Día Mundial de la Diabetes: Epidemia silenciosa para manejar en familia

4
299
Foto: Tomada de Internet

La Organización Mundial de la Salud instauró el 14 de noviembre como Día Mundial de la Diabetes, jornada que busca atraer la atención sobre la enfermedad, padecida hoy por más de 425 millones de personas en todo el mundo, y de los cuales, unos 25 mil son cienfuegueros. Para este año, la temática escogida resulta Diabetes y familia. Cuba tiene diseñado un Programa Nacional para el tratamiento y atención de la patología, y a propósito del tema, 5 de Septiembre dialoga con el Dr. Miguel Morales Madrigal, especialista en Endocrinología, jefe del Grupo Provincial y de los servicios de Endocrinología, Nutrición y Trastornos del Metabolismo en el Hospital Provincial de Cienfuegos.

¿Cómo se trata la enfermedad en la comunidad, en la familia y desde la Atención Primaria de Salud?

“La atención al paciente con diabetes debe ser inter y multidisciplinaria, no es competencia solo del endocrino, pues prácticamente todas las especialidades y perfiles de salud están involucradas: clínico, psicólogo, nutriólogo, médico de familia, rehabilitador, cardiólogo, podólogo y nefrólogo, entre otras especialidades. Actualmente existe en cada área de Salud el Servicio de Atención Integral al Diabético, liderado por el Especialista en Medicina General Integral, diplomado en diabetes, así como por el especialista en Medicina Interna, quienes se encargan de la evaluación integral y seguimiento del enfermo con diabetes mellitus en la comunidad. Este equipo multidisciplinario decide su remisión al Servicio de Atención Especializado del Hospital, conocido como Clínica del Diabético, donde se evalúa integralmente al paciente.

Dr. Miguel Morales Madrigal, especialista en Endocrinología./Foto: Juan Carlos Dorado

“Recientemente acaba de finalizar un Diplomado de Diabetes Mellitus, de aproximadamente tres meses de duración, organizado por el Servicio de Endocrinología y liderado por la Dra. Elodia Rivas, donde se capacitaron especialistas en Medicina General Integral y ‘clínicos’ de cada una de las áreas de Salud de la provincia, con el objetivo de actualizar a los profesionales en su manejo; parte de ellos ya son los responsables de los grupos multidisciplinarios en las áreas. También se realizaron visitas a cada uno de estos servicios por el Equipo Técnico Asesor Provincial de Diabetes, encabezado por los endocrinólogos de todo el territorio cienfueguero, con el objetivo de controlar e identificar las debilidades que hoy presentan”.

¿En qué nivel de implementación se encuentra la Clínica del Diabético, ya establecida dentro del Hospital Provincial?

“Continúa formando parte del Servicio de Endocrinología, Nutrición y Trastornos del Metabolismo, actualmente organizada y dirigida por la doctora Gisela Zerquera Trujillo. Fue uno de los locales que sufrió afectaciones estructurales con el reciente siniestro ocurrido en el Hospital. Hoy ya se encuentra revitalizado y funcionando. Se continúa con las consultas especializadas de Endocrinología, así como brindando el servicio de ingresos diurnos a los pacientes diabéticos, remitidos por los grupos multidisciplinarios antes mencionados. También es un escenario docente para la formación de los residentes de Endocrinología y futuros especialistas”.

¿Podría argumentar cómo se trabaja en la detección temprana de la enfermedad?

“La incidencia y prevalencia de la diabetes mellitus es mayor cada año. Hay muchos pacientes en la comunidad que quizás ya la padezcan y estén asintomáticos, por lo que es primordial el papel que tienen el médico y enfermero de la familia en su detección temprana. Resulta importante el pesquisaje en individuos que acudan al consultorio por cualquier motivo y que presenten factores de riesgo como son antecedentes en familiares de primer grado (madre, padre, hermanos…), el sobrepeso y la obesidad, el sedentarismo, las mujeres con poliquistosis ovárica, de diabetes gestacional, macrosomía fetal y bajo peso al nacer, entre otros. Es necesario indicar en estos casos una glucemia en ayunas a estos pacientes, al menos cada cinco años, o en el caso que esté indicado, una Prueba de Tolerancia a la Glucosa Oral (la glucemia provocada), para detectar la presencia temprana de la enfermedad, o si ya el paciente se encuentra en un estadio prediabético, donde todavía promoviendo estilos de vida saludables se puede detener la progresión a la enfermedad”.

De los pilares del tratamiento de la diabetes, ¿cuál considera más importante?

