A todo tren, inversiones en el Ferrocarril

Uno de los sectores del país que no ha detenido sus operaciones durante estos meses de pandemia es el del ferrocarril, ya sea en la transportación de cargas, en la fabricación de los ferrobuses, en la reparación de equipos o en el programa de inversiones que contempla desde la reparación del taller de Ciénaga, hasta la restauración capital de la Estación Central de Ferrocarriles de La Habana.

Desde que concluyera su construcción en 1912, la capitalina y emblemática Estación Central de Ferrocarriles vivió en la década de los 60 y 80 algunas reparaciones, pero ninguna tan significativa e importante como la que se lleva a cabo en la actualidad, una obra que devolverá a La Habana uno de sus monumentos nacionales convertido en un espacio de patrimonio y modernidad sin precedentes.

Al decir del ingeniero Jorge Candelaria Barroso, director general de la Empresa de Servicios Especializados y Dirección Integrada de Proyectos (Esedip), esta obra trata de rescatar todos los valores patrimoniales del edificio, fundamentalmente fachada, yesos, herrería y carpintería, además de dotar a la Estación de tecnologías para soportar el plan de inversiones del ferrocarril.

Hasta el momento se ha trabajado en la reparación de la fachada, en la carpintería, herrería y restauración de todos los elementos estructurales del edificio, que incluye las torres, techumbre y el interior. Todos los elementos decorativos han sido ejecutados por empresas del Ministerio de Cultura, mientras que fuerzas del Ministerio de la Construcción (Micons) tienen a su cargo los trabajos de restauración estructural de la edificación.

Esta joya de la arquitectura en la Isla tiene listo el reforzamiento de las dos torres originales con una estructura metálica para poder soportarlas, las cuales tenían fallo estructural en 2014 y 2015, cuando se iniciaron los estudios para la restauración.

De igual forma, los elementos estructurales del inmueble ya fueron restaurados, los techos impermeabilizados, y se ha trabajado en más de un 90 % de la fachada y en los elementos decorativos.

Lo que viene ahora, agregó Candelaria Barroso, es la preservación de lo que existe, avanzar en la carpintería de madera de la fachada, la herrería y la planta baja de la Estación.

El objetivo del Micons y de la Unión de Ferrocarriles de Cuba (UFC) es lograr poner en marcha los andenes para noviembre próximo, que serán el primer objeto del proceso inversionista en concluir.

Sobre este tema, señaló que los andenes entrarán en funcionamiento aun cuando la estación no esté lista, y también hay un interés de terminar, al menos, su fachada, «para lo cual van a realizar un esfuerzo enorme», un proceso que solo sería para las llegadas a la Estación, no así para las salidas, lo cual no interferirá con el proceso constructivo del resto de la obra.

La Estación Central de Ferrocarriles de La Habana, que consta de cuatro niveles, tendrá en las dos últimas plantas las oficinas de la UFC, mientras que el mesanine y su planta baja están concebidos para las áreas comerciales.

INVERSIONES EN EL FERROCARRIL CUBANO

En la Estación Central no se detiene este empeño renovador. El programa de desarrollo integral del ferrocarril cubano abarca el periodo 2018-2028 y está conformado por las diferentes áreas y especialidades técnicas que lo componen.

Vera María Rodríguez Atuzarra, directora de Inversiones de la UFC, explicó a Granma que las inversiones están organizadas por los programas de construcción y montaje, y vinculadas a la reparación de la infraestructura.

Otras inversiones están encaminadas a la adquisición de equipos de importación y la dirigida al Taller de Ciénaga, en La Habana, este último con la importancia de que brindará servicios de reparación de partes y piezas de las locomotoras rusas y chinas, así como el mantenimiento de esas máquinas, que mejorará sus características técnicas.

De igual forma, en todas las provincias del país se realizaron trabajos de mantenimiento constructivo para facilitar la recepción de las mercancías una vez que lleguen a los territorios, y que incluyen tanto las plazoletas de contenedores (en las estaciones de las ciudades de Ciego de Ávila y Bayamo), como las condiciones de los trabajadores de estos centros, en tanto se llevaron a cabo acciones en los talleres y establecimientos que atienden a las locomotoras y vagones, que sirven en la zafra azucarera.

