Jóvenes militares de Cienfuegos: Quince años y otros motivos para celebrar

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 11 segundos

Un vals madrugó al sol. Cuando todavía la luz del astro rey pugnaba por apoderarse del día, los varones del curso de décimo grado de la Escuela Militar Camilo Cienfuegos, de esta provincia del centro sur de Cuba, pegaban rodilla en tierra para recibir a las muchachas e invitarlas al tradicional baile de las fiestas de quince años.

Con la celebración, la institución docente retomó una costumbre que databa de casi dos décadas y ahora vuelve para beneplácito de los alumnos, profesores y familiares.

Según Tatiana González Ríos, directora de la escuela, “estos cumpleaños colectivos dejaron de realizarse en 2005 y decidimos rescatarlos porque aluden a una fecha importante tanto para hembras y varones, pues suele afirmarse que los quince años de edad marcan el tránsito de la niñez a la adultez.

“Es un recuerdo único para todos ellos y lo festejan de forma diferente: con sus compañeros, en igualdad de condiciones, sin distinción”, agregó.

El festejo retomó una tradición de la Escuela Militar Camilo Cienfuegos en esta provincia.

La actividad, pensada a propósito de las conmemoraciones de este 4 de abril, saludó el aniversario 62 del Ejército Central, así como los onomásticos de la Organización de Pioneros José Martí y de la Unión de Jóvenes Comunistas.

“Fue algo emocionante e inesperado. Todas mis compañeras están muy contentas y agradecidas, porque algunas de nosotras no tuvimos una fiesta particular y aquí se nos dio la oportunidad”, comentó Dayusmi González Castillo, una de las más de treinta quinceañeras agasajadas en la Escuela Militar Camilo Cienfuegos del territorio.

Otro criterio refirió el estudiante Yadier Michel Ferrer Tamayo: “Esto ―dijo― nos sorprendió mucho. Cuando entré a la escuela nunca pensé que harían cosas así. Realmente es una manera de relajar las tensiones docentes, de celebrar en familia, con nuestros padres y compañeros de clase, y puede convertirse en una acción que nos identifique”.

Para el centenar de alumnos de décimo grado de esta institución militar en Cienfuegos resultó una jornada distinta, donde los trajes de verde olivo mutaron en blancos y largos vestidos, y lazos en el cuello de las camisas.

Visitas: 7

Roberto Alfonso Lara

Licenciado en Periodismo. Máster en Ciencias de la Comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *