Fidel es detenido en Cienfuegos

0
121
Facsimil de La Correspondencia.

Dos a√Īos, ocho meses y 14 d√≠as antes del asalto al cuartel Moncada y dar inicio a la Revoluci√≥n, Fidel Castro Ruz -entonces un l√≠der de la Federaci√≥n Estudiantil Universitaria (FEU)- visit√≥ Cienfuegos con el objetivo de apoyar una huelga estudiantil que sosten√≠an los estudiantes secundarios, y fue detenido aqu√≠ por la Polic√≠a el 12 de noviembre de 1950.

Acusado de incitar una revuelta popular fue remitido el Tribunal de Urgencia de Las Villas, y allá, en Santa Clara, al ser juzgado el 14 de  diciembre por esta causa, utilizó por primera vez su derecho a defenderse a sí mismo como abogado.  La segunda vez que lo hiciera, en Santiago de Cuba, pronunció el alegato-programa que hoy conocemos como La Historia me Absolverá.

Los hechos del arresto en Cienfuegos tienen su antecedente en el comienzo del curso acad√©mico 1950-1951, cuando la direcci√≥n del Instituto de Segunda Ense√Īanza de Cienfuegos comunic√≥ a la Asociaci√≥n de Alumnos del centro, arbitrarias resoluciones del Ministro de Educaci√≥n, y otras tomadas por el claustro del plantel que afectaban al estudiantado, en especial a los de menos recursos econ√≥micos. La Asociaci√≥n de Alumnos estaba presidida por el estudiante Ren√© Morej√≥n Gonz√°lez.

La respuesta del estudiantado fue solicitar la derogaci√≥n de tales medidas y se declararon en huelga, cuando se les deneg√≥ su petici√≥n. Esto los llev√≥ a manifestarse en las calles sure√Īas. Paralelamente, Morej√≥n dirigi√≥ una carta circular a todas las Asociaciones de Alumnos de los planteles de la Ense√Īanza Media del pa√≠s para que apoyaran las demandas, lo cual llev√≥ a todos los Institutos de Cuba a abandonar las clases y declararse en huelga. Morej√≥n y otros dirigentes estudiantiles cienfuegueros fueron suspendidos como alumnos del centro estudiantil por la direcci√≥n del plantel.

El domingo 12 de noviembre de 1950, los estudiantes convocaron al pueblo para explicarle la situaci√≥n y solicitaron de la FEU el env√≠o de compa√Īeros para apoyarlos. La polic√≠a desautoriz√≥ el acto p√ļblico, a celebrarse en la esquina de Prado y La Mar. A mediod√≠a llegaron en un √≥mnibus de la ruta Habana-Cienfuegos varios dirigentes de la FEU habanera, encabezados por el estudiante Fidel Castro Ruz, reci√©n graduado de abogado, pero alumno de otra Carrera universitaria. Despu√©s de reunirse con los l√≠deres estudiantiles locales, Fidel quiso hablar con el jefe policial a quien visit√≥ ese domingo en su domicilio, pero √©ste ratific√≥ la suspensi√≥n del mitin por √≥rdenes del ministro de Gobernaci√≥n.

Los  estudiantes tomaron el edificio del Ayuntamiento al mediodía y colocaron altoparlantes en los balcones para dirigirse al pueblo que se reuniría en el Parque Martí.

Antes de las ocho de la noche lleg√≥ Fidel, junto a otros dirigentes de la FEU para participar en el acto. Como la jefatura policial estaba aleda√Īa al Ayuntamiento, fueron llamados hacia all√≠ por el jefe policial,¬† Fidel y otro l√≠der de la FEU, Enrique Benavides, que caminaba junto a √©l, para “analizar la situaci√≥n amigablemente”, seg√ļn les expres√≥, pero tan pronto como penetraron al recinto policial fueron declarados detenidos, acusados de sublevar al estudiantado local.

Los dirigentes estudiantiles locales, parte de los compa√Īeros de la FEU nacional, y algunos l√≠deres locales, como Manuel Varela P√©rez, dirigente de la Juventud Ortodoxa cienfueguera, denunciaron la arbitrariedad policial al hablar por los micr√≥fonos que amplificaban sus palabras.¬† La poblaci√≥n¬† cienfueguera concentrada frente al Ayuntamiento respondi√≥ indignada y la Polic√≠a y la Guardia Rural los atac√≥ violentamente tratando de dispersarlos, pero alentada por los fogosos oradores volv√≠an a concentrarse y de nuevo eran reprimidos con violencia. Esa noche trasladaron a Fidel y Benavides para la c√°rcel de Santa Clara, acusados ante el Tribunal de Urgencia de Las Villas.

Los dirigentes estudiantiles locales avisaron a sus colegas en Santa Clara y éstos se concentraron toda la noche frente al edificio del Vivac donde encerraron a Fidel y Benavides, y al amanecer siguiente los abogados habaneros del Partido Ortodoxo y del Partido Socialista Popular lograron sacarlos bajo fianza.

El juicio por esa causa se celebr√≥ a mediados de diciembre de ese a√Īo 1950 en la Sala de Urgencia de la Audiencia de Las Villas, en Santa Clara. All√≠ Fidel que acababa de graduarse de abogado, asumi√≥ su propia defensa.¬† En su alegato arremeti√≥ contra las autoridades policiales que agredieron al pueblo cienfueguero.¬† Acus√≥ al gobierno de Pr√≠o de corrupci√≥n.¬† Fue una alocuci√≥n jam√°s escuchada en los √°mbitos judiciales villare√Īos. Y Fidel y Benavides resultaron absueltos. Aquella primera autodefensa fue un antecedente de La Historia me Absolver√° pronunciada menos de tres a√Īos despu√©s. Fidel envi√≥ una carta p√ļblica a los peri√≥dicos locales para felicitar al pueblo sure√Īo por su comportamiento valiente frente a la agresi√≥n policial, que fue publicada entonces. Y qued√≥ en la memoria colectiva de los cienfuegueros de m√°s edad aquella visita a Cienfuegos para apoyar la huelga de los estudiantes secundarios el 12 de noviembre de 1950.

Dejar respuesta