“Todos lo son. Los cambios en los estilos de vida, la actividad física, la alimentación saludable, cumplir con el tratamiento farmacológico indicado. Si me preguntaras cuál es el más difícil de cumplir para el paciente, entonces te diría que la alimentación saludable. El diabético cubano es indisciplinado por naturaleza con la dieta. Nunca la ven como un pilar esencial y fundamental del tratamiento. Algunos, incluso, buscan justificaciones económicas para no llevar un régimen saludable; cada día en la consulta escuchas frases como: ‘la situación está difícil’, ‘no hay frutas ni vegetales’, ‘no hay nada para los diabéticos’, y tienen razón, pues no es un secreto para nadie que una alimentación saludable se ha hecho difícil en nuestros tiempos; sin embargo, después te los encuentras en la calle, deleitándose con pizzas, refrescos gaseados, dulces de confección casera, que si sumas el costo de cada uno de estos productos, supera los 30 o 40 pesos, monto que pueden gastar en comprar, quizás, guayabas suficientes para tres o cuatro meriendas. Muchos enfermos, cuando están descompensados, se adhieren a un régimen dietético estricto, pero una vez que logran un adecuado control metabólico, se descuidan y vuelven a sus viejos malos hábitos, sin tener en cuenta que la diabetes es una enfermedad crónica y una alimentación saludable, adecuada en calorías y balanceada, garantiza el resultado”.

¿Hay alguna novedad en el tratamiento de la diabetes?

“En la actualidad contamos en la provincia con un dispositivo para la inyección de insulina llamado Pen. No es más que un dispositivo en forma de pluma (de ahí su nombre en inglés), donde se coloca un frasco de insulina que viene diseñado para ese dispositivo (no es el común que se dispensa en la farmacia para el uso con jeringuillas u-100 de insulina) y se le enrosca una aguja, también propia del equipo y que permite administrar la cantidad de unidades exactas indicada por el médico en cada horario. Este dispositivo tiene muchas ventajas para el paciente, pues no necesita montar y desmontar el frasco ni la aguja cada vez que se inyecte, solo tiene que fijar la cantidad de insulina a administrar en cada inyección en una pequeña pantalla y presionar la parte posterior de la pluma. Viene en una caja con la cantidad significativa de agujas de repuesto y puede llevarlo consigo a todos los lugares en un bolsillo de la mochila o maletín, incluso si va a la playa, a un campismo, al trabajo, sin tener que cargar con todos los dispositivos por separado. En estos momentos, por indicación nacional, solo se dispensa por un certificado de medicamento a los pacientes con diabetes tipo 1 o 2 hasta los 25 años de edad, que lleven un régimen de insulina de multidosis, o en enfermos que presenten complicaciones crónicas de la enfermedad como son la insuficiencia renal en régimen de diálisis, retinopatía diabética, o alguno que, por el número de comorbilidades y la gravedad de estas, considere el endocrinólogo sea necesario. El Estado cubano está trabajando para extender su uso a todos aquellos enfermos que requieran de insulina. Este dispositivo se dispensa en la farmacia del Hospital y el frasco de insulina lo pueden adquirir en su botica comunitaria. Solo puede ser prescrito por los especialistas en Endocrinología, en las consultas especializadas de diabetes”.

Cuba, país que ostenta la patente de uso del Heberprot-P para el tratamiento de la úlcera de pie diabético, obtenido en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana, y que hoy comercializa el producto en más de 20 naciones, tiene el reto de tratar y diagnosticar de manera temprana una enfermedad que va en ascenso en la sociedad, por lo que se impone elevar la calidad de vida, toda vez que la población está envejecida por el aumento de la expectativa de vida.

Foto: Magalys Chaviano

4 Comentarios

  1. Es cierto creo que lo fundamental en un diabetico, es mantener una dieta bien sana, y como dice el doctor, pues si se puede, solo es un poquito de esfuerzo, si lo sabre que soy diabética desde el 2006, y gracias al Doctor Miguel Morales Madrigal , me mantengo compensada, tambíen es muy bueno el ejercicio físico., en mi caso comprobado. Mil gracias a mi médico, siempre le estaré agradecida por sus consejos.

  2. Gracias por comentar, este trabajo persigue atraer la atención de las personas, acudir al médico de la familia ante síntomas, porque mientras más temprano se maneje la enfermedad, más posiblilidades tenemos de manejarla. Y no solo lo digo como periodista, sino como miembro de una familia de diabéticos, de vivir, aunque yo misma no la padezca, entre insulina, glucómetros, hipoglicemias, soluciones de benedic, glibencamida, meformina… y la dieta, indispensable, lo dice un especialista

  3. He debutado de esta enfermedad desde principios de año 2018, en Marzo despues de atenderme con el medico de la familia, me dirigí al entrevistado, ademas del medicamento que me recetó he cumplido a mi entender con la recomendación de disminuir mi peso corporal el cual en esos momentos era de 227 libras, actualmente es de 192 libras, seguiré cumpliendo con la recomendación y tendre que llegar hasta las 165 libras en los proximos meses, todo esto me ha conllevado a que la glicemia se mantenga por debajo del límite mínimo establecido, gracias a la medicina cubana y en especial a este especialista que me atendió.

    Paciente residente en la Comunidad Las Quinientas, Consejo Popular de Juragua lo agradece eternamente.

  4. Totalmente de acuerdo con este comentario,los cambios en los estilos de vida, la actividad física, la alimentación saludable, cumplir con el tratamiento farmacológico indicado. El diabético cubano es indisciplinado por naturaleza con la dieta.Es Fundamental adaptarse a una alimentación balanceada y seguir las indicaciones.
    Excelente trabajo de la periodista Magalys Chaviano, ya acostumbrados. Gracias!

Dejar respuesta