Juegos Escolares Nacionales: de igual a menos

0
449
El remo se coronó en ambas categorías en esta edición de los Juegos. Foto: Aslam

El viernes pasado concluyeron su calendario de acciones los últimos atletas involucrados en los Juegos Escolares Nacionales. Para entonces ya Cienfuegos conocía de un evidente descenso entre los mayores y aspiraba a una eventual mejoría entre los más nuevos; sin embargo, el parte oficial les ratificó el octavo escaño en los Escolares, mientras los Juveniles caían, de un quinto previo, a un noveno actual. 

Como anfitriona, la provincia concluyó cuarta en el polo acuático, lejos de los augurios triunfalistas; pero más cerca de los pronósticos objetivos dada la compleja realidad que vive la disciplina hoy. Las muchachas, previstas para el cuarto lugar, cayeron en la discusión del quinto escaño con la selección de Holguín, quedando relegadas al sexto puesto. Un poco más de guerra dieron los varones, quienes cedieron solo en la disputa del título frente a los favoritos pinareños y se llevaron al cuello el metal plateado.

En el balance general, la Perla del Sur solo consiguió coronarse en tres deportes los Escolares: el remo, el badminton y el patinaje, a la vez que sufría el retroceso del ajedrez, la lucha, judo, ciclismo, béisbol, el voleibol de playa, de sala y el fútbol; estos últimos ni siquiera consiguieron la clasificación. A pesar de ello, de acuerdo con los especialistas del INDER, existe una mejora cualitativa y por concepto de medallas y puntos, lo cual permite una evaluación más optimista de los resultados.

Con el Juvenil el análisis es diferente, pues solo el remo y el voleibol pudieron subir a lo más alto del podio. Varias modalidades cedieron terreno, entre ellas el boxeo, el judo, atletismo, ajedrez, esgrima, lucha y el once de fútbol, que no clasificó.

Vencida la mayor prueba para la cantera del deporte cubano en el año, sería justo mantener la iniciativa de ediciones previas de recibir y homenajear a los medallistas en sus respectivos barrios y cuadras. Si de ellos depende el futuro del movimiento atlético criollo, es saludable que así lo sientan desde ahora.

Dejar respuesta