Cocó o la Reina del Salón

En la Unidad Quirúrgica Central del Hospital Provincial de Cienfuegos, una mujer, enfermera por más señas, se mueve como reina en sus predios. Cuentan allí, cirujanos, técnicos, colegas, estudiantes… que sin ella aquello no funciona. Nadie conoce a Olga Lidia Sánchez Sarría, su nombre, ahora, si usted pregunta por Cocó, todos la señalan como a una carismática mujer, que tiene por oficio el de enfermera, pero que además, es buena persona, condición esencial para transitar por la vida con éxito y trascender.

“En este Hospital llevo toda una vida, 37 años, y 33 en la Unidad Quirúrgica, me lo sé todo o casi todo acá dentro. Desde el día anterior preparamos los quirófanos, la experiencia ayuda, una aprende a conocer el instrumental que necesita cada cirujano, a partir de los ‘anuncios’ de las intervenciones electivas. Claro, todo se hace en equipo, tengo 30 enfermeras muy calificadas y profesionales en mi jurisdicción. De ellas 6 son master”.coco

Detrás tiene una linda familia, el esposo de siempre, 35 años, dos hijos y dos nietas, que en sus palabras “son su vida” y eso ayuda, recibe el amor y apoyo de los suyos, para quienes también resulta imprescindible en la organización hogareña.

“El trabajo es duro, son diez salones de operaciones, el área post y pre operatoria, entre otras, que disponen de personal, también se cuenta el equipo de Anestesiología, licenciados y técnicos”. Cuentan, los estudiantes, que ella es como la madre de todos allí, vela por las pertenencias de los muchachos, les facilita las “tallas” y los ayuda. “Soy docente de la Universidad de las Ciencias Médicas, esos muchachos son como mis hijos, ellos representan el futuro, el relevo necesario y lógico. Me retroalimento de todos y me satisface trasmitir mi experiencia”.

En la red de INFOMED usted puede descargar el Manual de Instrumental Quirúrgico, de la autoría de Olga Lidia Sánchez Sarría, porque ella no solo es la “hormiga laboriosa” de la Unidad Quirúrgica, sino que su crédito cruza el océano y trasciende como toda una profesional con conocimientos y quien le pone ciencia al trabajo.

“El volumen de intervenciones quirúrgicas es alto, fíjate, en lo que va de año ya suman 26 mil 320, índice alto si se compara con otros hospitales del país. Y aunque las operaciones son electivas nos movilizamos según plan de aviso, ante accidentes masivos, o sencillamente por necesidad, cuando colapsan por urgencias. De modo que este equipo está listo las 24 horas, y podemos estar preparados ante cualquier situación”.

El día de Cocó comienza temprano y trata de estar sobre las 7:30 en el Hospital, para anticiparse a todo y a todos. La responsabilidad y seriedad en todo cuanto hace, superan cualquier dificultad aparecida en el día. El alto poder de resolución y voluntarismo la caracterizan, predisposición genética que deben portar las enfermeras, esos seres sanadores y protagónicos de cualquier institución de Salud. Los pacientes reconocen en ella a la persona más humana jamás vista, a quien conocieron allí en momentos duros, cuando un familiar o ellos mismos, entraban o salían del quirófano, esa especie de túnel donde se entra o sale de la vida.

“Esta es mi vida, te habrás dado cuenta de que aquí soy Reina, pero rodeada de gente muy querida. Dale, para que me hagas una foto con mi gente, porque ellos también son imprescindibles” y se despide corriendo, porque la llaman de un quirófano que tiene dificultades con el equipo de succión, un beso de despedida y vuelve a ser ella, la Cocó vestida de verde.

Magalys Chaviano Álvarez

Magalys Chaviano Álvarez

Periodista. Licenciada en Comunicación Social por la Facultad de Ciencias Sociales y Humanísticas de la Universidad de Cienfuegos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir