Amor, la mejor medicina para la vejez

0
1051
Amor, la mejor medicina para la vejez
En diversas actividades emplean su tiempo los abuelos en el Hogar. / Fotos: Dorado

El 1ro. de octubre se celebra el Día Mundial de la Ancianidad o la Tercera Edad. Y quizás como nunca antes la fecha cobra matices importantes para Cuba, pues los índices de envejecimiento poblacional y su repercusión en el plano social, han convertido en prioridad del país el cuidado y atención a nuestros adultos mayores.

Por aquello de que vista hace fe, un equipo del “5” se presentó en el Hogar de Ancianos Hermanas Giral, donde pudimos constatar cuánto puede lograrse si voluntad política, deseos y dedicación viajan de la mano.

La primera impresión no pudo ser mejor. Estricto orden en la entrada, lugar pulcramente limpio y organizado, abuelos inmersos en disímiles actividades, trabajadores diseminados por todo el recinto en un sinfín de labores…

Y luego encontrar a la Lic. Carmen Torres, su directora, resultó todo un bálsamo. Cuesta creer que es natural de Manzanillo y que lleva tres años en Cienfuegos; mucho más que solo desde abril desempeña la actual tarea, pues la apreciable entrega y compromiso con este trabajo, hacen pensar que el Hogar ha sido su casa por bastante tiempo.

Por ella conocimos que hoy la institución tiene capacidad de 170 camas para internos, aunque en la actualidad cuentan con 152 abuelos (110 hombres y 42 mujeres). Además, existen 20 plazas diurnas, o sea, ancianos que pasan allí todo el día y regresan a sus hogares en la tarde-noche. El promedio de edad oscila entre los 75 y 89 años. La más longeva es la abuelita Calixta Hernández, con 96, caso que recibieron en el mes de junio y se encuentra en buen estado de salud, incluso con un incremento considerable de su peso corporal.

“Al llegar aquí todos son evaluados por un equipo multidisciplinario, para determinar su estado físico y mental, así como posibles patologías. Eso es fundamental para su ubicación en el Hogar y los cuidados requeridos en cada caso”, explica la directora-

Por su parte, Andrés Urdanivia, el administrador, comenta que “como todos conocen en el 2010 se llevó a cabo un grupo importante de labores de mantenimiento y reparación, pero ya hoy estamos inmersos en nuevas tareas. Fundamentalmente se trabaja en el cambio de persianas, herrajes y tuberías, enchapes de algunas salas y la cocina comedor, todo con nuestra propia brigada. Ya en el caso de la pintura interior y exterior de todo el Hogar sí existe contrato con la ECOI 6”.

En este aspecto Felisa Orrantia Brea, jefa del departamento económico, aclara que en el presupuesto cuentan con una partida para este tipo de labores. “Incluso, tenemos financiado un plan de imprevistos, para cualquier anomalía que pueda ocurrir”. Nos detalla que para cada anciano tienen asegurados módulos de ocho sábanas, tres pijamas, tres toallas, “y en invierno reciben colchas, juegos de monos y enguatadas, abrigos, medias”. En el caso de la alimentación reciben seis frecuencias diarias, con un promedio de 2 mil 500 a 3 mil kilocalorías por jornada. “Tenemos que destacar que nuestros principales proveedores son el Lácteo, el Cárnico, Acopio y la Empresa Mayorista de Alimentos, y de ninguno tenemos queja, en honor a la verdad”.

Imprescindible se hace aquí la labor del personal de Salud, compuesto por dos Especialistas en Geriatría, 43 enfermeras, 37 asistentes o “cuidadoras”, dietista, podóloga…

Durante las 24 horas está garantizado el trabajo del personal de Enfermería
Durante las 24 horas está garantizado el trabajo del personal de Enfermería

Mercedes del Sol, jefa del departamento de Enfermería, reconoce que el trabajo es arduo y no niega que en ocasiones se hace difícil el completamiento de la plantilla. “La enfermera está presente las 24 horas y se encarga de los tratamientos médicos, enfermedades crónicas, el traslado a hospitales, los cuidados al deambular. Vale aclarar que contamos con suficientes bastones, andadores, sillones de ruedas. En el caso de las asistentes de los Servicios de Salud, reciben la necesaria capacitación en cuidados que requiere la Tercera Edad. Una de nuestras prioridades es la movilización adecuada, para evitar las úlceras por presión o ‘escaras’”.

¿Cómo llegan los abuelos al Hogar? Según Carmen Sarría, trabajadora social, el primer requisito es tener más de 60 años y se priorizan los casos de ancianos sin familia o con serios problemas sociales, identificados por la Atención Primaria. Cada “paciente” cotiza la cifra de 40 pesos mensuales, cantidad asumida por la Seguridad Social en los casos que no reciben ninguna pensión.

Con sólo de recorrer el local somos testigos de la variedad de actividades en que se encuentran inmersos los abuelos. Nos aclaran que son comunes las caminatas, visitas a museos, cumpleaños colectivos, viajes a la playa, al Delfinario, actividades deportivas y culturales, intercambio con otros centros y encuentros intergeneracionales. También recibimos con agrado la noticia de que en los próximos días recibirán camas más funcionales, así como nuevas taquillas y sillones.

El resumen nos lo regala Carmen, quien sentencia: “existe un compromiso de nuestro Estado por mejorar sus condiciones de vida y aquí hemos sido testigos de cómo podemos recuperar a muchos, por ejemplo, de la dependencia de medicamentos, del alcoholismo. Por eso trabajamos porque sea un Hogar Acreditado y de Referencia Nacional. ¿Reto?, no, privilegio, pero hay que asumirlo con mucho amor y sentido de pertenencia. El envejecimiento es algo fisiológico, no una enfermedad, y exhortamos a la familia a que amen y cuiden a los ancianos”.

Dejar respuesta