjolí
– 3 o 4 dientes de ajo
– Edulcorante al gusto (sucralosa o estevia resisten el calor)
– Agua – 1/2 taza
– Pizca de sal
– Pimienta al gusto
Preparación:
Extender cada pieza de pechuga sazonar con sal y pimienta por ambos lados.
Colocar sobre una sartén previamente engrasada.
Hornear a 200 °C por 40 minutos hasta que las pechugas estén cocidas.
Para la salsa:
Colocar en una cacerola el tamarindo con el ajo y agua.
Cocer por alrededor de 5 minutos hasta que el tamarindo se suavice.
Licuar o batir y colar.
Regresar al fuego, sazonar con sal y añadir edulcorante al gusto
Servir las pechugas y bañar con la salsa.
4-Refresco frío de tamarindo:
Ideal para el caluroso verano.
Ingredientes
– 100 gr. de pulpa de tamarindo.
– Edulcorante o miel de abeja al gusto
– 2 litros de agua.
Preparación:
Licua o bate el tamarindo junto con el agua y el edulcorante o la miel de abeja
Cuela y mezcla en una jarra con el resto del agua y sirve bien fría.
5-Duro frío de tamarindo
Para refrescar y saborear.
Ingredientes
– 400 gramos de pulpa de tamarindo sin la semilla.
– 4 litros de agua.
– Edulcorante o miel de abeja al gusto
Preparación:
La pulpa se deja remojar en el agua, durante 30 minutos.
Luego se va triturando con las manos dentro del agua para que suelte todo su sabor.
Cuando la pulpa esté descolorida, se cuela y se le anexa el edulcorante o la miel de abeja, revolviendo hasta que se diluya.
Se envasa en vasitos plásticos medianos y se lleva al congelador.
Usted coincidirá conmigo en que bien vale la pena hacer de vez en cuando una mueca provocada por una fruta tan beneficiosa como esta.

2 Comentarios

Dejar respuesta