¿Melón o sandía?

3
1567
Deliciosas tajadas de melón rojo o de agua. /Foto: Wikipedia

¿A quién no le gustaría, en medio de un estío abrasador como el que sufrimos en Cuba en este verano, degustar una refrescante tajada de melón de agua? ¿O tal vez prefiera un vaso de jugo de la fruta, con bastante hielito?

Lo cierto es que este resulta otro de los regalos de la sabia naturaleza, una fruta que además de apetitosa tiene marcados beneficios para la salud humana. Pero, conozcamos un poco más de ella, e incluso aclaremos ciertas confusiones sobre el melón y la sandía.

Se cree que todas las variedades surgieron en Irán y la región transcaucásica, de donde pasaron a las antiguas civilizaciones egipcia, griega y romana. Pertenecen a la familia de las Cucurbitáceas, y dos de sus especies son propias de tallos rastreros, una de las cuales forma los melones verdaderos (amarillo, tendal, de invierno, catapulto, “piel de sapo”, entre otros.

En Cuba las variedades más comunes de melones (Cucumis melo) son el llamado de agua y el de Castilla. En otros países al primero se le conoce por sandía. Entre las propiedades de la fruta está la de ser un gran neutralizante de la acidez, laxante y diurética. No tiene contradicciones; eso sí, debemos consumirla fresca y madura y sin acompañarla con verduras o legumbres. Tampoco debe ingerirse de postre, por lo anteriormente dicho en cuanto a la combinación con otros alimentos.

Viagra natural

Según Cecilio Curbelo, en su sección de plantas medicinales, el melón o sandia contiene ingredientes que para la disfunción eréctil pueden ser tan efectivos como la Viagra. Científicos de una universidad aseguran que incluso una rebanada de melón o sandía puede aumentar el vigor sexual.

En la investigación encontraron que el licopeno betacaroteno y la citrulina son algunos de los fitonutrientes que contiene el melón o sandia y aseveran que la última de las citadas tiene entre sus beneficios la capacidad de relajar los vasos sanguíneos, al igual que el mencionado fármaco.

Capricho de la naturaleza

Por otro lado, posee efecto afrodisíaco probado, según dos estudios efectuados por las universidades de Florida, en Estados Unidos, y de Foggia, Italia. Resulta que el organismo humano transforma la citrulina contenida en el melón en óxido nítrico, una sustancia de gran importancia en las funciones sexuales pues provoca el aumento de la circulación sanguinea en el pene y favorece la erección.

Por lo tanto, consumir sandía es una forma natural de producir mayores cantidades de óxido nítrico en el cuerpo, aún más natural que tomar L-Arginina como suplemento, ya que los componentes naturales de la sandía tienen su propia manera de favorecer las justas condiciones para unas mejores funciones sexuales.

En cuanto al sildenafil (viagra), una vez más se ven las diferencias entre un medicamento y un alimento natural. El primero actúa de manera más poderosa, pero también más circunscrita a una ocasión determinada, mientras que el segundo es menos fuerte, pero más estable en el tiempo.

Las personas tienen la costumbre de ingerir la sandía sólo ocasionalmente, y consumirla una vez no produce casi ningún efecto sobre el rendimiento sexual, contrariamente al Viagra, con el cual es suficiente una sola toma.

Para que el melón produzca un efecto apreciable, hay que agregarlo a la dieta diaria, por lo menos una vez al día y al menos un tercio o una cuarta parte de la mitad de una gruesa tajada de la fruta (según las dimensiones de ésta). Sólo bajo la regularidad del consumo se pueden notar beneficios desde el punto de vista sexual.

Además, el melón de agua actúa también sobre la libido, no se limita a mejorar las erecciones, aumenta también el deseo a causa de la forma en qué éste es asimilado por el organismo. No es indicado para tratar trastornos eréctiles específicos, los cuales requerirían un enfoque más farmacéutico, pero no deja de ser fantástico para promover una buena forma sexual.

Sin embargo, no estamos ajenos a la dificultad que entraña para el caso de Cuba cumplir tal recomendación, obvia por razones de índole comercial: la presencia de esta fruta en los mercados resulta esporádica, sin contar los elevados precios a que se expende, incluso en la red estatal de mercados agropecuarios.

También un fármaco

El uso medicinal del melón lo demuestra su presencia en la Capitulare de villis vel curtis imperii, una orden emitida por Carlomagno que reclama a sus gentes de campo para que cultiven una serie de hierbas y condimentos entre los que se incluyendo los melones.

Estudios recientes explican que la han investigado durante años y la consideran buena para la salud pero cada vez aumentan sus importantes beneficios. Los fitonutrientes actúan igual que los antioxidantes y uno de sus beneficios podría ser el retraso del envejecimiento.

Ofrece flavonoides que protegen a las células de los radicales libres, reduciendo la posibilidad de padecer cáncer de páncreas, de mama o de colon. Mejora nuestra visión y evita a su vez la degeneración macular, frecuente por el paso de los años.

Controla la frecuencia cardíaca y la presión arterial debido a su contenido de potasio, lo que evita enfermedades relacionadas con el corazón. Ayuda al cuerpo a resistir patologías provocadas por infecciones, virus y bacterias, al contener vitamina C y manganeso.

Algunos especialistas la aconsejan para aquellas personas que tienen insuficiencia hepática y renal, por lo que se ha ganado el nombre de “la fruta del riñón”. Hay quienes le atribuyen al jugo buenas propiedades antipiréticas. También dicen que ayuda a limpiar tejidos y la sangre, y por su parte aumenta la leche a las madres lactantes.

¿Cómo adelgazar con melón?

Gracias a una buena cura depurativa de melón se puede bajar de peso y, además, eliminar los residuos tóxicos que se acumulan en nuestro organismo. Los componentes de esta fruta aportan muchos beneficios, sobre todo desintoxicantes y diuréticos.

Luego de llevar a cabo esta dieta, el cuerpo funcionará como corresponde, al no tener acumulados aditivos, conservantes y otros ingredientes nocivos de la comida actual. Pero además de ello, el melón nos brinda saciedad al estar compuesto por un 90 por ciento de agua. Comerás menos después de haber disfrutado de una porción de esta fruta. Y a su vez, nos hidrata, evita la retención de líquidos y permite liberar toxinas a través de la orina.

Pruebe recetas con los siguientes ingredientes:

Dos tazas de pulpa de melón cortada en cubos
Una manzana verde picada
Un kiwi pelado y picado
Una cucharada de zumo de limón
Una taza de cubos de hielo o media taza de agua
Para endulzar, un poco de miel, al gusto

Coloca todos los ingredientes en la licuadora y mezcla bien hasta conseguir una consistencia cremosa y homogénea. Este batido proporciona menos de 150 calorías y realmente sentirás que tu estómago está repleto.

Duerma tranquilo con el melón

Debido a su gran aporte de nutrientes, el batido de melón que se enseñó antes también sirve para dormir mejor. Es perfecto para quienes padecen trastornos del sueño. Esta fruta tan saludable es buena para quitarnos la sed, una de las razones por las cuáles muchas personas se levantan en medio de la noche. Y como es saciante, logra que el estómago quede “contento” toda la madrugada, sin molestarnos y crujir para que lo alimentemos.

El llamado melón de Castilla

Algunas personas consideran que no es aconsejable comer melón por las noches, porque causa indigestión, sin embargo, esto no está comprobado. Su contenido es básicamente agua, por lo tanto, no tendría ningún componente que pueda provocar problemas estomacales.

Lo que sí puede llegar a influir es la asimilación del melón, si es que se come muy frío de la nevera cuando hace demasiado calor y esto provoque un “choque” térmico en el cuerpo. O quizás nos puede caer mal si no está del todo maduro o ya se ha pasado algunos días.

Siempre y cuando se consuma en las porciones adecuadas al día, no tendría que provocar efectos secundarios que no permitan dormir. Para evitar malestar, si es que la persona es delicada del estómago, por ejemplo, se aconseja no comerlo después de la cena o poco tiempo antes de acostarse.

La fibra que contiene el melón nos ayuda a regular el tránsito intestinal y a mantener un colon saludable. El ir regularmente al baño nos ayuda a evitar tener la barriga hinchada, gases y molestias gastrointestinales.

En tanto la ingestión de la fruta favorece el funcionamiento de nuestros riñones y nos ayuda a prevenir patologías renales. Igualmente es una fruta indicada en casos de hipertensión o tensión alta.

También es muy beneficiosa para personas con anemia ferropénica y estados de estrés, debilidad y fatiga. Además, está especialmente indicado durante el embarazo y lactancia debido a su contenido en ácido fólico.

Y mire eso, las semillas o pepitas de melón son muy buenas para la salud. No las tires y aprovecha sus propiedades nutricionales. En definitiva son nutritivas, ayudan a eliminar parásitos gastrointestinales y nos aportan antioxidantes muy importantes que retrasan el envejecimiento.

En cuanto al nombre, no se preocupe, puede llamarlo como mejor prefiera, melón o sandía.

3 Comentarios

  1. Muy buen trabajo , a comer melón entonces, por estos días por suerte lo encontramos en las placitas más barato y entonces si nos podemos tomar un riquisimo jugo o degustar una buena tajada.Gracias por la oportuna información.

Dejar respuesta