Panchito Díaz, el juglar palmireño

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 31 segundos

El 12 de febrero de 1842, el comerciante habanero Agustín de Serice y Xenes funda el poblado de Palmira con la finalidad de incrementar su capital financiero, bautizándolo con el nombre de Palmira de Alcoy.

En 1879 fue convertido en municipio. Esta condición fue suprimida en 1902, pero restituida en 1910 por la ley del Congreso. Como una curiosidad histórica se cuenta que un buen día llegó al pueblo un circo. Al momento de comenzar la función el dueño preguntó la hora; entre los espectadores nadie tenía reloj, por lo que no tuvo respuesta a su pregunta. Las recaudaciones de la función fueron donadas entonces para la compra de un reloj, que sería colocado en el lugar más alto y asequible del pueblo. Se decidió ubicarlo en la torre de la iglesia. Por otro lado, las ocho palmas del parque fueron plantadas en honor a los ocho estudiantes de medicina vilmente asesinados por los colonialistas españoles; así mismo, los primeros árboles que se plantaron en la Plaza Recreo fueron álamos, que desaparecieron durante la guerra de 1868. La glorieta se construyó en 1926 y después de algunas transformaciones, recuperó su antigua estructura.

Palmira es un pueblo de muchas tradiciones culturales y ese arraigo lo ha convertido en referencia, no solo en el ámbito de la región central, sino del país. La música, el teatro y otras manifestaciones del arte han estado bien representados en el transcurso de su devenir. Cleto Sánchez, aficionado al arte del teatro, constituye aún tema en las investigaciones de las instituciones culturales. Eusebio Delfín, compositor, guitarrista y cantante. (Palmira, 1ro de abril de 1893, La Habana, 28 de abril de 1965). Su bolero ¿Y tú qué has hecho? conocido también como, En el tronco de un árbol, es motivo de orgullo para los palmireños. Por otra parte, Mateo Torriente Bécquer, dibujante, pintor, escultor y profesor, nació en Palmira, el día 20 de septiembre de 1910 y falleció el 21 de agosto de 1966.

Hoy queremos acercarlos a la figura de “un hombre espectáculo”, Panchito Díaz, porque si lo presentamos por Francisco Díaz Moreira, a lo mejor no lo reconocen. Panchito es una figura imprescindible de la cultura palmireña, que vio la luz por vez primera el 10 de octubre de 1926 y sigue siendo con sus 95 años cumplidos, alguien querido y respetado por todo su pueblo y quienes tuvieron la posibilidad de trabajar con él en su larga y fructífera carrera en la música campesina de la región central de Cuba.

En su itinerario laboral y juglaresco, de 1948 hasta 1961, viajó a Camagüey para ganar el sustento de la familia en estrecho contacto con la comunidad haitiana que acudía también a los cortes de caña en las grandes colonias de la amplia región del Camagüey legendario. Esos viajes le fueron propicios, y junto a Wilfredo Sacerio, trabajó en Radio Florida y Radio Morón, asimismo, enriqueció su sensibilidad para la cuentería guajira.

Panchito laboró en las emisoras CMHK, Casa Virgilio, de Cruces, donde compartió micrófonos con Inocente Iznaga, el Jilguero de Cienfuegos; Merejo Martínez, Blas López Morales, El Trovador Complaciente, Héctor Clemente de la Torre, El Guajiro de San Miguel, Julio Durán y Ofelia García, entre otros. Hizo actuaciones en vivo en Radio Circuito Sur, Radio Tiempo, CMHW y Radio Ciudad del Mar. A partir de 1968 fue plantilla profesional en la categoría de intérprete con el Conjunto Campesino Cienfuegos.

Con una habilidad increíble y pulsando su guitarra con la mano izquierda, ha sido cultivador de numerosas tonadas, a decir, la tulibamba, la tonada colorín, tonada matancera, guacanayara, la tonada de la risa y muchas más. Fue un magnífico intérprete del punto cruzado y la seguidilla, e incursionó en la música mexicana, en las décimas de humor, en la cual es un maestro, escenificando obras de diferentes poetas, las que ganaron en su voz gran popularidad.

Sería interminable enumerar en tan breve espacio la obra de este auténtico juglar. Panchito fue declarado Personalidad de la Cultura Palmireña, el día 30 de octubre de 2015.

¿Quién te puede negar Panchito Díaz / tu estatura genial de trovador /  viajero permanente del humor / y eterno animador de canturías. / Por bateyes, poblados, sitierías, / te saben sempiterno tocador / eres en las parrandas el mejor / ¿quién lo puede negar Panchito Díaz? / Sin ti no luce bien ninguna fiesta / se troca la guitarra en una orquesta, / y la risa del público se adueña. / Eres como un Mecenas campesino, / repartiendo tu voz por el camino / ¡con tu gracia cubana y palmireña…! /

No se podrá escribir la historia de los juglares cubanos, sin el nombre de Panchito Díaz.

Visitas: 13

Alberto Vega Falcón

Poeta, narrador, periodista y humorista cubano. Premio Nacional de Cultura Comunitaria 2020.

Un Comentario en “Panchito Díaz, el juglar palmireño

  • el 31 agosto, 2022 a las 9:34 pm
    Permalink

    Blas López Morales era mi abuelo quisiera saber si puedo tener su acta de naturalización o nacimiento por favor gracias

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *