La Cruzada que demolió el silencio en las montañas de Cienfuegos (+ Video)

Yaguanabo Arriba, el mejor campo de Cuba según “Pepino”, un pintoresco personaje de ese recóndito asentamiento del macizo de Guamuhaya, fue una de las últimas comunidades montañosas a donde llegó la edición 12 de la Cruzada Artístico-Literaria de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Cienfuegos, luego de recorrer alrededor de 20 poblados de la serranía en esta región del centro sur de la Isla.

Del 27 de julio al 3 de agosto, una brigada compuesta por 45 jóvenes creadores —la más nutrida de las ediciones recientes— demolió los muros del silencio en lugares donde el mutis se había apoderado de la vida de los montañeses, y entre canciones, dibujos, acrobacias, pies forzados, juegos y poemas, devolvió la sonrisa a rostros que lucían apagados.

Ninguna ‘Cruzada’ se parece a otra, pero siempre buscamos la forma de enriquecerla, para que las personas puedan disfrutar de las diferentes propuestas culturales que agrupamos. En esta ocasión ha sido especial el vínculo entre varias generaciones de artistas y la visita a nuevas comunidades, algunas que ni siquiera estaban previstas dentro del programa”, apuntó Frank Armando Pérez Aguayo, presidente de la AHS en la provincia. 

El ascenso por primera vez al Pico San Juan —la mayor elevación del centro del país— marcó el inicio de la gira por el Escambray cienfueguero y se halla entre las gratas experiencias que ahora narran sus protagonistas, tras siete días de periplo por las alturas.

Nunca había estado en tantos pueblos en tan poco tiempo, y son inolvidables para mí los rostros de la gente: sus expresiones de alegría, tristeza, risa”, dijo Frank Alvarez Armiñana, artista de la plástica, quien junto a otros colegas realizó disímiles intervenciones, coloreando el espíritu en los intricados asentamientos de la montaña.

Omar Torres Sarduy, actor de Teatro de Los Elementos, agregó que “lo mejor ha sido la cercanía con el público; acercarnos a las personas con una poesía, un cuento, y gozar de la magia que nos regalan los niños”.

Durante la décimo segunda edición de la Cruzada de la AHS en Cienfuegos, un grupo de jóvenes creadores recibió el carné de la organización. Otro hecho ponderable resultó la participación de varios adolescentes, como parte de la estrategia de contribuir a la formación de los artistas desde edades tempranas.

Yoandry Abreu Gil, acróbata del circo Perlita Sureña, da fe de ello. “Los lugares —comentó— no han sido los apropiados; hemos tenido que esforzarnos y actuar dondequiera, aunque el sitio o local estén en malas condiciones. Pero debimos hacerlo para quedar bien con el público y emocionarlo”.

Pese a la ausencia de la Sociedad Cultural José Martí, de La Habana —habitual participante en esta iniciativa—, la Cruzada sumó a creadores de otros territorios y reincorporó a artistas del patio que desde hacía rato no asistían. 

Cambiar los escenarios del teatro por los escenarios de la montaña es muy gratificante, sobre todo al constatar la manera en que nos acogen al llegar, y la expresión de las personas al vernos partir”, sostuvo Yatsel Rodríguez González, trovador y presidente de la AHS en Villa Clara.

Llevar la música y el arte de mis amigos a zonas de silencio, donde casi nunca existe la posibilidad de disfrutar del amor que esparcen los artistas, me parece fabuloso”, añadió el cantautor cienfueguero Nelson Valdés.

He vivido cosas muy lindas, la más hermosa aquella del niño que quiso pintarse en su brazo una bandera cubana, igual a la mía. Eso me hizo recordar que en muchos de estos lugares de la montaña en Cienfuegos también habitan hombres y mujeres extraordinarios, que cargan a la Patria en el corazón”, concluyó.

Roberto Alfonso Lara

Roberto Alfonso Lara

Licenciado en Periodismo. Graduado en la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas en 2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir