En la actual etapa debemos mantener los mismos cuidados

Desde el 12 de octubre la provincia de Cienfuegos vive la nueva normalidad, etapa pos covid-19, diseñada para: “Restablecer la actividad productiva y de servicios, fortaleciendo la vigilancia epidemiológica, el cumplimiento y control de las medidas higiénico-sanitarias, así como otras disposiciones que aseguren la protección de la salud, con la participación responsable de las personas, a partir de la adopción de un nuevo código y estilo de vida”, al decir del primer ministro, Manuel Marrero Cruz, en alocución desde la Mesa Redonda.

En conferencia de prensa de la Dirección Provincial de Salud, Salvador Tamayo Muñiz, titular del sector en el territorio, sostuvo: “Cambiar a esta etapa significa una oportunidad para continuar el trabajo contra la Covid-19, sin triunfalismo, perfeccionando el papel de la Medicina Familiar y del Sistema Primario de Salud, que refuerzan la prevención y vigilancia epidemiológica. No significa que el peligro pasó, y para que Cienfuegos continúe siendo una plaza libre del SARS-CoV-2, es preciso adoptar las medidas orientadas en torno a la protección, y de esta manera continuar con las actividades económicas y sociales.

La convocatoria va dirigida a los jóvenes, quienes han demostrado con su quehacer y la disciplina mantenida, que es viable pasar a esta fase, y que pueden trabajar en la protección de la vida y la salud del pueblo, con compromiso”, enfatizó.

Sobre las estadísticas de la epidemia en la provincia, se refirió la Dra. Ling Denisse Santeiro, vicedirectora de Salud y directora del Centro Provincial de Higiene Epidemiología y Microbiología: “Ya son más de 200 días de lucha contra la Covid-19 en Cienfuegos, en los que se acumulan más de 4 mil ingresos, 26 confirmados, y más de 13 mil pruebas de PCR realizadas, que significa un 3,34 por ciento de la población encuestada (…).

“Sospechosos y contactos ingresarán en los hogares para aislamiento, y en los casos en los que el médico de la familia considere no reúnen los requisitos para asumir el ingreso domiciliario, entonces serán aislados en algún centro; al tiempo que los positivos, hasta tanto se decida otra estrategia, serán vigilados en el Hospital Militar de Matanzas”, abundó.

La nueva normalidad implica la aplicación de nuevos estilos de vida que favorezcan la salud personal y colectiva. Se exige más autocuidado y responsabilidad. Las medidas básicas se reiteran: usar el nasobuco correctamente, con la nariz dentro de este y bien ajustado; lavarse las manos con frecuencia, incorporar nuevas formas de demostraciones de afecto, mantener la desinfección de espacios y el distanciamiento físico. También funciona autopesquisarse ante síntomas que pueden resultar hasta de un catarro común, y no asistir al trabajo o escuela; propiciar la ventilación de los locales, realizar las celebraciones en ambientes ventilados y con número reducido de personas, practicar ejercicios al aire libre, caminar y usar la bicicleta.

Magalys Chaviano Álvarez

Magalys Chaviano Álvarez

Periodista. Licenciada en Comunicación Social por la Facultad de Ciencias Sociales y Humanísticas de la Universidad de Cienfuegos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir