Cienfuegos: un ciclón en Villa Teresa
dom. Dic 15th, 2019
Villa Teresa ocupa la mitad de la manzana en la cuadrícula delimitada por las calles 35 y 37 e/ las avenidas 18 y 20, en Punta Gorda, Cienfuegos.

Villa Teresa ocupa la mitad de la manzana en la cuadrícula delimitada por las calles 35 y 37 e/ las avenidas 18 y 20, en Punta Gorda, Cienfuegos.

Villa Teresa fue construida a principios del siglo XX, en 1901, en el terreno que anteriormente había sido propiedad de Bonneval Moulin y luego vendido a Don Antonio Benet Texier, quien levantara la casa de tabla y teja, que destruyó parcialmente el ciclón de 1935.

Hace casi 20 años llegó a esta villa, Ana María Salas, El Ciclón del Caribe, como la llaman sus amigos, con objetivos muy diferentes en la restauración de la casona. Hoy, al recorrerla se vislumbra el carácter de esta pequeña mujer de alma grande, cienfueguera nata, creadora de Toqui, personaje del programa infantil televisivo tan conocido en Cuba.

Ana María le cuenta a la Oficina del Conservador de la Ciudad: “Yo quería venir a Cienfuegos y tener aquí un rincón donde poder realizar arte, que es lo que a mí me gusta: pintar, hacer teatro, circo, bailar, cantar. Quiero ayudar también a formar artistas integrales, polifuncionales, ese es mi sueño, mi idea final.

Ana María Salas, pequeña mujer de alma grande, cienfueguera nata, creadora de Toqui, personaje del programa infantil televisivo tan conocido en Cuba. /Foto tomada del blog De Güijes.
Ana María Salas, pequeña mujer de alma grande, cienfueguera nata, creadora de Toqui, personaje del programa infantil televisivo tan conocido en Cuba. /Foto tomada del blog De Güijes.

Entonces empecé a buscar, necesitaba un lugar con tierra, porque creo que el artista no debe ser un ente alado, ese señor tan fino también come, por eso hace falta tierra para sembrar. Demoré en comenzar y hace 17 o 18 años que trabajo en la reconstrucción de esta casa. Inicialmente pensé utilizar la madera, para lograr su apariencia original, pero resultaba demasiado costoso, por eso decidí hacerlo con concreto simulando madera, como puede verse desde afuera.

El proceso ha sido divertido a pesar de lo complicado, porque ante cada paso resuelto todo cobra gran valor, constituye un triunfo. El placer está en el camino a transitar, siempre hay algún detalle que mejorar”.

Cuando le preguntamos en qué consiste el proyecto en Villa Teresa y cómo se puede integrar, nos responde que está destinado a niños, jóvenes y adultos, a todo el que quiera hacer y realizar sus sueños. Es también un proyecto agrícola y un huerto de referencia.

Quiero ir poco a poco para hacer las cosas bien, el primer paso correcto es el museo, la sala de concierto y por supuesto el recorrido a todo el sitio de la producción de alimentos. Me encantaría que empiecen los pintores a venir, los actores, quienes vengan a hacer artes marciales, taichí, que estén algunos haciendo teatro por otro lado, un poco de música. En Cienfuegos hay mucho arte, muchos valores, mucha gente valiosa; esa gente tiene las puertas abiertas desde ya, se lo he dicho a todos, esta es la casa de ustedes, todo con disciplina.

Y vamos a inaugurar la casona en abril, para la fiesta del Bicentenario, quiero que este sea un lugar donde surjan cosas bellas para la ciudad, para nuestro pueblo y si fuera posible, ayudar a hacer que germinen semillas, es lo menos que puedo hacer por mi país, porque en un final, lo poco o lo mucho se lo debo a esta tierra que me enseñó a pensar, a ver a corto, mediano o largo plazo, me enseñó a compartir, a que la vida no vale nada si no das y si no recibes, como la canción de Toqui: aprende a dar de todo y aprende a recibir y así nunca vas a estar solo, siempre vas a tener a alguien a tu lado. Eso caracteriza a nuestro pueblo, eso se aprende aquí. Entonces yo quiero ser un granito más de arena en esta inmensa playa y ser útil”.

Autoras: Mery Bertha Pérez Lorenzo y Evelyn del Toro Fuguet, especialistas de la Oficina del Conservador de la Ciudad de Cienfuegos.

Noticias relacionadas
Share
Share