Futuro al sur de la mochila | 5 de Septiembre.

Futuro al sur de la mochila

Hay una nota Lázaro García en la música cubana, y como fue él quien la trajo y alentó desde su vasta obra no se le puede pasar por encima. No se puede obviar aun cuando la manta del provincianismo quiso ocultarlo. Lázaro García es un colector de melancolía y seno de intimismo. Con sus canciones aparece el revés, la zona mejor, de nuestro carácter. Siempre está, porque debe estar, sin condicionantes ni dudas.
A él, a sus composiciones se le dedicó la segunda edición del concurso Los Niños le cantan a la Trova Cubana, un proyecto cienfueguero que apunta a la difusión del género y al valor de la música como fuente de inspiración e identidad colectiva.
El Museo Provincial, una de las sedes donde Los Novo, Dustin Polo y demás artistas involucrados prepararon a los niños, acogió la gran final del certamen. Allí cada uno defendió su canción, la canción que vino de la esencia misma de Lázaro García y su contexto social. Tejiendo un rostro, Trovada la Perla, Son de nosotros, En aras del beso, Inclina el cetro a la flor y Carretón fueron interpretadas, amadas, defendidas y muestra de lo que aprendieron durante todo el periplo trovador.
El jurado en su ejercicio de juez dictó sentencia y no la tuvo fácil. Un primer premio compartido para Boris Busca Pérez y Estrella Victoria Soto, dos ruiseñores que de continuar estos caminos volverán a la prensa, a los aplausos del público, al triunfo literalmente. Mientras el segundo y tercero perteneció a Érica Morales y Daily Ruiz, respectivamente.
“La trova hoy no está viva entre los jóvenes. Los tiempos han cambiado, oyen otra música que, a veces, ni entienden ni es cubana. Estos proyectos reviven ese tejido dañado en la cultura. Cuando ensayábamos venían amigos, personas que pasan y le gustaba lo que oían, esa es una manera de acercarlos, de ganar espacios. Nunca había interpretado una canción de Lázaro García, aunque si habíamos cantado juntos. Fue muy bonito, muy bonito”, dijo Estrella Victoria Soto.
“Para mí ha sido muy importante. El año pasado no lo pude ganar. Volví a presentarme y tuve este resultado (…) Siempre me emociono mucho al interpretar un tema de Lázaro y él también me emociona a mí con las cosas que me dice. Es muy motivador”, puntualizó Boris Busca Pérez.
El concurso no queda ahí. Está prevista una visita a los estudios Ojalá, donde serán recibidos por el propio Silvio Rodríguez, además de grabar un disco que recogerá las doce interpretaciones que hicieron a la obra de Lázaro García.
Al oírlos desaparece aquella idea fija de que fuimos invadidos por la sombra, de que en algún momento nos quedaríamos huérfanos de la luz y del espíritu. Todo renace, todo vuelve a crecer cuando esos niños cantan. Gracias a Los Novo, a quienes compartieron y se dejaron llevar por esa marea sana y de genuino valor.
Las fanfarrias sonoras del disco de la vecina, esas que me interrumpe la escritura continuamente, solo son pequeñas piedras que no caben al sur de la mochila. Aún llueve y es difícil dejar de pensar en esos niños ruiseñores que tienen el reto de no entregar nuestro escudo mayor: la cultura.

Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share