“Nunca gasté tanto aire de los pulmones llamando a mi niña…”

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 59 segundos

Todavía el dolor se siente en las calles de la ciudad de Cienfuegos ante el asesinato de la joven Leidy Maura Pacheco Mur, quien el próximo 25 de octubre cumpliría 19 años. Su padre no deja de llamarla “la niña de mis ojos” cuando relata la historia que lo sumió de repente en el abismo. “Se acabó la felicidad en la familia”, dice mientras busca la calma para contar lo sucedido.

Aunque Pedro Valentín Pacheco Alonso no vivía con su única hija, ambos mantenían una relación cercana. Él siempre estuvo ahí para ella, incluso cuando Leidy le consultó sobre su embarazo.

“Sí, mi niña, tienes las condiciones, le dije. (…) Si debo vender mis herramientas de plomería, las vendo todas y salimos adelante. Ella siguió luchando ahí con la madre, y na’, nació el niño y creció. Ahora tiene diez meses”.

Foto: Cortesía de la familia.

Ni entonces, ni el propio 26 de septiembre, era posible imaginar una separación tan brusca. “Mi niña fue ese día a la empresa de Comercio interesada en un curso, después visitó a unas amistades en Reina, almorzó luego junto a su esposo y tomó finalmente el ómnibus de la ruta 3. Se quedó en la última parada y de allí subió a una camioneta que la dejó cerca de casa, en el asentamiento conocido como Junco Viejo. A las 2:56 p.m. le timbró al esposo para decirle que había llegado, porque desde donde estaba, a poco más de una cuadra, veía su hogar, pero en realidad nunca llegó.

“Al entrar al callejón, ya la estaban esperando. No le dio tiempo a nada, la atacaron por detrás, le taparon la boca y perdió. La llevaron al Plan Mango y la sentaron sobre un tronco, luego fueron a unos pozos cercanos y en un caballo, casi desmayada, la trasladaron hacia una pequeña presa. Ahí la mataron y la enterraron, a la orilla de la presita. A mi niña la secuestraron el martes, la violaron el martes y la mataron el martes”.

Los tres hombres implicados en tales hechos residían en la misma comunidad de Leidy Maura. No fue hasta el miércoles 27 de septiembre que la familia se percató de la desaparición de la joven y procedieron a la denuncia ante las autoridades policiales.

“La noche del martes el esposo trabajó y al otro día fue a casa a verla, donde estaba la mamá de mi niña al cuidado del bebé. Entonces ella le pregunta: ‘¿dónde dejaste a Leidy?’; él responde: ‘tu hija vino ayer para acá’. El primer reporte lo hizo su marido, yo realicé el otro cerca de las 7:00 p.m. La buscamos durante seis días consecutivos y hasta uno de los criminales simuló buscarla con nosotros. También había pequeños, mujeres, ancianos; todo el mundo tras el rastro de Leidy junto a la Policía, personas que ni siquiera conocía.

“Yo nunca gasté tanto aire de los pulmones llamando a mi niña. El chiflido mío para ella era una orden. (…) Caminé ese Plan Mango lo que no te imaginas, lo conozco como la palma de mi mano”.

¿Cómo identificaron a los sospechosos?

“En compañía del investigador, unos pobladores del callejón me comentaron que la habían saludado minutos antes del secuestro. Más adelante, otro recordó haber visto a esa misma hora a un vecino con antecedentes de violación. Al instante lo vinculamos con un sujeto con el que siempre andaba. Ambos fueron nombrados sospechosos. (…) Trataron de desaparecerla de la faz de la tierra, pero todo salió a flote. Tenía que salir”.

¿Qué pasó cuando la encontraron?

“La llevaron al cementerio Tomás Acea, donde existe un local de Medicina Legal para este tipo de casos. La Policía consultó conmigo si solo participarían en el entierro los familiares, pero ¿crees que les iba a prohibir la entrada a quienes la querían y ayudaron a buscarla? Todos me acompañaron hasta la tumba de mi niña”.

Pedro, ¿qué ha sido de su familia después?

“Mi madre no ha vuelto a ser la misma. La mamá de la niña… ¡para qué! Imagina que te quiten el corazón y las vísceras que llevas dentro. Así estoy yo, era la niña de los ojos míos. Nunca se le dio una nalgada ni se le gritó. Era querida por sus compañeros, los vecinos; fíjate que en la calle me dicen: ‘tan buena la niña tuya, nosotros la conocimos’.

“La gente dice que la vida continúa; ahora, cuando a uno se le va un hijo, no es igual que cuando se le va un padre. El dolor es una máquina que te va labrando y te destruye”.

El drama vivido por la joven conmovió a muchos en Cienfuegos, en un país que considera inaceptable cualquier situación de abuso y atropello contra las féminas. El Código Penal cubano, en su Artículo 263, sanciona con privación de libertad de quince a treinta años o muerte, al que mate a otro “al obrar por impulsos sádicos o de brutal perversidad”.

La voluntad política del Estado conlleva a mayores y decisivos esfuerzos para erradicar dicho flagelo. No es secreto que el Gobierno implementa acciones orientadas a combatir la violencia de género a través de un enfoque integral multidisciplinario, con la participación de la sociedad civil. Tal disposición está en consonancia con la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer, establecida por la Asamblea General de Naciones Unidas.

Si bien nada devolverá la vida de Leidy, el pueblo cienfueguero confía en que sobre los asesinos caerá todo el peso de la ley.

Opiniones

[button color=”” size=”” type=”square” target=”” link=””]Esperemos que la justicia, la cubana, la nuestra, la revolucionaria, la que debe primar con justeza y lealtad, se imponga. Y que esa familia sienta al menos el alivio de ver condenar un hecho tan terrible y tan triste como ese. Nada devolverá nunca la vida perdida, el dolor no se mitigará jamás, pero la justicia esperemos todos se haga presente con la fuerza que el hecho amerita. María Aurelia San Juan Bosch[/button]

[button color=”” size=”” type=”square” target=”” link=””]A la familia les puedo asegurar que el pueblo de Cienfuegos está con ustedes y los apoya en todo. Rigoberto A. Hermida Acosta[/button]

[button color=”” size=”” type=”square” target=”” link=””]Este asesinato ha conmovido a todos los cienfuegueros dentro y fuera del país. Hace dos días lo vi en Facebook y quedé sin palabras. Yo pido que caiga sobre ellos todo el peso de la ley. Olga Muñiz[/button]

[button color=”” size=”” type=”square” target=”” link=””]Hechos como este dejan un profundo dolor en esa familia; las autoridades de nuestra provincia deben seguir actuando con ejemplaridad y con mano dura para evitar nuevos incidentes. Jorge Luis Nodal[/button]

[button color=”” size=”” type=”square” target=”” link=””]Ese tipo de delito hay que detenerlo como sea. La justicia debe ser ejemplarizante ante hechos como este. Genaro Menéndez[/button]

[button color=”” size=”” type=”square” target=”” link=””]Solo quienes llevan ese dolor interior, saben de su peso. Quienes cometen ese tipo de crimen, siempre tendrán que cargar con el desprecio de todos. José Antonio Serantes Díaz[/button]

Descargue el PDF de la versión impresa en el siguiente enlace

Visitas: 8336

Roberto Alfonso Lara

Licenciado en Periodismo. Máster en Ciencias de la Comunicación.

160 Comentarios en ““Nunca gasté tanto aire de los pulmones llamando a mi niña…”

  • el 30 noviembre, 2021 a las 3:19 pm
    Permalink

    A esas personas que se dedica sembrar el daño y el dolor y les daria un poco de su propia medicina pero multiplicada por mil, mutilaria sus manos y pierpara que puedan recordar el daño que hicieron a familias pero los dejaria vivir con sus cuerpos y egos magullados y presos de por vida

    Respuesta
  • el 16 abril, 2019 a las 9:40 am
    Permalink

    Siento mucho el dolor de esa familia y el que sintió esa niña en ese tiempo que esos salvajes la tuvieron pero lo que mas siento es el dolor que van a sentir los familiares y las victimas que van a haber cuando salgan dentro de unos años porque si fue tan facil encontrarlos sospechosos en este caso es porque se sabia en lo que estaban y los dejaron. Yo estoy en contra de la pena de muerte porque la vida la da Dios y El es quien la quita pero personas asi deberian estar bien alejadas de la sociedad y de los demas reclusos pero de por vida `para que no destruyan mas familias.

    Respuesta
  • el 21 diciembre, 2018 a las 10:08 pm
    Permalink

    PAREDON, PAREDON, PAREDON PARA ESOS ASESINOS. Y EL QUE PIENSE LO CONTRARIO QUE SE PONGA EN EL LUGAR DEL PADRE DE LA JOVEN Y DE SU PEQUEÑO BEBE , HUERFANO POR CULPA DE UNOS MALDITOS. MUERTE ES LO QUE MERECEN LOS ASESINOS, SI SE QUIERE SER VERDADERAMENTE JUSTO. CON 30 AÑOS LE ESTÁS PERDONANDO LA VIDA QUE ES LO MAS PRECIADO DE UN SER HUMANO. SI NO HAY PAREDÓN NO ES EJEMPLARIZANTE Y OTROS ASESINOS SE SIENTEN LIBRES DE HACER LO QUE LES DE LA GANA PORQUE LO VAN A PERDONAR. JUSTICIA CON PAREDÓN: NO HAY DE OTRA.

    Respuesta
  • el 28 noviembre, 2018 a las 10:00 am
    Permalink

    Un hecho doloroso que nunca se olvida, pero la justicia divina no falla, esos asesinos tendrán a su tiempo la mano de Dios sobre ellos, pero pienso que nuestro gobierno debe tomar medidas severas contra tales hechos, esto es el resultado de tanta gente estar sin hacer nada útil, ni trabajo, ni estudio y sin embargo disfrutan de tantas gratuidades ………Dios tenga misericordia de nuestros hijos y los guarde de tanta maldad en estos tiempos tan difíciles que nos a tocado vivir.

    Respuesta
  • el 11 octubre, 2018 a las 11:15 am
    Permalink

    Malditos!!!! CONFÍO EN QUE NUESTRA JUSTICIA REVOLUCIONARIA SEA APLICADA CON TODO SU PESO Y RIGOR: MERECEN LA PENA DE MUERTE Y NI CON ESO PAGAN.

    Respuesta
  • el 10 septiembre, 2018 a las 12:03 pm
    Permalink

    Esto no tiene perdon fusilamiento para estos criminales

    Respuesta
  • el 31 agosto, 2018 a las 12:16 pm
    Permalink

    No me canso de sorprenderme con esta historia tan triste. Que lástima que aquí seamos tan indulgentes con algunas cosas y tan severos con otras. Espero reciban algo de lo que se merecen cuando estén internos.

    Respuesta
  • el 27 agosto, 2018 a las 11:51 am
    Permalink

    SI LA JUSTICIA DEL ESTADO NO DICTA UNA SENTENCIA MÁXIMA ESPERO Q EN EL CENTRO PENAL SI LO HAGAN, NO SE PUEDE PENSAR EN DERECHOS HUMANOS CON PERSONAS Q VIOLAN Y ASESINAN A SUS SEMEJANTES, LA MUERTE SERIA UN REGALO DE NAVIDAD PARA ESE TIPO DE HUMANOS Q SOLO SON MANCHAS EN LA SOCIEDAD.

    Respuesta
  • el 25 agosto, 2018 a las 9:40 am
    Permalink

    Creo mucho en dios, pero para mi esa sentencia es simplemente una burla a los 15 años estan fuera , haciendo el mismo daño

    Respuesta
  • el 24 agosto, 2018 a las 12:07 pm
    Permalink

    Que Dios tenga piedad y misericordia con ellos.. porque su alma ya está sentenciada al infierno… todos dicen que el pueblo de cienfuegos está junto a asu familia en el dolor, yo digo más es el pueblo de Cuba que se une a ese inmenso dolor, no hace falta conocer a las personas para tener compasión por las victimas y su familia, solo el amor al prógimo logra unir corazones.. a sus familiares el más sentido pésame.. y creanlo desde YA.. que a esos delincuentes y asesinos ya la vida misma y la humanidad los está castigando, fuerza y piensen en las cosas buenas que les regaló ella y en todos los momentos de amor y ternura que vivieron a su lado.. porque ella de seguro está en el cielo, cuidando de ustedes sus familiares..

    Respuesta
    • el 6 septiembre, 2018 a las 1:53 pm
      Permalink

      A esos delincuentes se le debe apliar CADENA perpetua, para que sufran el resto de sus perra vida

      Respuesta
  • el 24 agosto, 2018 a las 10:16 am
    Permalink

    Es increíble leer esta historia….triste sí, extremadamente triste y dolorosa…
    Ahora que los asesinos están sentenciados solo queda luchar con amor y cariño por ese pequeño que es una extensión de Leidy…
    En estos casos, aunque no la conocí, no se puede escribir mucho porque el dolor y pesar que siento con este hecho me hace verme como si hubiera conocido a la joven y el dolor intenso que se experimenta en este caso nunca se podrá expresar conjugando palabras…

    Respuesta
  • el 23 agosto, 2018 a las 3:50 pm
    Permalink

    No conoci a Leydi pero de veras siento un dolor super profundo es inebitable no llorar a leer la historia de este padre. Por favor FIscales, tribunal, jueces, no dejen vivos a esos asesinos por favor ellos no sin dignos de pisar el suelo de nuestra patria

    Respuesta
  • el 20 agosto, 2018 a las 6:38 pm
    Permalink

    …”pena de muerte por fusilamiento, es lo que se impone, ¿por qué?:
    …”PORQUE QUIEN A HIERRO MATA A HIERRO MUERE”…
    Adelante nuestros tribunales, adelante esas valerosas Marianas Grajales, que los presiden e integran, como mismo no tembló la Grajales y mandó a todos sus hijos a la manigua, no tiemblen ustedes tampoco y apliquen la máxima sanción, la sanción de todas las sanciones, que es LA MUERTE”…
    ¡¡¡QUE SE HAGA JUSTICIA Y NO HAYA IMPUNIDAD PARA QUE NADIE HAGA ESO DE NUEVO NI EN CIENFUEGOS NI EN CUBA!!!

    Respuesta
  • el 17 agosto, 2018 a las 4:33 pm
    Permalink

    Tengo entendido que existe una moratoria en nuestro país para los fusilamientos, no obstante si deseo que estos canallas no vean más la luz del sol, que se pudran en el infierno estos mal nacidos. Yo soy partidario del dicho popular,¨El que a hierro mata, que a hierro muera¨.

    Respuesta
  • el 17 agosto, 2018 a las 8:34 am
    Permalink

    Como ha sido posible esto y que aun no se conosca la sentencia,por favor si ya existe haganmela conocer que en mi provincia se sintio mucho lo sucedido.

    Respuesta
  • el 10 agosto, 2018 a las 3:15 pm
    Permalink

    El Estado que somos todos debemos tomar acciones que acaben con estos delitos como parte de una nación que construye día a día el bienestar de todos los cubanos y no aflojar la mano ante un delito tan infame y horrendo. Pido la máxima pena, el fusilamiento, a la familia mis más sentido pésame, no lo hago con ideas de venganza, lo planteo porque soy padre también y me conmueve su dolor.

    Respuesta
  • el 10 agosto, 2018 a las 3:00 pm
    Permalink

    Actos de este tipo deben ser arrancado de la sociedad pero arrancado de raíz, porque es la única manera de acabar con la maldad y la única manera en que se puede salvaguardar a las personas, trabajadores y ciudadanos que somos la base de esta revolución, no podemos dejar que estos maniáticos sin escrúpulos socaven el bienestar que nos brinda nuestra Revolución. Estos ciudadanos sin escrúpulo son esos mismos que no les importa para quien trabajan ni que hacen, solo satisfacen su malicia, y son los que utiliza el enemigo para reclutarlos en contra de nuestro pueblo que si vive de su trabajo; por lo que les pido a estos jueces que arranquen de raíz el mal de nuestro pueblo. Recuerden que un poco de levadura leuda toda la masa.

    Respuesta
  • el 10 agosto, 2018 a las 9:54 am
    Permalink

    Espero la ley sea severa y le pongan la máxima pena, LA MUERTE, no merecen estar vivos, y si fuera yo la ley primero los torturaba, como si fuera el Dictador Fulgencio Batista, para que murieran sufriendo poco a poco.

    Respuesta
  • el 9 agosto, 2018 a las 9:39 pm
    Permalink

    Que extraño leer en nuestro país un caso así, milagro que lo publicaron

    Respuesta
    • el 10 agosto, 2018 a las 2:15 pm
      Permalink

      El Estado que somos todos debemos tomar acciones que acaben con estos delitos como parte de una nación que construye día a día el bienestar de todos los cubanos y no aflojar la mano ante un delito tan infame y horrendo. Pido la máxima pena, el fusilamiento, a la familia mis más sentido pésame, no lo hago con ideas de venganza, lo planteo porque soy padre también y me conmueve su dolor.

      Respuesta
    • el 27 agosto, 2018 a las 3:03 pm
      Permalink

      Tampoco pasan cosas asi frecuentemente, vivi en el Cerro, en la Habana por 29 annos y nunca me entere de una violacion y el Cerro es un barrio malo.

      Respuesta
  • el 8 agosto, 2018 a las 10:17 pm
    Permalink

    Me parece que violencia de genero suena demasiodo light para un caso de asesinato, violacion, estas personas son asesinos , El que ha hierro mata a hierro muere, esto fue antes, por que no ahora tambien.

    Respuesta
  • el 8 agosto, 2018 a las 9:01 pm
    Permalink

    Terrible hecho.Merece la pena capital,sin embargo,estoy seguro q no sera aplicada.En Holguin hubo caso mucho peor,asesinatos multiples para robar autos,lo vieron en Dia y Noche caso Bucaro y los asesinos estan vivos.

    Respuesta
  • el 8 agosto, 2018 a las 3:27 pm
    Permalink

    Asco, repulsión, dolor y decepción, eso se siente al saber este tipo de cosas, considero que la persona que sea capaz de cometer un acto de violación contra otra y considero “acto de violación” cualquier agresión sexual, desde un piropo grosero, la masturbación pública y hasta cosas como esta en el peor de los casos lo que le hicieron a Leydi, una niña de sólo 18 años, aún cuando ya tenía un hijo; debe ser condenada de por vida, nunca más salir de una prisión, obligada a trabajar forzosa y duramente en los peores oficios, encadenadas y con grilletes como en los viejos tiempos, pues no son merecedores de los beneficios que brinda esta sociedad a todos por igual. Este país debe dejar de ser tan benévolo con gentusas que opacan nuestra calidad humana, delincuentes, prostitutas, borrachos, boyeuristas, exibisionistas, pajisos, mirahuecos y todo tipo de sinverguenza que se hacen pasar por locos, no son casos sociales son gentusas que estorban en las calles, PRISIÓN INDEFINIDA PARA ELLOS DESDE LA PRIMERA MANIFESTACIÓN Y A TRABAJAR EN LA AGRICULTURA QUE BUENA FALTA NOS HACE.

    Respuesta
  • el 8 agosto, 2018 a las 3:05 pm
    Permalink

    Creo que la justicia tiene ante sí un caso en que la pena de muerte es lo que lleva. Casos así deben ser ejemplarizantes para la sociedad que ha visto resquebrajada su formación por debilidades que en muchos casos posibilitamos. Es necesario que la pena de muerte reine por múltiples razones ahora, ya que esas atrocidades hay que detenerlas ejemplarmente. Recuerdo cuando se intentaban llevar las lanchitas de Regla y Casablanca en La Habana. Se aplicó pena de muerte a los últimos autores materiales de esos hechos y se acabó el robo de lanchas. esto fue por Seguridad Nacional, pero el caso de Cienfuegos, también si queremos lo es por lo espiritual y lo que significa si se anda con paños tibios. es hora de que entren por el aro los culpables de muchas fechorías en Cuba.

    Respuesta
  • el 8 agosto, 2018 a las 2:11 pm
    Permalink

    El Derecho Penal Cubano positivo, en manos de su juridicción no dejará incólume este lamentable suceso, no más violencia, que toda la fuerza de la justicia recaiga sobre estos asesinos

    Respuesta
  • el 8 agosto, 2018 a las 1:39 pm
    Permalink

    Duro , muy duro no conocia del hecho hasta hoy que lei el articulo, si bien la pena de muerte no traera de vuelta a esa niña , es lo que se impone POR LEY , segun el codigo penal , y por RECLAMO popular y no porque nos dejemos llevar por una turba , ni de linchamiento se trata, pero estos hechos en todas las epocas y sistemas se han castigado de manera ejemplarizante, para que otros que alberguen en sus mentes un apice de cometerlos al menos se lo piensen dos veces. No es revancha ni venganza , es sentido comun y JUSTICIA hay que pararlo a como de lugar , hace rato que a la moratoria hay que darle vacaciones . Mi mas sentido pesame a los familiares de la victima ojala se la apliquen , solo asi continuaré creyendo en nuestro sistema Judicial

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *