Doraida Tillet Ordóñez, una voz femenina que engalana la escena de Cienfuegos

Por: Sandra M. Busto Marín*

Ahora que todos debemos permanecer en casa y alejados de la vida cultural y nocturna, nos damos cuenta de cuánta falta nos hacen, de cuánto extrañamos lo que creíamos la cotidianidad y los sonidos de la ciudad de Cienfuegos. Así vamos recorriendo sus calles, hoy tranquilas y silenciosas, y evocamos los recuerdos. Por suerte, cuando todo pase, ahí estarán nuevamente sus sonidos y sus artistas.

Entre estos, una de las voces que ya es parte de la identidad cultural de esta bella urbe: Doraida Tillet, dama que vibra con cada nota. Una intérprete que ha sabido ganarse un merecido lugar en el corazón de su público y de su pueblo.

Pero, ¿quién es el ser humano que habita dentro de la piel de esta artista?, ¿Cómo comenzó en la música?, ¿Cuál ha sido el recorrido que hoy nos permite admirarla? A todas estas interrogantes intentaré darles respuestas si me siguen en este breve homenaje a su vida y obra.

Doraida se vincula desde pequeña al canto. Ya adolescente, integra el movimiento de artistas aficionados como parte de agrupaciones vocales. En 1979 ingresa al coro profesional Cantores de Cienfuegos en el cual ocupa el puesto correspondiente a la tesitura de contralto prima. Pasados dos años, la evalúan como solista profesional y decide continuar su carrera en solitario.

Al no encontrar plazas disponibles, decide ir a Santa Clara. En esa ciudad se vincula a prestigiosas agrupaciones e importantes shows de diversos cabarets y centros nocturnos. Une su voz a orquestas como la de Música Moderna, la Aliamén y Raíces Nuevas. Allí comienza el esplendor de su carrera artística.

A los 23 años se abre otra etapa para la joven intérprete, cuando Enrique Valladares, director artístico con el que anteriormente había trabajado en los cabarets del Hotel Jagua y Costa Sur de Cienfuegos, la invita como parte del elenco artístico de un espectáculo para actuar en Tropicana junto a la agrupación Somos Jóvenes.

Cantó, además, en algunos polos turísticos del país como Varadero. Luego de retornar a su natal Cienfuegos, la vida artística de la intérprete estará más ligada a peñas y teatros. Doraida parte al extranjero, y a su regreso vuelve a fundar un espacio en el Centro Cultural Benny Moré, el cual toma como nombre El Tilletazo Plus, bajo la dirección artística del destacado Roly Martínez Varens.

DoraidaTillet Cienfuegos

Doraida posee el espacio El Tilletazo Plus, en el Centro Cultural de las Artes Benny Moré./Foto: Roly Martínez Varens

Aquí se presenta habitualmente junto al Proyecto Okanta, en un ambiente de descarga que la acerca al público que la sigue.

Se ha hecho acompañar de formatos pequeños y notables orquestas como las ya mencionadas, a las que se suman la Charanga Cienfueguera (actualmente Revelación) y la Orquesta Loyola, con la cual desde 2012 inicia  otro capítulo de su carrera, cuando pasa a ser la voz femenina de la legendaria agrupación.

Doraida mantiene su voz de siempre, muy clara y precisa. Desde su estilo muy cercano al filin le ha dado vida a muchos temas, que ha interpretado con diferentes formatos y en diversos escenarios dentro y fuera de la Isla.

Sea este un pequeño recordatorio para una artista tan querida por su pueblo, a quien ha regalado excelentes interpretaciones desde su voz y alma de mujer enamorada de su cultura, de su música y de su Cienfuegos.

*Musicóloga. Máster en Arte por la Universidad de las Artes.

5 de Septiembre

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir