Inventiva en Cienfuegos para asegurar alimento al ganado - 5 de Septiembre.

Inventiva en Cienfuegos para asegurar alimento al ganado

En predios del municipio de Cumanayagua, una treintena de kilómetros al este de Cienfuegos, se asienta la Unidad Empresarial de Base (UEB) de producción de alimento animal, entidad con un colectivo de 33 trabajadores y señalada por contar con un elemento que la distingue del resto entre las de su tipo: todos son innovadores. Esta razón quizás explique por qué en poco tiempo recuperaran destrozos provocados por una catástrofe natural y ganaran durante dos años consecutivos la condición de Colectivo Vanguardia nacional.

Ariel Gustavo Pérez Vega, administrador de la UEB perteneciente a la Empresa Pecuaria El Tablón, explicó a 5 de Septiembre sobre la creación en 2015 del ente productivo: “la decisión respondía a intereses de la dirección del Ministerio de la Agricultura, dada la necesidad perentoria de fabricar pienso criollo para suplir importaciones y abastecer la ganadería. Nos dimos a la tarea, resarcimos los daños ocasionados por un ciclón y gracias a la inventiva de nuestra gente revertimos la situación, tal cual se nos había solicitado.

“Empezamos por desbrozar malezas, reconstruir, recuperar con lo que había, y ya finales de ese propio año estábamos produciendo 100 toneladas mensuales de pienso, cifra que poco después duplicamos hasta llegar a la actual, que resulta tres veces las del comienzo. Todo ese alimento lo suministramos, en lo fundamental, a la Empresa Pecuaria El Tablón, aunque ocasionalmente destinamos parte a su homóloga La Sierrita y también a productores independientes de Cumanaygua, Lajas y Cienfuegos”.

Imágenes del balance anual de esta fábrica revelan el contraste entre los iniciales terrenos áridos y su transformación productiva. Hoy incluso han conseguido diversificar sus producciones, incluida la de sal mineral que venden a Villa Clara y La Habana.

Como equipamiento la UEB cumanayagüense cuenta con un molino reparado, un mezclador y transportadores, estos últimos todos salidos del ingenio de sus incansables innovadores.

Tienen una finca productora de forraje verde, además de otros renglones agropecuarios cuyos residuos de cosecha devienen pienso criollo. Todos esos esfuerzos devienen en buenos resultados, que a la postre se traducen en elevado salario medio respaldado por la suplencia de ciertos déficits de materia prima con remanentes de cosechas de yuca, maíz, girasol y sacharina de la caña.

En apenas dos años los trabajadores de esta UEB, han conseguido sobresalir entre sus similares a nivel de país por la condición ratificada de Colectivo Vanguardia Nacional, de ahí que no cause extrañeza la apuesta de todos por mayores éxitos en su objeto social, redoblados en este mes de los innovadores por la figura paradigmática del Che, quien en los primeros años de retos a la naciente Revolución lanzara la consigna que les mueve a no detenerse ante dificultades y carencias. Aquel “obrero, construye tu máquina”, es acicate al quehacer cotidiano.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *