A la cubana más bella

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 54 segundos

Sin esa luz indómita de tu espíritu, ¿cómo alumbrar la existencia cuando alguna sombra amenaza? Esperanza pudiera llamarte, mujer, o Libertad, da lo mismo; están hechas las dos según tu temple

Mujer, terso manantial de la resistencia, si de otro ser que no fuera el tuyo naciera la terquedad de ser libre, ¿acaso tu osadía fuera tal?, ¿fuera la misma tu cubanía delicada y recia? ¿De dónde si no de ti, mujer, vendría más pura la savia que hace a tu archipiélago único e irrepetible?

Alguien que no seas tú, ¿habría descubierto el modo de fatigar al cansancio, de disolver nubarrones, de vencer a diario las mil y una vicisitudes, de hacer fértil cada minuto, aun si parecieran áridas las jornadas?

Sin esa luz indómita de tu espíritu, ¿cómo alumbrar la existencia cuando alguna sombra amenaza? Esperanza pudiera llamarte, mujer, o Libertad, da lo mismo; están hechas las dos según tu temple.

Viven en ti Mariana Grajales, María Cabrales, Ana Betancourt, Rosa la Bayamesa, Haydée, Melba, Celia, Vilma… y tú, joven que en cualquier latitud empinas la voz de pueblo y extiendes solidaria la mano; esa bondad es resistencia enraizada, tiene la energía liberadora de quienes te precedieron.

De lo más hondo de Cuba, de la raíz a los frutos emerge tu figura, mujer nacida en enero. Doncella que amamanta las utopías, que alimenta sueños, mujer de patria y ardores, de sudores y amores, de uno y de los mil nombres; mujer que inspira: nunca, en ninguna ocasión / le he cantado a las estrellas / canto a la Revolución / que es la cubana más bella.

Visitas: 8

Granma

Órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba. Fundado el 3 de octubre de 1965. Disponible en la web como diario desde julio de 1997.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *