Raulito, el multioficios del "5" | 5 de Septiembre.
mar. Nov 19th, 2019

Raulito, el multioficios del “5”

En el estadio, donde su padre Raúl Pérez Lozano resultó un paradigma, comenzó como carpetero y luego fue responsable de albergue. /Foto: Centro de Documentación

Dentro de pocos días Raúl Pérez González cumplirá 64 años de edad, y un enorme por ciento de esa existencia se vincula con el movimiento deportivo cienfueguero.

Inició su vida laboral en el sector de la Pesca, como ayudante de pailero, pero de esa etapa ya nadie se acuerda. En 1981 llegó al estadio 5 de Septiembre, su segunda casa, donde, por hacer, ha hecho de todo.

Pero, sin duda alguna, una de las virtudes incuestionables de Raulito, porque así es como todos lo reconocen, es la de haber integrado el movimiento de corresponsales deportivos prácticamente desde su creación.

Logotipo: Arí

En el lejano 1975 comenzó a reportar para la Emisora Provincial, “cuando estaba en la calle Santa Cruz”, y un año después ya publicaba en el periódico Vanguardia, hasta que nació Cinco de Septiembre, donde su firma se hizo habitual desde 1980.

Recuerda las enseñanzas de maestros de la talla de Humberto Duarte, Reemberto Cabrera y Humberto Simón Pérez, quienes se empeñaron en hacerlo “periodista”, así como el honor de pertenecer a la UPEC, en lo que mucho influyó la gestión de Andrés García Suárez, otro ícono de los medios de prensa locales.

No olvida que publicaba a diario, de todos los deportes, aunque su preferida es la pelota. Y no solo en los medios locales, sino también en Granma, Juventud Rebelde, Radio Reloj

Su labor le ha permitido asistir a un incontable número de eventos, así como a merecer premios a nivel de provincia y país. Siete plenos nacionales de corresponsales deportivos contaron con su presencia, desde 1977 en la playa holguinera de Guardalavaca, hasta 1984 en Santiago de Cuba.

En el estadio, donde su padre Raúl Pérez Lozano resultó un paradigma, comenzó como carpetero y luego fue responsable de albergue. Trabajó en la pizarra cuando esta se manejaba de forma manual, y hasta incursionó en sus botones electrónicos, pero “la tecnología creció” y Raulito pasó a la Brigada de Mantenimiento en 2010, y hasta hoy se le puede ver en cualquier función, lo mismo chapeando y botando basura que llevando agua a los peloteros que entrenan en el bullpen.

Lamenta que ya las cosas no son igual. Varios les cierran las puertas a la hora de reportar, ya no los invitan a las actividades de la UPEC, y opina que se ha debilitado el movimiento de corresponsales… Pero se mantiene firme y continúa llamándome para informar de cualquier temática deportiva. Su forma de hablar, similar a una ametralladora, se me ha hecho fácil con el paso de los años, y confieso que prefiero “oír” sus reportes que “leerlos”.

Raulito, personaje muy querido por movimiento deportivo cienfueguero. /Foto: Carlos Ernesto Chaviano
Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share