Delfinarios cubanos, entre el ocio y la conservación de sus especies

Esta semana sesionó en Cienfuegos el I Taller Nacional de Delfinarios, Delfimares 2018, con el objetivo de visualizar las experiencias de estos centros en el país

0
290
Según directivos del Grupo Extrahotelero Palmares, los delfinarios constituyen una de las opciones más atractivas para el turismo nacional y extranjero. /Foto: Yuliet Sáez

Que los delfines Oceany, Perla y Chicha realicen piruetas en el aire, vayan tras la pelota o accedan, dóciles, a las fotos con sus fanáticos, pareciera un tanto superficial para el público que les aplaude y chifla desde el graderío del Delfinario de Cienfuegos. Sin embargo, tras ese disfrute suscitado en el auditorio, un cúmulo de experiencias y conocimientos propicia la gestión de estos centros con propósitos recreativos y turísticos, así como la conservación de sus especies.

El I Taller Nacional de Delfinarios, Delfimares 2018, amplificó en la Perla del Sur tales prácticas, acopiadas durante años por profesionales y académicos vinculados al trabajo con mamíferos marinos. Ejecutivos, entrenadores, médicos veterinarios y especialistas de sectores afines, asistieron al evento, organizado por el Grupo Extrahotelero Palmares, con el coauspicio de otras entidades.

Incentivar la cultura en el manejo de los delfines, proyectar iniciativas de educación ambiental y expandir las perspectivas de los delfinarios cubanos, marcaron la agenda de la cita, cuyas sesiones teóricas concluyeron este jueves en el hotel Pasacaballos, luego de dos jornadas dedicadas a la presentación de ponencias y conferencias magistrales.

Roberto Mateo Arania, directivo de la casa matriz de Palmares, ponderó la participación de funcionarios del Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente (Citma), junto a las empresas extrahoteleras Marinas y Naútica Marlin S.A. y Marina Gaviota. “Este intercambio es fundamental —dijo—, porque además de los fines económicos de nuestras instalaciones, tenemos responsabilidades sociales, educativas y ecológicas”.

Resultados científicos en torno a la vigilancia meteorológica en la preservación de animales en semi-cautiverio, tendencias internacionales en el manejo de los mamíferos marinos y propuestas metodológicas, enriquecieron los debates del encuentro, en el que se acordaron alianzas para fomentar la reproducción de estas especies en los delfinarios.

“Poder reunir a empresas y organismos del país implicados en el trabajo con delfines, ha sido maravilloso, comentó Yenia Expósito Linares, especialista del Acuario Nacional de Cuba. Eleva el nivel técnico de los profesionales y de aquellos que tienen una relación indirecta con el animal. Era un asunto que debía atenderse, pues hasta hace poco nos hallábamos de forma aislada, pese a desempeñar funciones similares”.

Las favorables experiencias del Delfinario de Cienfuegos en la implementación de un programa ante eventuales desastres naturales y sus acciones educativas con adultos mayores y niños con problemas de autismo, llamaron la atención de los acreditados al taller, por constituir un ejemplo de sostenibilidad y progreso entre los parques de su tipo en el archipiélago.

Delfines en Cienfuegos: El cuento de Wendy

“Somos un instalación recreativa, no obstante, procuramos un buen manejo de la masa animal, a tono con las normativas vigentes”, señaló María Luisa Hernández Vega, administradora del emblemático sitio, uno de los más visitados de la provincia por turistas nacionales y extranjeros.

El comportamiento sexual de los delfines, la capacitación de jóvenes entrenadores y la protección de estas especies, figuraron también entre los tópicos discutidos en las sesiones finales de Delfimares 2018, con la presencia de representantes de los delfinarios de Varadero y Cayo Guillermo, los otros dos centros con mamíferos marinos que administra el Grupo Extrahotelero Palmares en Cuba.

Dejar respuesta