Medicina herbal podría enfrentar al SARS-CoV-2

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha aprobado el protocolo de llevar a cabo la fase III de los ensayos clínicos de medicina herbal para curar la Covid-19, según un comunicado publicado por la institución, citado por este sitio digital, con información de RT en español.

Con esta iniciativa, precisa la fuente, la OMS pretende apoyar la capacidad técnica de científicos en África para desarrollar medicamentos tradicionales teniendo en cuenta las normas internacionales. «Los ensayos clínicos de fase III son fundamentales para evaluar completamente la seguridad y eficacia de un nuevo producto médico», argumentan.

¿Qué es la medicina herbolaria?

Los productos hechos de elementos botánicos, o plantas, que se utilizan para tratar enfermedades o para mantener la salud se llaman productos herbales, botánicos, fitomedicinas o medicina herbolaria(MH). Los suplementos a partir de las plantas con ese fin solo son de uso interno (es decir, se ingieren).

La práctica de usar estos recursos naturales se remonta a miles de años atrás, puede decirse que con el mismo surgimiento del hombre, cuando éste fue creando la condiciones para convivir mejor, atenuar las enfermedades y mejorar la calidad de vida.

Hoy en día, hay un resurgimiento, por ejemplo, entre los consumidores estadounidenses. Sin embargo, no lo es para todos,  debido a que no están sujetos a una estrecha vigilancia por parte de la Food and Drug Administration, FDA por sus siglas en inglés) y otras agencias gubernamentales, por lo tanto esas prácticas todavía son controversiales.

Son múltiples las especies de plantas cuyos principios ctivos se aprovechan para elaborar fármacos/ Foto: Tomada de internet

La MH, a través de sus estudios, ha posibilitado precisar las funciones y principios activos de las plantas. Muchas resultan ser válidas, otras demuestran ser inocuas o potencialmente peligrosas. Han sido, precisamente, los estudios sobre ellas, los que han podido determinar cuáles son los componentes principales de las medicinales, propiamente dichas. Ello tiene por propósito prevenir y tratar desequilibrios del estado de salud a través de los recursos biológicos naturales.

En este contexto, la MH juega un rol importante en la asistencia médica, por el efecto positivo que realizan en diversas patologías. Su estudio ha permitido incorporarla con verdadera efectividad a la medicina moderna, elevando su prestigio entre seres humanos, así como contribuyendo al mejoramiento y seguridad de la salud humana.

Cuba tiene resultados a exhibir

Investigaciones hechas en el campo de la medicina natural y tradicional en Cuba han arrojado resultados interesantes. Respecto a los diagnósticos tributarios a la MH, las infecciones respiratorias agudas, entre ellas el catarro común, constituyen la primera causa de consulta médica y de morbilidad en las áreas de salud, en sentido general.

En tanto, el empleo de plantas medicinales resulta eficaz en el tratamiento del catarro común y de otras patologías, ello lo corrobora un estudio realizado sobre el uso de plantas medicinales y tiene como objetivo promover la salud y la prevención y tratamiento de enfermedades y complicaciones patológicas, tales como: dolor de cabeza, resfriado común, problemas de estómago, problemas renales e intestinales, hipertensión, inflamaciones en general y vértigo.

La mayoría de las personas obtienen dichas plantas en la comunidad y en huertas de plantas medicinales, empleadas a la par de medicamentos convencionales bajo prescripción del médico de la familia. Sobre las formas de preparación se han tenido en cuenta los remedios tradicionales, de acuerdo con la farmacopea popular y los consejos de abuelos, aspecto importante para obtener los resultados terapéuticos esperados.

Luego, fomentar el cultivo de plantas medicinales en las huertas de los consultorios médicos, en la comunidad o el hogar, contribuye al desarrollo sostenible de la salud pública cubana, la sensibilización y toma de conciencia de la población sobre la protección del medio ambiente, la repercusión económica positiva respecto a la terapéutica medicamentosa y una mayor calidad de vida de los seres humanos.

Resulta importante, entonces, que los profesionales de la atención comunitaria fortalezcan el conocimiento y empleo de la MH, de manera que su práctica asistencial se encuentre enriquecida con conductas terapéuticas integrales, favorecedoras de la mejor calidad de vida en los pacientes.

Medicina herbal vs Covid-19

De acuerdo con la publicación de referencia, Prosper Tumusiime, representante de la Oficina Regional de la OMS para África, mencionó que tanto la pandemia como el brote de ébola en el continente han puesto de relieve la necesidad de «fortalecer los sistemas de salud y acelerar los programas de investigación y desarrollo, incluyendo la medicina tradicional».

La OMS ha aprobado el protocolo de llevar a cabo la fase III de los ensayos clínicos de medicina herbal/ Foto: Tomada de Internet

Asimismo, el experto adelantó que si se confirma la calidad, eficacia y seguridad de un producto de este tipo, la OMS recomendará su fabricación local a gran escala y de forma rápida. Actualmente, la normativa regional permite evaluar y aprobar ensayos clínicos de medicamentos y vacunas en menos de 60 días.

El protocolo fue aprobado por el Comité Regional de Expertos en Medicina Tradicional para la Covid-19 de la agencia de Naciones Unidas, el Centro Africano para el Control y Prevención de Enfermedades y la Comisión de Asuntos Sociales de la Unión Africana.

Los especialistas esperan que los científicos de la región utilicen inmediatamente el nuevo protocolo para que las personas puedan beneficiarse del potencial de la medicina tradicional y enfrentar la pandemia en curso.

En nuestro país el esfuerzo por frenar la propagación del coronavirus, deviene voluntad desplegada por el personal de los centros de Medicina Natural y Tradicional (MNT) en diversas provincias, en pos de incrementar y diversificar la entrega de medicamentos alternativos, principalmente anticatarrales, antivirales y antibióticos, entre otros.

En laboratorios y plantas industriales de Cuba se elaboran productos naturales a partir de las plantas/ Foto: Tomada de Internet

Expertos consideran que los productos y prácticas asociadas a la MNT constituyen una opción terapéutica más, que no sustituye al resto, aunque su empleo está avalado por una alta evidencia científica a nivel mundial, con bajas estadísticas asociadas a efectos adversos e impacto en su manejo.

En esa gestión son ejemplo los trabajadores del laboratorio de la MNT y otras instituciones, como son las plantas del Grupo Empresarial e Labiofam y otros centros de producción de fármacos en todas las provincias del país  que se dedican a la investigación y los protocolos de diferentes líneas de productos a partir de los principios activos de las plantas.

Suplementos herbales más comunes

La siguiente lista de suplementos herbales comunes se presenta únicamente para fines informativos. Consulte con su médico para hablar sobre afecciones médicas específicas o síntomas que podría estar experimentando. No se autodiagnostique, y consulte con el especialista antes de tomar cualquier suplemento herbal.

Cohosh negro. Esta planta parecida a un arbusto de Norteamérica oriental deriva su nombre de la palabra nativa americana «rough» (rugoso) (refiriéndose a la estructura de su raíz). Se usa generalmente para aliviar afecciones menopáusicas, menstruación dolorosa, espasmos uterinos y vaginitis.

La equinácea, por su parte, es usada con frecuencia para fortalecer el sistema inmunológico del cuerpo. También se considera una prevención contra los resfriados y la gripe. Esta planta nativa de los EE. UU. se conoce también como equinácea purpúrea.

El onagra .El aceite de esta planta floral que florece de noche, de color amarillo brillante, puede ser útil en la reducción de los síntomas de la artritis y el síndrome premenstrual (PMS, por sus siglas en inglés).

Se ha comprobado que las propiedades analgésicas de la santamaría han sido empleadas con acierto para contrarrestar cefaleas migrañosas, así como para dolores menstruales.

El gingko biloba y el ginseng son hierbas utilizada desde la antigüedad, prinmcipamente por las civilizaciones orientales. La primera se usa para muchas afecciones asociadas con el envejecimiento, incluyendo la mala circulación y la pérdida de la memoria; en tanto, la otra resulta un tónico general para tonificar todo el cuerpo. Muchos lo consideran útil para elevar los niveles de energía y aumentar la resistencia al estrés.

Con el sugerente nombre de sello de oro, la hierba, nativa de América, es popular por sus propiedades curativas y antisépticas, o sus cualidades germicidas. Se usa con frecuencia para resfriados y gripe, también es popular por aliviar el revestimiento de la nariz cuando está inflamado o adolorido.

El espino albar es recomendado popularmente para diversas afecciones relacionadas con el corazón y ayuda en el tratamiento de la angina, aterosclerosis, insuficiencia cardíaca congestiva y presión arterial alta.

Por utimo la palma enana americana puede ser útil en el tratamiento de la próstata agrandada, una afección común en hombres de más de 50 años de edad. Por su parte la hierba de San Juan es una especie silvestre empleada durante siglos en el tratamiento de trastornos mentales. Hoy en día, se la recomienda popularmente para la depresión de leve a moderada.

Por supuesto, la lista es mucho más amplia, y la sabiduría ancestral de la humanidad se ha encargado de acumular una amplia gama de especies vegetales con probadas propidades medicinales.

Armando Sáez Chávez

Armando Sáez Chávez

Periodista de la Editora 5 de Septiembre, Cienfuegos, Licenciado en Español y Literatura y Máster en Ciencias de la Educación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir