Donaciones a niños con cáncer, humanismo a flor de piel

Donaciones a niños con cáncer, humanismo a flor de piel

Juegos, adivinanzas y canciones colmaron la jornada de los niños de la sala de Oncohematología del Hospital Pediátrico Paquito González Cueto, de Cienfuegos. /Foto: Yohandra

Juegos, adivinanzas y canciones colmaron la jornada de los niños de la sala de Oncohematología del Hospital Pediátrico Paquito González Cueto, de Cienfuegos. /Foto: Yohandra

Los niños de la sala de Oncohematología del Hospital Pediátrico Paquito González Cueto, de Cienfuegos, olvidaron por un momento el mal que los aqueja; y es que los regalos, la música y la fiesta inundaron el lugar.

La donación, realizada por la Empresa de Servicios a Trabajadores del MICONS, llegó para cambiar la rutina, y la alegría se adueñó de la jornada. “Todo fue muy bonito, me divertí mucho con la payasa y lo que más me gustó fue compartir con todos los niños”, dijo Dariannis Ramírez Pérez, paciente que recibe tratamiento en la sala.

Es la primera vez que participamos y me pareció muy bueno. Creo que estos espacios deberían realizarse con más frecuencia, porque sirven de distracción para los niños”, explicó a la prensa Carmen Rosa Alomá, familiar de Dariannis.

En esto coincide Marilín Ramírez, madre del pequeño Kevin González, al expresar que le parece una idea grandiosa,“los niños, aparte de estar hospitalizados sin saber muchas veces la enfermedad que tienen, se divierten, salen de las camas y no solo ven medicinas e inyecciones”.

Humanismo a flor de piel

Esta actividad plena de humanismo, que ya cuenta con un historial de cinco años, forma parte del aporte de la empresa al Programa de Atención Materno-Infantil (PAMI). Los trabajadores esperan el momento cada año llenos de motivación y con la voluntad de regresar.

Hacemos una conexión con la sala y donamos artículos que ellos necesitan, tratamos de hacer un espectáculo de manera que podamos armonizar y aumentar un poquito la calidad de vida de los niños”, confiesa Belkis Franco, secretaria del Buró Sindical de la Empresa de Servicios a Trabajadores del MICONS de Cienfuegos.

De esta forma, un día normal se transformó en una celebración, en un momento para dejar atrás las dolencias físicas, donde reina la dicha espiritual y donde cada pequeño forma parte de la gran familia que el destino les otorgó. (En coautoría con Aliena Armas Enriquez, ambas estudiantes de Periodismo)

Juegos, adivinanzas y canciones colmaron la jornada de los niños de la sala de Oncohematología del Hospital Pediátrico Paquito González Cueto, de Cienfuegos. /Foto: Yohandra
Juegos, adivinanzas y canciones colmaron la jornada de los niños de la sala de Oncohematología del Hospital Pediátrico Paquito González Cueto, de Cienfuegos. /Foto: Yohandra
Noticias relacionadas
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share