Crucecitas se ha llevado el premio gordo | 5 de Septiembre.
jue. Ago 22nd, 2019

Crucecitas se ha llevado el premio gordo

Foto: Yoley Santana

Crucecitas luce diferente. Visitantes y locales disfrutan de una imagen renovada de la comunidad.

“El gobierno en Cumanayagua, de conjunto con la Asamblea Provincial del Poder Popular, ha trazado un extenso programa de reparación y mantenimiento de las unidades”, asevera Alexei Herrera Valladares, presidente del Consejo Popular.


“Ya se intervino el Centro Recreativo. Se colocó un nuevo mobiliario, televisor de pantalla plana, equipo de música, una nevera para la conservación de los alimentos, se enchapó el mostrador de ventas y se hizo un baño para el acceso del público y los trabajadores”.

Lidia Velázquez, elaboradora de alimentos en la unidad, ha visto un antes y un después en el Círculo, como también le llaman a ese que constituye centro de la comunidad.

“Todos estamos muy contentos, hemos mejorado mucho”.
Brocha y pintura son binomios comunes por estos días en los alrededores. El propio Centro Recreativo, el sector de la Policía y las paradas, han sido maquilladas. El parquecito de la localidad continúa anclado bajo la sombra de los almendros, pero con nuevos bancos, y cestos metálicos que adornan e invitan a mantener la higiene.

“A las obras constructivas se sumarán todas las bodegas. Hasta el momento solo se restauró la de Crucecitas. Paulatinamente se incorporarán El Mamey, Cien Rosas y El Nicho”.

Según confirma Georgina Castellón Aguiar, económica de la zona comercial, “esta última ya tiene los materiales de construcción disponibles, necesita una reparación total del techo, pues la placa comenzó a ampollarse y se filtra. En el caso de Cimarrones, se hará completamente nueva. Además de estas obras, en Cien Rosas se edificará un Círculo Social, que hasta hoy constituye un planteamiento de sus habitantes”.

Tal parece que esta porción del “Guamuhaya” ha sido premiada. El tratamiento de los residuales en Veguetas, insatisfacción añeja de sus moradores, recibió también respuesta, concretada en los materiales para comenzar la obra. La fuerza de trabajo será mixta, los propios pobladores serán contratados, lo que sin dudas apostará a la calidad y el control.

¿Entonces todo perfecto? No, hay elementos que aún pueden perfeccionarse montaña arriba. El propio Alexei Herrera refiere que existe inestabilidad en la entrada de productos de la gastronomía.

“Ha mejorado en el último trimestre, pero aun así es inestable. El refresco enlatado y la cerveza de 10 pesos son los que más escasean. Según refiere, a la Empresa de Gastronomía se le dificulta el transporte. Sin embargo, pudieran buscarse soluciones alternativas, por ejemplo, diariamente sube la camioneta del pan que pertenece a la Empresa Alimentaria y quizás pudieran convoyarse ambos viajes”.

Se trata de supuestos, claro está, pero es lastimoso que elementos como estos empañen las buenas obras que han tenido lugar en Crucecitas. El esfuerzo es perceptible, solo les resta a los pobladores cuidar lo obtenido, a las entidades ofrecerles mantenimiento, y a todos, disfrutarlas.

Foto: Yoley Santana

Escrito por Yoley Santana González

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles