Federico Fernández-Cavada Howard, un precursor | 5 de Septiembre.

Federico Fernández-Cavada Howard, un precursor

Retrato de Federico Fernández-Cavada Howard con uniforme militar y grados de Teniente Coronel del Ejército de la Unión, Estados Unidos.

Retrato de Federico Fernández-Cavada Howard con uniforme militar y grados de Teniente Coronel del Ejército de la Unión, Estados Unidos.

Federico Fernández-Cavada Howard nació en Cienfuegos el 8 de julio de 1831. Su padre fue un estudiante revolucionario de Santander, España, y su madre nació en el seno de una familia fundadora de la villa Fernandina de Jagua.

Hombre de fina sensibilidad y cultura, Federico escribió poesía patriótica y fue pintor de excelentes lienzos; estudió ingeniería y topografía en una universidad norteamericana, y cuando comenzó la Guerra de Secesión de Estados Unidos, en 1861, se unió, con su hermano Adolfo, a las tropas antiesclavistas de Abraham Lincoln.

La historia de esa nación le reconoce como el creador de un aerostato utilizado para observar los movimientos del enemigo, pero también como autor de heroicidades, obviando discriminaciones por no ser (ni querer serlo) ciudadano estadounidense. Peleó junto a los principales generales norteños, en los combates más importantes, y ascendió hasta Teniente Coronel del Ejército de la Unión, en cuyas filas ganó más de una condecoración. Sobresalió por su arrojo y valentía en la batalla de Antietam, que consolidó la victoria norteña. Su nombre está inscripto entre los Héroes de la Unión. De ese joven antiesclavista e internacionalista, tenemos que aprender tales nociones.

Terminada la guerra con el triunfo de los abolicionistas, pero enseguida marcada esa victoria por el odio de los sureños que ocasionaron el asesinato del Presidente Lincoln, desencantado de la moral y costumbres de aquel país, regresó a Cuba en 1867 en compañía de su hermano.

Entre ambos prepararon la guerrilla mambisa mejor entrenada y dotada que se alzó en Las Villas en febrero de 1869, y permaneció en la zona centro sur de la isla, donde realizaron el primer intento de invasión a Occidente; llevaron a cabo exitosamente la primera toma de Cienfuegos, en diciembre de aquel propio año, así como la de Trinidad.

Fue Federico pionero en la aplicación de la política de la tea incendiaria en las propiedades que enriquecían las arcas de los colonialistas, (anterior a lo dispuesto por Céspedes), por lo que fue apodado “General Candela”. Creó además el primer periódico mambí: La Estrella de Jagua, que se escribía y distribuía entre combates; popularizó la cartilla para alfabetizar, a sus soldados y a la población rural; creó el primer cuerpo de Inteligencia del Ejército Libertador, que descubrió hasta planes contra el presidente Céspedes, y fue el primer cienfueguero en alcanzar los grados de Mayor General del Ejército Libertador.

Cumpliendo instrucciones del Presidente de la República de Cuba en Armas, a finales de junio de 1871 se aprestaba a salir por el norte de Camagüey en una misión para tratar de obtener armas en Estados Unidos, por vías no oficiales, mediante la ayuda de los Generales que habían sido sus compañeros en la Guerra de Secesión, ya que el Presidente estadounidense no era partidario de ayudar al mambisado, aunque sí suministraba armas y patrulleras al gobierno de España en la Isla.

A la salida de Nuevitas, cañoneras españolas lo capturaron el 30 de junio, y condenado a muerte de manera sumaria por un tribunal español, fue fusilado al siguiente amanecer, un día como hoy, cuando le faltaban apenas siete días para cumplir sus 40 años de edad.

Pese a ser uno de los patriotas más limpios, inteligentes y eficaces de los primeros años de la Guerra de los Diez Años, Federico Fernández-Cavada Howard, cuya familia residió en la calle de San Fernando ─donde hoy está ubicado el restaurante La Verja─, no es lo suficientemente conocido y admirado, lo que resulta una deuda de conocimientos históricos que debemos saldar.

Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share