Freddy Luis Sánchez, un guajiro diputado que sueña por un mejor entorno

Cuando se conversa con él, trasluce enseguida el sano orgullo de ser guajiro del “Guamuhaya” cienfueguero y también, representante de sus habitantes ante el máximo órgano legislativo del país, la Asamblea Nacional del Poder Popular, por dos legislaturas consecutivas: la VIII y la IX.

Amante de su terruño, de Cienfuegos y de Cuba toda, Freddy Luis Sánchez conoce como la palma de su mano el lomerío y aprecia todo cuanto la obra de la Revolución ha multiplicado allí, donde el verde es más intenso.

Yo represento con mucho orgullo al macizo montañoso de Guamuhaya. Vivo en el corazón de la montaña, en El Naranjo y todos me conocen como ‘el guajiro’.

“La montaña tiene poco más de 30 asentamientos. En mi área de actuación contamos con cinco consultorios del médico de la familia tipología I, con médico y enfermera; tenemos tres ambulancias, dos salones de estomatología, sala de fisioterapia y farmacia, entre otros servicios. Eso no ocurre en otras partes, solo en un país y una Revolución como la nuestra.

Pero no es lo único que hace diferente al Escambray cienfueguero. También contamos con un Joven Club de computación, puntos de venta de la corporación Cimex, un hotel, centros médicos y hasta una clínica internacional.

“Nuestra zona se desarrolla y tenemos el apoyo inmenso de las autoridades del Partido y el Gobierno, pero podemos desarrollarnos más. Nuestro Comandante nos enseñó a soñar, y soñar no es malo, porque así podemos lograr lo que nos proponemos.

Eterno inconforme, Freddy —el guajiro diputado— aspira a que las transformaciones que vive la economía cubana actualmente, también lleguen a las montañas y se multipliquen para el bien de todos sus habitantes.

Y sabe que pueden lograrse muchas, muchas otras realizaciones. “Tenemos una fortaleza político-ideológica muy grande; los guajiros son revolucionarios, emprendedores y apegados a los principios de la Revolución”.

Artículos relacionados

Tay Beatriz Toscano Jerez

Periodista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir