Cienfuegos: entregan más de once millones de pesos por concepto de subsidios

1
265
De los 240 derrumbes totales, 152 han sido solucionados mediante subsidios./Foto: Ismary Barcia Leyva

Recuerda muy bien Coralia Quintana Alfonso, el día que el viejo y frondoso árbol que daba sombra a su casa, en el Consejo Popular cienfueguero de Paraíso, dejó caer una de sus poderosas ramas sobre el techo de fibrocemento de su casa.

Fue justo en el momento en que ella y su hija decidieran ir a evacuarse a la cercana vivienda de su nieto, bajo el arreciar del viento y las lluvias del huracán Irma.

Hoy puede contarlo desde la tranquilidad de una casa con paredes fortificadas, y con cubierta rígida, a la “que no cayó ni una gota durante las recientes lluvias de la tormenta subtropical Alberto”.

“Enseguida vino el consejo de defensa y valoraron las afectaciones, entonces empezaron los trámites, y nos dieron la arena, el cemento, todo. Yo no tenía recursos, ninguno, somos personas trabajadoras, mi hija, y yo jubilada”, enfatiza la anciana.

El subsidio concedido ascendió a 80 mil pesos y la posibilidad de adquirir los recursos y la fuerza de trabajo necesaria.

Igual que ella, otras 900 personas han sido beneficiadas con esa política, y según estadísticas del gobierno provincial, de los 248 casos de derrumbes totales en esta provincia, más de la mitad han hallado solución por esta vía.

Alrededor de once millones de pesos se han entregado a familias cienfuegueras para la reconstrucción de sus viviendas, luego del paso de Irma, en septiembre pasado.

Caminando hacia el patio —donde yacen despojos que el meteoro dejara de su casa— narra Marbelys García Guerrero: “No había terminado de pasar y ya la delegada del Poder Popular estaba aquí, ayudándome, y como ve, mi casa está casi totalmente reconstruida. No he tenido problemas y he sido muy bien atendida donde quiera que he ido.“Me dieron el techo, las ventanas, las puertas, tengo para enchapar el baño…”

¿Lo pagó usted con su salario? “No, con dinero del que me dieron: 48 mil pesos”.

Próxima a su jubilación, es protegida por uno de los programas que desde el 2012 favorece a las familias cubanas más vulnerables: los subsidios estatales.

Reynaldo Gómez Hermida, Vicepresidente Consejo Administración Provincial, asegura que desde entonces se han beneficiado más de cuatro mil 200 personas naturales interesadas en realizar acciones constructivas en su vivienda.

“Ya se han tramitado tres mil 152 subsidios entre células básicas, rehabilitaciones mayores y menores. Es un programa muy noble”.

De acuerdo con las estadísticas del gobierno cienfueguero, más de cuatro mil ciudadanos han sido favorecidos desde 2012, cuando se inició en el país la política de subsidios para la construcción y reparación de sus viviendas.

“Durante el huracán Irma, en septiembre del pasado año, tuvimos dos mil 445 viviendas afectadas, de las que ya se ha terminado el 94 por ciento: más de mil 200 viviendas.

“De los 248 derrumbes totales, alrededor de 152 han sido solucionados mediante la entrega de subsidios”, asegura el funcionario público.

“Tenemos la indicación del Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, de acortar los plazos para que las personas resuelvan su problema con rapidez mediante esta posibilidad”.

Por eso, aunque la metodología fija un término de 18 meses, en la provincia el plazo se ha logrado reducir a unos nueve.

La producción local de materiales en treinta consejos populares ha sido el respaldo de este propósito, el cual ha beneficiado a más de 900 personas con subsidios para células básicas habitacionales, rehabilitaciones totales o parciales. Una ayuda que se extiende a otras 84 familias, cuyas viviendas fueron afectadas por las intensas lluvias de la tormenta subtropical Alberto.

“En el episodio reciente, lamentamos 183 afectaciones y 84 de ellas, las resolveremos mediante subsidios. En estos momentos se está trabajado en la documentación de 47 de los casos”, los cuales quedarán bajo esa modalidad que protege a las familias cubanas más vulnerables, para construir una vivienda sólida.

1 Comentario

  1. Realmente el empleo de los subsidios es una variante muy buena para resolver problemas acuciantes de viviendas en la que los propietarios-electores son los responsables de la exitosa culminacion de los trabajos, en una cuidad donde el estado tecnico del fondo habitacional presnta importantes indices de deterioro, sin olvidar que todo nuestro sistema de vivienda en general es subsidiado por el estado.

Dejar respuesta