Mustapha Boutadjine: compromiso político desde el arte visual

0
986
La exposición América basta, rinde homenaje a varias figuras históricas. Foto: Efraín Cedeño
La exposición América basta, rinde homenaje a varias figuras históricas. Foto: Efraín Cedeño

En momentos cuando demasiado intelectual del mundo y de Nuestra América guarda un silencio cómplice ante tanto crimen depredador perpetrado por los poderes hegemónicos del planeta, o en otros casos confunde perspectiva, sino y cosmos para aliarse a aquellos que intentan transmutar historia, realidad presente y futuro del sitio que los acoge, genera optimismo la existencia del patrón antónimo: ese comprometido con los expoliados y humildes que han luchado toda su vida por la igualdad social, por la justicia compartida.

A la segunda clase pertenece, en virtud de condición y obra, el artista visual argelino Mustapha Boutadjine, quien mantendrá en cartel, del 9 al 16 de mayo en la galería Federico Fernández Cavada, del Taller de la Sociedad Gráfica de Cienfuegos, la exposición personal itinerante América Basta, a través de la cual el creador africano rinde homenaje tanto a Fidel Castro como a otras grandes figuras de la historia/cultura del continente americano a la manera de José Martí, Ernesto Che Guevara, Hugo Chávez, Salvador Allende, Pablo Neruda, Víctor Jara, Rosa Parks, Saco y Vanzetti o los esposos Rosenberg, achicharrados en la silla eléctrica por la histeria anticomunista de Washington.

Diseñador gráfico del periódico L’Humanité, Órgano Oficial del Partido Comunista Francés donde labora hace 27 años, en estas composiciones basadas en documentos de archivo o fotografías Boutadjine también discursa sobre un país de América del Norte, aunque desde el plano de cómo sus respectivos gobiernos han inundado de caos y sangre un universo al cual tienen poder militar para poder conducir a la total destrucción.

Él estampa aquí “un recorrido mundial en el que las imágenes componen las exacciones de las administraciones norteamericanas. Sangre y lágrimas. Boutadjine reivindica el compromiso. El compromiso por la denuncia de una engañifa mundial, la de la democracia al estilo de Washington (…)”, digámoslo con las palabras de Pierre Barbancey, destacado periodista del cotidiano parisién en el cual presta servicios.

En su artículo El pegador, contentivo dentro del dossier preparado por el artista nacido en 1952 para su muestra itinerante en La Habana, Cienfuegos y Camagüey (facilitado a 5 de Septiembre por el Consejo Provincial de las Artes Plásticas) el crítico de arte e historiador francés Jean-Louis Pradel ofrece diáfana apreciación valorativa de estos trabajos: “Sus miradas reflejan el pavor de las tinieblas, grabado para siempre en sus retinas. Son soles negros de una galaxia multicolor de la insumisión radical. En un tiempo en el que el poder no para de contarnos cuentos, en el que el higienismo, el principio de precaución, el deber de injerencia y la represión en nombre de la seguridad destrozan la libertad de los hombres, mientas el cinismo y la injusticia mandan por todas partes, es a una historia muy diferentes que nos invita esta serie de retratos con su identidad irreductible, por supuesto sin fronteras”.

Hiroshima Nagasaki, composición basada en la fotografía de Ittetu Morishita Los ojos de la señora Hatsuko Tominaga; Irak: los ladrones de Bagdag, según instantánea de Kevin Frayer y Viet Nam: Kim Phuc, a partir de la gráfica de la célebre foto de la niña desnuda que huye de los asesinos norteamericanos tomada por Nick Ut son algunos de los materiales más sólidos del argelino en torno a tres de las atrocidades genocidas cometidas por los gobiernos estadounidenses desde 1945 hasta la actualidad.

América basta es una de las siete series integradoras del libro Collage Resistans, que recoge toda la vida creadora de este maestro del arte de rasgar y unir las tiras de papel satinado, profesor asociado y jefe del Departamento de Diseño de la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes de Argel.

Guardar

Dejar respuesta