LISTOS PARA INICIAR SERVICIO DE COCHES DE PASAJEROS

Rolando Navarro Hernández, vicedirector general de la UFC, detalló que una vez que se inicien las transportaciones de pasajeros por esta vía, la totalidad de los coches chinos estarán listos para el proceso.

Sin embargo, explicó, que a pesar de contar con los 80 coches listos, se han tenido dificultades para el mantenimiento de las locomotoras de alto porte capaz de llevar a cabo la formación para esa transportación, aunque se están realizando trabajos de restablecimiento de la condición técnica para poner de alta un número significativo de estas locomotoras.

Sobre las locomotoras rusas, Navarro Hernández refirió que la UFC ya cuenta con 58 de mediano porte, adquiridas entre los años 2018 y 2020, que forman parte del plan de modernización del ferrocarril, que incluye un total de 75 de estos equipos.

En estos momentos, agregó, estas locomotoras están destinadas a las transportaciones asociadas a la zafra azucarera, a los materiales de la construcción, combustible y a las maniobras en los patios ferroviarios.

LA TRANSPORTACIÓN DE CARGA EN EL PAÍS NO SE DETIENE

No podemos hablar del desarrollo de la nación sin tener en cuenta el comportamiento de las transportaciones de carga por el sistema ferroviario, un aspecto en el cual la UFC no ha detenido su marcha ni en tiempo de pandemia.

Rubén González Milián, director de Transportación de carga de la entidad, comentó a este diario que se están garantizando aquellas con un impacto directo en la economía nacional y en el bienestar de la población, como son las relacionadas con la canasta familiar normada, el combustible, los materiales de la construcción (cemento, áridos y materias primas) y contenedores.

Al cierre del primer semestre, precisó, se han transportado más de ocho millones de toneladas de carga, de las cuales seis millones corresponden a transportaciones vinculadas con la zafra azucarera (caña de azúcar y sus derivados), lo que representó que se garantizó más del 60 % de las transportaciones en esa esfera con participación del ferrocarril.

De igual forma, la UFC trabajó en las transportaciones emergentes orientadas por la máxima dirección del país referente al transporte de combustible y de los donativos que han arribado a la Isla.

POR UN CAMINO SEGURO

Al cierre del mes de julio, y a pesar de las limitaciones para la reparación y mantenimiento de las vías férreas, la UFC logró trabajar en el restablecimiento técnico de más 7 700 kilómetros de vías, según indicó Rolando Constel García, especialista principal de la Dirección de vía férrea de la empresa.

Sobre este tema explicó que se puede dar el caso de que un tramo determinado de vía, debido a la circulación de los trenes de carga, se desnivele y en un tiempo determinado se le debe volver a dar mantenimiento.

El especialista expresó que se están utilizando en este esfuerzo parte de los recursos de ramales ferroviarios en desuso.

INGENIO E INNOVACIÓN EN EL FERROCARRIL

El ferrocarril dispone de 46 tipos de equipos de nueve países, que datan desde 1900 hasta 2020, panorama que impulsa las innovaciones en el sector para mantener el funcionamiento de esta maquinaria.

Camilo Chávez Molina, Director de la Empresa reparadora de equipos ferroviarios, refirió que entre el 65 y el 70 % de las piezas se reparan en los más de cien talleres con que cuenta la UFC.

Sobre los ferrobuses, explicó, es un proyecto que en sus inicios contaba con la importación de estos medios, sin embargo, decidimos fabricarlos y hasta el momento se han ensamblado un total de cinco: dos por la UFC y tres por la industria nacional, y se prevé la entrega de otros cinco por esta última.

Este tipo de transporte pretende acercarse a las comunidades rurales y a zonas de difícil acceso, mientras que para su ensamblaje se dispone de los ómnibus modificados con el sistema ferroviario de frenos, y otros componentes.  El ingenio de nuestros innovadores está vivo.

Artículos relacionados

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir