Atletismo en Cienfuegos, una de cal… y otra de hierba

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 39 segundos

Con anterioridad ya hemos elogiado en esta página la actuación del atletismo de Cienfuegos, que este año protagonizó su mejor desempeño en la historia provincial de los Juegos Escolares, al ubicarse en el cuarto escaño del país.

Los cienfuegueros solo fueron superados por las representaciones de La Habana, Santiago de Cuba y Camagüey, territorios considerados potencias de la disciplina.

La cosecha de seis medallas de oro, dos de plata y tres de bronce del atletismo de Cienfuegos estuvo liderada por Rosmeiby Quesada Mederos, seleccionada la Más Integral del evento luego de sus títulos en 100 con vallas (con récord nacional incluido) y el exalón, donde sumó 4 mil 369 unidades.

Al respecto conversamos con algunos de los responsables de la hazaña.

“Desde hace varios años nos propusimos salir de los lugares de retaguardia (12, 13, 14) y comenzamos a implementar estrategias que potenciaron el trabajo en la base. Y llegaron los resultados, pues ya en 2019 nos ubicamos en la quinta plaza. Es cierto que ahora existía mucha incertidumbre debido al prolongado tiempo sin competir, pero no solo nos mantuvimos, sino que mejoramos la posición”, explica Amílkar Ferrer, comisionado provincial.

El propio Amílkar señala que “a ello hay que sumar el esfuerzo y sacrificio de atletas y entrenadores, así como el apoyo de los padres”.

Rosmeiby Quesada Mederos fue la más integral del atletismo cubano en los Juegos Escolares.

Annia González, considerada una de las mejores entrenadoras de la velocidad en el país, admite su satisfacción. “De verdad estoy muy contenta con el resultado. Imagínate, luego de dos temporadas de inactividad las chicas salieron muy bien, y Rosmeiby se lleva la distinción de Mejor Atleta. Me siento orgullosa y satisfecha”.

La muchacha reconoce que aún se emociona cuando recuerda la competencia. “Sabía que podía tener un buen resultado, pero hasta yo me sorprendí con los tiempos que logré”.

Y precisamente eso resalta Adrián Chacón, destacado corredor cienfueguero hasta hace poco miembro de la selección nacional.

“Me siento eufórico, pues se trata de lo mejor alcanzado por el atletismo de Cienfuegos. Nosotros contábamos con mejores condiciones y no pudimos acercarnos a eso. Y es solo el número de medallas, sino las marcas que fueron muy buenas”.

El estado calamitoso de la pista

Sin embargo, resulta contraproducente que, luego de la mejor actuación histórica de los escolares, la pista Rosendo Brunet, lejos de mejorar sus precarias condiciones, muestre aún mayores signos de deterioro y abandono.

La instalación semeja un potrero cualquiera. El enyerbamiento es tal que en algunas zonas llega al tamaño de una persona, sin contar arbustos de aroma, hierba en la misma pista de carrera, suciedad en los ¿baños? y el local para las pesas…

“Afecta desde el mismo momento que llegas aquí, pues desde el punto de vista psicológico al ver este desastre se te quitan los deseos de entrenar, dice el comisionado. Muchas áreas de preparación no se pueden utilizar y los muchachos y sus profesores tienen que hacer malabares para entrenar”.

“Yo misma solo vengo aquí dos días a la semana, pues de verdad las condiciones son pésimas. Me traslado con el grupo hasta Pastorita para poder trabajar”, agrega Annia.

Otros criterios recogimos entre deportistas y técnicos.

“En la preparación general se debe utilizar la zona de césped, para luego pasar a la arcilla. Es imposible, pues no tenemos espacio para el caso de las distancias largas”. (Adrián Chacón)

“Cuando llueve la pista se inunda y el fango nos impide correr, además de que hay problemas con las vallas”. (Leandro Pedroso, campeón 400 con vallas y bronce en 110 c/v)

“En la curva no hay carriles debido a la hierba”. (Rosmeiby)

“La aroma no nos deja utilizar la loma donde debemos hacer el fortalecimiento”. (Marcia Sierra, oro en 400 y 400 con vallas)

“En los círculos de lanzamiento hay mucha hierba y los implementos se pierden”. (Luis E. Larduet, plata en disco y bronce en bala)

A ello Amílkar suma que “llevamos años solicitando la jaula de lanzamiento, y sin ella esas modalidades aportaron al medallero. Incluso Luis Enrique fue promovido, junto a Rosmeiby, al equipo nacional.

“En varias ocasiones hemos planteado el problema y todavía no hay respuesta. No pedimos nada del otro mundo, sino las mínimas condiciones para realizar el trabajo. Y no es consecuente esta situación con los logros alcanzados por el atletismo de Cienfuegos”.

Lo más increíble es que, ante soberanas limitantes, este grupo se traza el propósito de ir por más, como lo atestigua en buen cubano Luis Enrique. “Aquí hay un lema que es ir siempre pa’ arriba del lío”.

El comisionado confía en su tropa. “Son muy buenos atletas y excelentes entrenadores. Pretendemos proseguir el ascenso. Pero necesitamos que mejoren las condiciones”.

¿Serán escuchados esta vez?

Visitas: 12

Carlos E. Chaviano Hernández

Periodista y Director de programas de televisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *