La Fiscalía y los Tribunales en Cienfuegos rinden cuenta de su gestión

La filial de la Fiscalía General de la República (FGR) y el Sistema de Tribunales Populares en Cienfuegos rindieron cuenta de su gestión ante diputados del territorio a la Asamblea Nacional de Poder Popular (ANPP). La reunión devino resumen del proceso que concluirá en diciembre cuando el Fiscal General de la República y el presidente del Tribunal Supremo Popular presenten los resultados del trabajo en los últimos cinco años ante la ANPP.

Al realizar un repaso sobre la labor de la FGR desde 2011, la fiscal jefa provincial, Yalizet Núñez Llano, informó sobre el proceso de perfeccionamiento en el que han estado inmersos y el cual ha dejado saldos favorables como el incremento del número de fiscales y de otros trabajadores dentro de órgano.

Durante la etapa, afirmó, las principales transformaciones se centraron en el reforzamiento de la actividad de los procesos penales, así como del sistema de atención a los ciudadanos y de protección a la familia. También destacó el incremento de la eficacia en la labor de dirección, el fortalecimiento de la comunicación institucional, informatización, superación y preparación, la atención a los trabajadores y el aumento de la actividad de seguridad y protección.

De acuerdo con José Antonio Castro Galán, jefe de la dirección de cuadros en la FGR, las transformaciones responden a la necesidad de contar con una Fiscalía más apegada al pueblo.

Tania Correa Lorenzo, presidenta del Tribunal Provincial Popular, aludió a la labor desplegada desde 2011 y expresó que los principales retos están en la necesidad de completar la plantilla de jueces y secretarios judiciales, en crear mejores condiciones de trabajo para enfrentar con mejor calidad los procesos y contribuir a la motivación del personal, en la alta preparación que demandan los nuevos escenarios económicos para poder perfeccionar el sistema de justicia, entre otros.

Rubén Remigio Ferro, presidente del Tribunal Supremo Popular, afirmó que en Cuba se imparte justicia en nombre del pueblo, por tanto, hay que buscar la verdad y ser justo. “Tomar la decisión justa lleva no solo dominar los conceptos técnicos pues la ley en la mayoría de los casos no alcanza para resolver los asuntos de justicia, hay que completarlo con sentido de lo lógico, saber qué acontece a nuestro alrededor, cómo vive la gente, cómo piensa, cuáles son las dificultades por las que atraviesa. Hoy para nuestro trabajo hace falta mucha sensibilidad, inteligencia. Sin un adecuado ejercicio de la acción judicial no hay socialismo próspero y sostenible, si el derecho y la justicia no prevalecen en la sociedad, no hay estabilidad ni seguridad nacional”, acentuó.

Marlene Curbelo, diputada a la ANPP, hizo algunas recomendaciones como la de continuar trabajando en la informatización de los tribunales y lograr un mayor vínculo de los jueces con la Universidad en la preparación de los estudiantes de la carrera de Derecho.

Otra diputada, Martha Ojeda Sánchez, coordinadora provincial de los CDR, disertó acerca de cuánto se han estrechado los lazos de los Tribunales y la Fiscalía con la organización que encabeza en el desarrollo de diversas acciones comunitarias y cómo se han acercado al pueblo con un lenguaje claro, comprensible.

Según expresó José Luis Toledo Santander la rendición de cuenta del Sistema de Tribunales y la Fiscalía constituye un ejercicio de democracia, pues “la justicia y la ley son una conquista del pueblo cubano, que tiene un elevado sentido de lo justo”.

«Sin un adecuado ejercicio de la acción judicial no hay socialismo próspero y sostenible», expresó Rubén Remigio Ferro, presidente del Tribunal Supremo Popular en Cuba. /Foto: Juan Carlos Dorado
Yudith Madrazo Sosa

Yudith Madrazo Sosa

Periodista y traductora, amante de las letras y soñadora empedernida.

Un Comentario en “La Fiscalía y los Tribunales en Cienfuegos rinden cuenta de su gestión

  • Avatar
    el 28 agosto, 2020 a las 12:41 am
    Permalink

    Tu palabra contra la mía…Una historia judicial, basada en hechos reales…
    En el sistema judicial cubano como en casi todos los sistemas del mundo, para condenar a un ciudadano se necesitan pruebas, estas no son más que los elementos, argumentos y evidencias que demuestran claramente la comisión de un delito por parte del acusado, pues como se conoce todos somos inocentes hasta tanto no se demuestre lo contrario.
    No se puede iniciar un proceso penal cuando solo existe la palabra del demandante contra la del acusado, cuando esto sucede, tanto la fiscalía como el tribunal desestiman el caso, pues el mismo carece de sentido.
    Esto es lo que debe ser, pero desgraciadamente no siempre ocurre así. Basta con que se trate de la palabra de un menor contra la de una persona mayor. En este caso y contra lo que establece la ley, sí se inicia el proceso y como el menor no comparece ante los tribunales, es entonces representados por las personas mayores que responden legalmente por él, que por lo gen

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir