Sentencian a violadores y asesinos de una joven en Cienfuegos

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 37 segundos

El periódico 5 de Septiembre conoció, por la familia de la víctima, la sentencia dispuesta por el Tribunal Provincial Popular de Cienfuegos, por la Causa 124/18, donde se juzgaron a tres individuos, entre otros hechos, por violar y asesinar en septiembre de 2017 a la joven Leidy Maura Pacheco Mur, de 18 años de edad, juicio que concluyó el miércoles 8 de agosto.

Como resultado de la causa, el Tribunal sancionó a Irael Enrique Campos, de 32 años de edad, a privación perpetua de libertad; también condenó a Darián Gómez Chaviano, de 25 años, a privación perpetua de libertad. En el caso de Henry Hanoi Tamayo Hernández, de 19 años, y menor ante la ley, el Tribunal dispuso de una sanción conjunta de 30 años de privación de libertad.

Esta sentencia puede estar sujeta al derecho del recurso de Casación, por parte de los acusados o el Fiscal, ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo Popular, lo que ratificaría o modificaría la decisión del Tribunal Provincial.

Lamentablemente no nos fue posible acceder a la información oficial por razones ajenas a la voluntad del Periódico.

El director.

Visitas: 4566

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

76 Comentarios en “Sentencian a violadores y asesinos de una joven en Cienfuegos

  • el 7 febrero, 2020 a las 1:48 pm
    Permalink

    En general concuerdo con los comentarios que he leído acá. No me los leí todos, son demasiados, pero el tono es que debió aplicárseles pena de muerte a estos asesinos y además violadores. Cuando dos delitos de tal magnitud se juntan, la pena debe ser la máxima, y es lo que exige el pueblo ante el sufrimiento sin retorno de la víctima y el calvario de su familia y sus amigos. Es horrible lo que le hicieron a la muchacha y la pena de muerte en estos casos sirve como advertencia para los potenciales violadores y asesinos que andan por ahí, todavía sueltos. El más joven de ellos, con 19 años de edad, supera la mayoría legal de 16 años y es responsable penalmente, habiendo superado los 18 años. La pena ha sido dictada pensando en la política internacional, no en la justicia, y de todos modos, la prensa internacional va a calumniar a Cuba, hagamos lo que hagamos. Debió hacerse justicia, a ras y de manera ejemplar, y no se hizo.

    Respuesta
  • el 12 abril, 2019 a las 12:12 pm
    Permalink

    Que va esto no puede seguir así, me gustaria saber los argumentos que tomaron en cuenta para que les permitiera seguir con vida a esos 3 asesinos, no se estamos embarcados y con las calles libres para estos sujetos si no tomamos y aplicamos lo maximo a estos hechos. Ustedes saben que pasa q alli se les reeduca, se les da comida, medicinas, se llevan a los hospitales si se enferman, tienen pabellon, hacen ejercicios, socializan con otros reclusos, en resumen siguen su vida lo unico que en reclusorio mientras esa jovencita ya no aporta mas a la vida, nove crecer a su hijo, no disfruta de las bondades de LAVIDA contra y todo porque, porque esos criminales que si disfrutan de la vida se la quitaron a ella. Vaya No es justo que sigan con vida.

    Respuesta
    • el 7 febrero, 2020 a las 1:41 pm
      Permalink

      Tienes toda la razón. El que debió coger prisión perpetua es el menor de edad, y al otro le debieron dar pena de muerte.

      Respuesta
  • el 4 enero, 2019 a las 11:44 am
    Permalink

    si yo fuera el padre de la joven me ponia a velar a esos hp y al primero que salieara ala calle le aranco la cabeza y ese no va hacer mas daño,pero tambien estoy seguro que los otros dos nunca niban a salir,por que los asesinos son las personas mas cobardes con la muerte.

    Respuesta
  • el 3 octubre, 2018 a las 2:51 pm
    Permalink

    es una pena ver como de una manera u otra nunca es la pena maxima el resultado en estos casos, debemos modificar nuestro codigo penal, nadie tiene derecho a tomar por la fuerza ni el cuerpo, ni mucho menos la vida de otra persona, solo el que lo sufre siente esa rabia por dentro, si al menos te dejaran enfrentar a tu agresor por un momento…pero no, a esa hora que si los derechos humanos…y mis derechos humanos? quien le dio derecho a tocarme??quien le dio derecho a dejar ese padre sin su hija, ese hijo sin su madre…nada esperemos que nunca se le ocurra a alguien hacer mas cambios y que nunca estos sinverguenzas tengan un cambio de medida.

    Respuesta
  • el 5 septiembre, 2018 a las 3:38 pm
    Permalink

    Buenas tardes.

    Con mucho pesar he logrado enterarme hoy de la sentencia de los 3 desgraciados que abusaron y le arrebataron la vida a la joven de Cienfuegos.
    Opino que ya es hora de hacer cambio en nuestras leyes. Como planteé en un comentario que hice al conocer del caso, tengo un vecino que asesino a un viejito de al lado de su casa, le impusieron 30 años y desde hace mucho tiempo sale de pase y se pasea por las calles de mi provincia como si nada hubiera pasado. Al final es como bien plantean otros compañeros , le rebajan la condena por buena conducta y su crimen prácticamente queda impune. Debemos revisar todas estas leyes como bien estamos haciendo ahora con nuestra Constitución. Qué palabras de aliento le podemos dar a esa familia cuando conocemos que sus asesinos están con vida y disfrutando de comidas, televisores, camas, y hasta de poder estudiar en nuestras prisiones ?. Conocemos que muchos de los presos se habitúan a las prisiones y se sienten mejor alli que en la calle.
    A los Periodistas una vez mas nuestro agradecimiento( y mucha prosperidad en sus carreras), por mantenernos informados y darle un final(hasta el momento) ya que espero que la familia de la joven apele la sanción aplicada. Gracias.

    Respuesta
  • el 5 septiembre, 2018 a las 3:10 pm
    Permalink

    Ante todo, felicito al colectivo de “5 de septiembre” por su profesionalidad, humanidad y sentido de pertenencia para con su país y ciudad. Que hayan podido estar en un juicio privado, efectuado con motivo de un espantoso crimen y reportar con claridad, con humanidad, sin mancharse con los males de la llamada crónica roja, es muy de reconocer.
    Por otra parte, es un pena, una vergüenza, que aún algunos funcionarios insistan en el tan dañino secretismo que Raúl tanto ha llamado a erradicar por el daño que hace a la sociedad, a la Revolución, y que este medio de prensa -que estuvo presente en el juicio a los criminales- haya tenido que conocer las sentencias por la familia de la víctima.
    Y peor que una pena, una vergüenza, es el hecho de que los criminales hayan sido sancionados a penas que no están acordes con el sadismo, salvajismo y ensañamiento que demostraron en su crimen.
    Dos han sido sancionados a cadena perpetua: el pueblo, quienes trabajamos y aportamos a la sociedad tendremos que mantener a esos desechos humanos, escorias sociales (otra cosa no son) porque su manutención en prisión sale del presupuesto del Estado (al que todos contribuimos) y gozarán en prisión de los derechos que el sistema penal reconoce a los reclusos cuando ellos no reconocieron a un ser humano con derechos en su víctima.
    El tercero… no comprendo cómo es menor de edad ante la ley si la mayoría de edad en Cuba se alcanza a los 18 años y desde los 16 se es responsable penalmente… Pues el tercero, si cumple los 30 años de condena y no sale antes por buen comportamiento, saldrá con 49 años, joven aún, fuerte, sano y quizá con un título. También -porque muy pocos delincuentes realmente cambian, y los asesinos y violadores siguen siéndolo toda la vida- estará libre para hacer nuevas complicidades, acechar, violar y asesinar nuevamente a otras víctimas inocentes como Leydi Maura, quien en pleno día y a escasa distancia de su hogar encontró la tortura y la muerte a manos de tres delicuentes sin alma.
    Es obvio que nuestro Código Penal y nuestro sistema penal necesitan reformas, tienen que adecuarse al presente y sobre todo poner en primerísimo lugar a las víctimas, a sus familias. El sistema penal no puede tener como objetivo primordial la reeducación y reinsersión social de los sancionados -que es justo que se haga todo por conseguirlo- sino la sanción penal del delito y la justa retribución a las víctimas y sus familias.
    Soy de las personas que están en contra de la pena de muerte, pero no dejo de reconocer que hay casos en que es la única sanción justa. Estos tres criminales bien merecían un juicio sumarísimo y la aplicación de la pena de muerte. Lamentablemente, dos serán mantenidos de por vida por “Liborio” y el tercero en algún momento estará libre en las calles de Cienfuegos, donde mismo violó y asesinó junto a otras dos bestias a una joven madre.

    Respuesta
  • el 5 septiembre, 2018 a las 2:14 pm
    Permalink

    para mi opinion es una sanción demasiada suabe porque aqui nadie tiene el derecho de matar a nadie y lo que merecen es fusilamiento no so,o por la violación sino por todo las demas cosas que le pudieron hacer a esa inocente pero digo más el codigo penal dice en su TITULO V: La Resonsabilidad Penal

    CAPITULO I : Personas Penalmente Responsables

    La denominación de este CAPITULO fue modificada por el artículo 2
    del Decreto-Ley No. 175 de 17 de junio de 1997 (G.O. Ext. No. 6 de 26 de junio de 1997, pág. 37).
    ARTICULO 16.1.- (Modificado) La res-ponsabilidad penal es exigible a las perso-nas naturales y a las personas jurídicas.
    2. La responsabilidad penal es exigible a la persona natural a partir de los 16 años de edad cumplidos en el momento de cometer el acto punible.
    3. Las personas jurídicas son penalmente responsables por los delitos previstos en este Código o en leyes especiales, cometi-dos dentro de la propia esfera de acción de dichas personas jurídicas, cuando sean per-petrados por su representación o por acuer-do de sus asociados, sin perjuicio de la res-ponsabilidad penal individual en que hayan incurrido los autores o cómplices en el hecho punible.
    4.A los efectos de este Código, le es exi-gible responsabilidad penal a las personas jurídicas cuando se trate de las cooperati-vas, las sociedades y asociaciones consti-tuidas de conformidad con los requisitos establecidos en las leyes, las fundaciones, las empresas no estatales autorizadas para realizar sus actividades, así como las demás entidades no estatales a las que la ley confiere personalidad jurídica.
    Este artículo fue modificado por el artículo 3 del Decreto-Ley No. 175 de 17 de junio de 1997 (G.O. Ext. No. 6. de 26 de junio de 1997, pág. 37).
    ARTICULO 17. 1.- En el caso de personas de más de 16 años de edad y menos de 18, los límites mínimos y máximos de las sanciones pueden ser reducidos hasta la mitad, y con respecto a los de 18 a 20, hasta en un tercio. En ambos casos predominará el propósito de reeducar al sancionado, adiestrarlo en una profesión u oficio e inculcarle el respeto al orden legal.
    2. El límite mínimo de las sanciones de privación de libertad puede rebajarse hasta en un tercio, en el caso de personas que tengan más de 60 años en el momento en que se les juzga.

    POR LO TANTO NO ES NINGUN MENOR DE EDAD ANTE LA LEY Y NO ESTOY DE ACUERDO CON LA SANCION DICTADA PARA Henry Hanoi Tamayo Hernández, de 19 años

    Respuesta
  • el 29 agosto, 2018 a las 4:07 pm
    Permalink

    Comparto todos los criterios anteriores pero no se han puesto a pensar todo lo que Leydi Maura sufrió? eso mismo tienen que sufrir esos desgraciados, quizás no en la cárcel, pero de lo que estoy segura que la muerte tampoco, merecen sufrir de lo peor, lo siento por sus familiares pero ellos en el fondo saben que no fue justo ni lógico lo que hicieron, nadie por la causa que sea tiene derecho de quitarle la vida a nadie. Ojalá que en la cárcel alguien se las cobre porque según tengo entendido estas injusticias en estos lugares se paga de manera FEA.
    A los familiares de Leydi mis más sentidos pésames y no pierdan la confianza que si falla la justicia humana, ya vendrá LA JUSTICIA DIVINA y créanme esta es lenta pero de ella nadie se escapa
    Para los que hacen la ley es necesario pensar que va a pasar con las mujeres dentro de varios años nos vamos a convertir en una especie en extinción, si porque cada día hay mas hombres asesinando a mujeres y a veces violando que ojalá que no me toque nunca pero creo que después de eso es como si te dejaran vacía PIENSO QUE NINGUNO SE HA PUESTO A PENSAR QUE TODOS NACEN DE UNA MUJER.

    Respuesta
  • el 29 agosto, 2018 a las 4:02 pm
    Permalink

    Si la pena de muerte no es posible, a los violadores deben CASTRARLOS, para que sientan la impotencia de no poder usar el arma con que disfrutan castigando a mujeres indefensas. Si el castigo no es fuerte siguen violando, piensen que para esas personas sin valores ni limites la carcel no es nada, para las personas normales la carcel es una deshonra, un dolor estar lejos de su familia, y mucho mas pero para ellos no es nada, un campismo. Castración es lo menos que merecen, que sientan verguenza, impotencia y dolor. Si el castigo es flojo que va a ser de nosotras las mujeres, tendremos que vivir con miedo de caminar por nuestras calles a las !!!!! 3 de la tarde !!!! Los casos siguen, primero Cienfuegos, después Sancti Spíritus, exigimos castigo severo y divulgación de las penas para que los delincuentes sientan el miedo de las consecuencias.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *