Ensalada fría cubana, ¡a mí manera! (+Videos)

El pasado domingo fue el cumpleaños de mi nieta mayor, Liz Mariam. Y como suele ocurrir en cualquier celebración en Cuba —bodas, quince, graduaciones, fiestas familiares—, además del cake o pastel, bocaditos, croquetas, refrescos y otras golosinas, no faltó la Ensalada fría cubana, esa que suele hacerse de jamón o pollo, en dependencia de lo que tengamos en casa.

Como siempre me tocó a mí su elaboración. Aquí les muestro una forma de hacerla, claro está, ¡a mí manera!, pues existen varias recetas a las cuales se les incorporan otros productos.

La Ensalada fría cubana es muy sencilla de hacer, con ingredientes que son muy comunes. La mayonesa que vayamos a utilizar puede ser tanto casera como original en su envase, comprada en algún establecimiento. Cualquiera de las dos formas le viene bien a esta receta, aunque nosotros en particular nos inclinamos por la que hacemos en casa ya que nos quedará con un sabor más intenso, a nuestro gusto. Pero no te preocupes, si no sabes cómo hacerla también les muestro una mejor manera de elaborarla en casa.

En cada hogar le dan su toque personal, y la base es una pasta corta, generalmente coditos, macarrones o similares, aunque hay quien utiliza espaguetis, pero no es lo común. La proteína animal que se le agrega es muy variada: desde atún hasta pollo, jamón o salchichas, dependiendo del presupuesto y del gusto.

En la gastronomía cubana esta receta goza de absoluta popularidad, por la rapidez con que se hace y por la relativa facilidad de sus ingredientes. Pueden abarcar, según la preferencia de quien la prepara, un universo grande de hortalizas y verduras, y hasta frutas, pues también le agregan piña, mango, manzana y aceitunas. Se puede sustituir la pasta por patatas cortadas bien pequeñas, agregándole al agua de cocción una cucharada de vinagre por litro de agua. Esto se hace con la finalidad de que se ablanden, pero que no se desbaraten.

Para la ensalada, es preferible que la pasta quede al dente, no demasiado cocida.

De esta manera conseguimos que esté suelta en la ensalada y también que se conserve mejor si la guardamos en la nevera o nos la llevamos para comer fuera de casa. Para conseguirlo, no hay que quedarse cortos con el agua. Una buena proporción para que la pasta nos quede bien hidratada es cocer unos 100 gramos con un litro de agua y 10 gramos de sal. Es bueno removerla para que quede suelta y se haga de forma regular, aunque no demasiado. El tiempo de cocción dependerá de cada tipo de pasta, por tanto lo mejor es seguir las instrucciones que aparecen siempre en el paquete. Pueden ser ocho o doce minutos, es variable, por eso yo aconsejo probarla uno o dos minutos antes del final para ver como está». Stefano Colombo, alma mater del restaurante veneciano Xemei

Ingredientes:

-1 paquete de macarrones o coditos cortos

-250 gramos de mayonesa

-1 libra de jamón

-1 libra de queso blanco

-1 piña

-1 cebolla

-3 huevos duros

-Vinagre a gusto

-Sal y pimienta a gusto

Modo de preparación de la Ensalada fría cubana:

Lo primero que haremos es poner a cocinar la pasta seleccionada, y la dejamos más bien al dente. Hay quien prefiere cocinarlos la noche antes y dejarla enfriar toda la madrugada. En el caso de esta receta, se pueden enjuagar para refrescar.

Mientras tanto, ponemos a cocer los huevos, y una vez hechos, los cortamos en trocitos muy pequeños. Pelamos la piña o la fruta que se vaya a emplear, y la picamos en daditos de menos de 1 centímetro de lado. Lo mismo haremos con el queso, jamón y la cebolla, y los reservamos para más adelante.

Cuando la pasta esté fresca la vertemos en un bolo de cristal o plástico, nunca metálico (excepto acero inoxidable), adicionamos el jamón y el huevo. Mezclamos bien todo empleando una espátula de madera o plástica.

Luego, introducimos la mayonesa, y revolvemos bien. Agregamos la piña en dulce, esto es una recomendación especial que les proponemos para esta receta y que sin dudas vale la pena probar. Para hacer el dulce, ponemos a cocinar los trocitos de piña con poca agua, pues suelta su propio jugo. Agregamos azúcar al gusto y la dejamos al fuego hasta que estén algo dorados y con una almíbar ligeramente espesa. Es preciso cuidar de que no espese mucho, pues se vuelve caramelo.

Cuando todos los ingredientes estén incorporados y mezclados, ajustamos el sabor con sal y pimienta. Si la mayonesa empleada tiene baja acidez es posible que requiera añadirse una cucharadita de vinagre o jugo de limón. Colocamos la ensalada en refrigeración alrededor de unas 4 horas, y la servimos bien fría.

Nota: En gastronomía se denomina al dente al estado de cocción de la pasta (y ocasionalmente del arroz) que, estando cocida, ofrece alguna resistencia (firmeza) al ser mordida. ​ La pasta queda firme pero no dura. La denominación proviene del italiano, en el que la expresión significa, precisamente, «al diente».

Receta fácil de mayonesa casera
Ingredientes

-1 taza de aceite

-1 huevo

-zumo de 1/2 limón

-diente de ajo (al gusto)

-Sal

Preparación:

Lo primero es batir el huevo e ir agregando muy despacio el aceite. Haciéndolo con máquina, es decir, licuadora o batidora, se consigue que espese antes. Al mover la batidora, primero batimos las yemas y vamos subiendo el brazo poco a poco hasta que emulsione la mezcla.

Cuando haya espesado la mezcla de aceite y huevo, se suma el zumo de limón y la cantidad de sal deseada.

La mayonesa estará lista cuando la textura sea cremosa.

También te puede interesar:
Mercedes Caro Nodarse

Mercedes Caro Nodarse

Licenciada en Comunicación Social. Directora del periódico 5 de Septiembre. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba y de la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir