Rebelión: periodismo a favor de la verdad escamoteada

Fundado en 1996 por el periodista español Pascual Serrano junto a un grupo de colegas que desde entonces cumplen invaluable servicio político y cultural de forma no remunerada, el diario alternativo en internet Rebelión constituye una de las plataformas encargadas de dar voz al pensamiento de izquierda mundial, con preeminencia el iberoamericano.

Al día de hoy, continúa como adalid en la batalla contra la desinformación de los grandes medios corporativos al servicio de los centros de poder hegemónico, esa cámara de ecos que reproduce —de forma “mcdonalizada”—, el mismo criterio a lo largo del globo cada minuto del día.

Desde este 20 de febrero, Rebelión cuenta con nueva web, esta mucho más atractiva en su presentación y de mayor usabilidad; aunque asida al mismo objetivo para el cual fuera creada: ofrecer una contrarrespuesta de Verdad a la mentira maldita vomitada por el aparato mediático controlado por los intereses imperialistas.

El equipo de Rebelión, que actualiza la página de lunes a sábado con materiales originales o tomados de otras cabeceras alternativas, ha posibilitado que esta haya sido espacio de publicación, durante ya casi un cuarto de siglo, de reflexiones, artículos y ensayos firmados por extraordinarios intelectuales.

Las voces de los solo físicamente ausentes Fidel Castro, Howard Zinn y Francoise Houtard; así como de las de Noam Chomsky, James Petras, Atilio Borón, Adolfo Pérez Esquivel, Ricardo Alarcón de Quesada, Leonardo Boff y Frei Betto, además de las de muchos otros pensadores indispensables de la actualidad, encuentran amplificación mundial a través del portal de lectura ineludible para la feligresía progresista.

Analistas políticos especializados en diferentes regiones también contribuyen, mediante su aporte sistemático, al órgano alternativo español.

En un mundo sumido en las tinieblas (mediáticas) de la desinformación, es crucial la existencia de medios alternativos como Rebelión, que apuestan por favorecer la difusión de la verdad.

No obstante de forma particular no siempre coincidir con algunas expresiones del pensamiento de izquierda que en el medio de marras cohabitan (a veces se quiere ser tan “plural” e “inclusivos” que son colocados textos que en vez de contribuir al debate cuanto hacen es lastimar una causa); en la mayoría de los casos sí asiento y tengo por costumbre compartir los materiales de la página en la red social Twitter.

La existencia de plataformas alternativas semejantes resulta crucial en el mundo de la actualidad, a efectos de contrarrestar la colosal andanada de “posverdad”, manipulaciones, medias verdades, silencios y falta de contraste, tanto de los medios oficiales encargados de propalar la ideología hegemónica, como de miles de páginas personales o de otros medios que también le hacen el juego al poder, e igual de las redes sociales: una jungla caótica de engaño permanente a la cual se debe penetrar pertrechados de la coraza de la información y de posiciones avaladas por argumentos fundamentados en esa verdad que a la larga deberá abrirse paso entre los seres humanos.

Todavía no son muchas tales plataformas, pero conviene recordarlas aquí y de paso sugerir a muchas personas a que dediquen un diez por ciento de ese tiempo dilapidado en mecanismos de anulación intelectual como Facebook a leer sitios parecidos a Rebelión y, además, a RT, HispanTV , Telesur, Red Voltaire, La pupila insomne, Cultura y resistencia, Página 12, La Jornada

Mas si no les apetece mucho leer, pues en cambio son más de lo audiovisual, ver entonces en Youtube los canales de Inna Afinogenova (el nuevo se nombra Ahí les va y es formidable), Yadira Escobar (pese a no compartir ciertas visiones suyas, la sigo por su valentía en defendernos  públicamente en la capital mundial de la contrarrevolución), Guerrero Cubano, El Invicto Cubano o Edmundo García: estos cuatro últimos esenciales en el tema Cuba. Dos transmiten desde Miami, uno desde California y otro desde la Isla.

Son algunas de las personas que, cada semana —varios incluso cada día, de una a cuatro horas o más en directo—, enarbolan el concepto inmarchitable de la verdad en el proceso de la auténtica información.

Guías de luz en un mundo sumido en las tinieblas (mediáticas) de la desinformación, merecen el respeto por su labor cotidiana.

Julio Martínez Molina

Julio Martínez Molina

Licenciado en Periodismo por la Universidad de La Habana. Periodista del diario 5 de Septiembre y crítico audiovisual. Miembro de la UPEC, la UNEAC, la FIPRESCI y la Asociación Cubana de la Crítica Cinematográfica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir