Fabio, un ‘todoterreno’ de la radio en Cienfuegos

4
1245

Crear productos comunicativos, no importa el medio, demanda pasi√≥n y sacrificio, fe irrestricta, compromiso, vocaci√≥n, talento y consagraci√≥n. Eso, si cuanto persigue el emisor es confiar al p√ļblico una obra signada por la calidad, la coherencia y la pertinencia. Lo dem√°s es marcar el d√≠a, para coger cuatro pesos que no pagan ni media jornada delante de una computadora.

Constituye Cienfuegos una cuna de extraordinarios periodistas que tuvieron muy en cuenta lo anterior y cuyo arco se distiende desde Miguel √Āngel de la Torre hasta Carlos Rafael Rodr√≠guez, Andr√©s Garc√≠a Su√°rez y Fabio Bosch.

El √ļltimo, miembro em√©rito de la Uni√≥n de Periodistas de Cuba y de la Asociaci√≥n de Cine, Radio y Televisi√≥n del Comit√© Provincial de la Uni√≥n de Escritores y Artistas, recibi√≥ hace escasos d√≠as el Premio Nacional de Radio. Consigo, ya son dos radialistas de nuestra emisora provincial en poseerlo: antes lo obtuvo Doris Era.

Si los jurados, las decisiones y los deseos de aupar no fuesen tan habanocentristas o no dependiesen ‒como lo hacen en ocasiones‒ de enamoramientos, coyunturas, simpatías o mera inercia, debían existir otros coterráneos ganadores del lauro, pues la historia de la radio en Cienfuegos resulta sumamente rica y está llena de notables profesionales.

Pero, vayamos a Fabio, porque esta columna es dedicada al tambi√©n acreedor de la Distinci√≥n por la Cultura Nacional y Premio Jagua. Su historia √©l mismo la ha contado en varias oportunidades. De casta le viene al galgo; y de su padre, locutor/operador de la estaci√≥n de Cruces y primero de la dinast√≠a de igual nombre, el ni√Īo recibi√≥ inoculado por v√≠a directa el mejor de los ‚Äúvirus‚ÄĚ: el del amor al trabajo, espec√≠ficamente hacia la labor diaria en el universo de las cabinas y micr√≥fonos.

De entonces a hoy, una vida en el medio, Fabito ha hecho literalmente de todo. Este es un hombre todoterreno de la radio, quien enaltece al giro mediante su talento, incesante laboriosidad y capacidad para desdoblarse en innumerables facetas. Bosch 2 es periodista, guionista, conductor, moderador, productor‚Ķ Art√≠fice de creaciones inolvidables en la historia de Radio Ciudad del Mar desde su arribo en 1969, ha escrito y dirigido novelas, aventuras, seriados y cuentos; as√≠ como una hilera ‚Äíaqu√≠ sin parang√≥n‚Äí de espacios de diversa √≠ndole, desde el setentero M√ļsica y juventud hasta ese emblema de la planta que es su El tri√°ngulo de la confianza, con guion, direcci√≥n y conducci√≥n suya, al cual dedicamos una columna par de a√Īos atr√°s.

En estos momentos, pasado te√≥ricamente a retiro, √©l contin√ļa a cargo del programa, en calidad de colaborador.

Radio Ciudad del Mar se honra, pues, de tener en ese bando ahora a quien fue su mástil más sólido a través de largas décadas de travesía por el éter.

La p√°gina cultural de 5 de Septiembre y el trimestrario Conceptos tambi√©n cuentan con la fortaleza de contarlo entre sus firmantes eventuales; aunque no con toda la sistematicidad que dese√°ramos, pues m√ļltiples son sus compromisos y tareas.

El además pedagogo y colaborador internacionalista siempre ha sido un defensor de los preceptos cívicos, morales e ideológicos que refrendan la grandeza de la Revolución Cubana.

Su intervenci√≥n result√≥ inestimable desde la misma gestaci√≥n del programa Aqu√≠ el pueblo, importante v√≠nculo de la direcci√≥n del Partido con los cienfuegueros. Un espacio en vivo de dos horas de duraci√≥n y calificado de alta complejidad, como es tambi√©n ese mismo El tri√°ngulo de la confianza que cada ma√Īana lo enfrenta (tras previa preparaci√≥n e investigaci√≥n) a dis√≠miles rostros de la cotidianidad social del territorio. O, igual, su La hora de Luis.

En este √ļltimo, Fabito da riendas sueltas a una de sus pasiones: la m√ļsica campesina, la cual contribuy√≥ a reverdecer en dicho par√©ntesis sabatino. √Čl fue, no ha de olvidarse, uno de los grandes vindicadores de una figura nuestra esencial en esta franja como Luis G√≥mez.

Las cabinas, la cultura, el periodismo y la gente de Cienfuegos le deben y agradecen mucho a Bosch, quien al calor de los 95 a√Īos de la radio cubana obtuvo en pergaminos un agasajo cimero que, en realidad, ya lo hab√≠a merecido hace mucho tiempo a trav√©s del respeto y la admiraci√≥n de todos sus compa√Īeros.

4 Comentarios

  1. Soy Cienfueguero, vivo fuera de Cuba desde hace mas de 17 a√Īos pero recuerdo mucho a Fabio por su exelente labor de comunicador social, periodista, locutor, en fin una vida dedicada a la radio, felicidades a Fabio por el premio alcanzado, creo que mas que merecido. Tienen Ustedes los jovenes del colectivo de RCM la oportunidad de recoger toda esa experiencia y no dejarla perder, aplicarla en el periodismo diario, real, critico, audaz, que tanto necesita nuestra ciudad.
    Gracias por el reportaje

    • Estimado lector: no olvida a Fabio porque no se hace con los buenos periodistas. De joven yo le√≠a a Francisco Umbral y tampoco nunca le olvid√©. Gracias por su comentario. Saludos del autor.

  2. Desgraciadamente mis posibilidades de conexi√≥n dependen de cuando puedo y no de cuando quiero por lo que hace varios d√≠as deb√≠a este comentario. Tuve la suerte hace alg√ļn tiempo de estar en uno de los v√©rtices de ese Tri√°ngulo que todo cienfueguero conoce perfectamente; en √©l (un poco nervioso por cierto) pude apreciar la maestr√≠a, la profesionalidad y sobre todo lo f√°cil (por lo menos a mi me pareci√≥ as√≠) que se desenvuelve ese “todoterreno de la Radio” como bien usted lo califica. Para √©l mi m√°s sincera felicitaci√≥n y el reconocimiento para usted por dedicarle un columna a este multifac√©tico periodista.

Dejar respuesta