Heartbeat, otra de médicos pero con humor y colirio

Acabo de visionar la primera temporada de Heartbeat (NBC, 2016), otra serie de médicos, que en Estados Unidos son tan comunes como las de policías y abogados. Ahora bien, solo que para salga una Nurse Jackie, una The Wire y una The Good Wife, debemos haber deglutido antes decenas de experiencias insulsas, cuyo carácter repetitivo induce a apreciarlas en piloto automático.

Hearbeat, sabiéndolo, intenta apartarse algo de la línea, al introducir algunos elementos de comedia al libreto, los cuales en cierta medida lo descondensan y aportan un punto de interés a su seguimiento, que en mi caso —la verdad nos hará libres— no es por eso, sino por ver la belleza de ese refrescador de pantalla que es la actriz Melissa George.

Su personaje está basado en la vida hospitalaria y extrahospitalaria de la doctora Kathy Magliato, un as local de los trasplantes de corazón, cuyas hazañas en el quirófano y su éxito profesional quedaron recogidos en el volumen autobiográfico Heart Matters: A Memoir of a Female Heart Surgeon.

La versión televisiva de la Magliato es la doctora Alex Pantierre, incorporada por la George. Ella vive para su trabajo, llora por un caso raro y (aunque sin la estulticia típica de personajes de Anatomía de Grey y sus constantes devaneos lúbrico-románticos) se debate en el plano amoroso entre dos amores, como José José y buena parte de los culebrones: a la larga cuanto es Heartbeat, un lustroso culebrón médico embadurnado de cotas de hilaridad y un colirio en el protagónico, nada más.

Julio Martínez Molina

Julio Martínez Molina

Licenciado en Periodismo por la Universidad de La Habana. Periodista del diario 5 de Septiembre y crítico audiovisual. Miembro de la UPEC, la UNEAC, la FIPRESCI y la Asociación Cubana de la Crítica Cinematográfica

Un Comentario en “Heartbeat, otra de médicos pero con humor y colirio

  • Delvis Toledo desde 100fuegos
    el 29 diciembre, 2016 a las 1:33 pm
    Permalink

    Desde que consideré una desgracia comenzar a ver Grey`s Anatomy, decidí no apostar más por las teleseries médicas. Quizás sea por lo supérfluo de algunos guiones que se amparan en los términos médicos complejos y algunas enfermedades desconocidas para irradiar al espectador con luces de cientificidad. No sé, tal vez esté equivocado.
    Hasta el momento la única serie televisiva con este tema que verdaderamente me ha cautiado ha sido «Monday Morning»; un producto raro, por así decirlo, donde el conflictillo personal y el desenvolvimiento durante le sesión ambulatoria de cada profesional del hospital, son colocados como si fuese en un juzgado, precisamente los lunes por la mañana (de ahí su nombre). Este enfoque es muy singular desde mi punto de vista, pues hasta el momento los temas concernientes a la medicina (temas obtusos y complejos por demás) han sido abordados de esa misma manera: en muchos casos con «humor» y «colirio». No obstante, voy a echarle el ojo a esta serie, a ver qué conclusiones personales extraigo.
    Gracias a Martínez Molina por el artículo tan oportuno.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir