COVID-19: Érase una vez un año distinto (+Trabajos relacionados)

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 23 segundos

Era el 11 de marzo de 2020, y la noticia recorrió el país como pólvora, tres turistas italianos de visita por la Villa de Trinidad resultaban los primeros confirmados al SARS-CoV-2 en Cuba, pero un detalle alarmó particularmente a los cienfuegueros, habían hecho estancia en la ciudad de Cienfuegos en su recorrido por el circuito Sur. De inmediato se saltaron las alarmas, y así tuvo lugar acá, el primer estudio de foco, la práctica de lo que había sido hasta entonces un ensayo general.

También un día antes de finalizar enero se redacta la primera versión del Plan Provincial para la Prevención y Control de la COVID-19, documento que un mes y días después, el 9 de marzo, sería ampliado.

Entre los objetivos figura contener a niveles mínimos el riesgo de introducción y diseminación del Nuevo Coronavirus (COVID-19) en el territorio, así como disminuir los efectos negativos de una epidemia en la salud de la población y su impacto en la esfera económica-social del país.

Otros aspectos se significan en el documento, como la necesidad de extremar las medidas de Control Sanitario Internacional (CSI) en los puntos de entrada al territorio nacional, de modo tal que permitieran contener, al mínimo, el riesgo de entrada del virus, garantizando la Información Anticipada de Pasajeros (API); también la importancia de fortalecer la vigilancia epidemiológica y el control de foco oportuno que contribuya a la no diseminación del virus y limitar el establecimiento de la transmisión.

El plan indica, además, organizar oportunamente al Sistema Nacional de Salud para garantizar el aseguramiento médico e higiénico-epidemiológico de la población que resulte afectada; capacitar a profesionales, trabajadores y estudiantes del sector Salud, de otras entidades, organizaciones y trabajadores por cuenta propia vinculados al Turismo, para reducir al mínimo el riesgo de introducción y diseminación del nuevo coronavirus SARS-CoV-2; diseñar y ejecutar tareas de investigación e innovación para el desarrollo de nuevos conocimientos, productos y servicios relacionados con el COVID-19; informar a la población sobre las medidas a adoptar para la prevención y control del (COVID-19); y garantizar el aseguramiento logístico y tecnológico que permita la atención médica en los volúmenes previstos.

A finales de enero, Cienfuegos emite la primera Nota Informativa y crea la Comisión Técnica Provincial, encargada de asesorar al Grupo Temporal de Trabajo Provincial.

Con fecha jueves de la semana siguiente, 30 de enero en el calendario, circula el texto de la Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional (ESPII). Para entonces las estadísticas indicaban 7 mil 818 casos confirmados en China y 82 en otros 18 países.

El 24 de marzo se reportaba el primer caso positivo en Cienfuegos, importado: una turista croata de paso por la ciudad, y que entre sus contactos se encontraba la doctora que la atendió, quien resultó aislada y más tarde confirmada a la COVID-19.

Desde finales de 2019, en Wuhan (provincia de Hubei, China), son notificados un conglomerado de 27 casos con síndrome respiratorio agudo, de etiología desconocida, entre personas vinculadas a un mercado de productos marinos.

Días más tarde, con exactitud el 5 de enero de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS), publica el primer parte sobre brotes epidémicos, relativo al nuevo virus.

En coincidencia, el propio 11 de marzo es declarada Pandemia por la organización Mundial de la Salud, la COVID-19. La provincia ha mostrado estabilidad en el control de la epidemia, y hoy acumula experiencia, esa que es usada para el control epidemiológico de la situación de salud

Al transcurrir un año de aquel 11 de marzo, nos sorprendemos en la ciudad con una Fase de Transmisión Autóctona Limitada, que reduce la vitalidad de la urbe y sus pobladores, pero que asegura frenar la transmisión del virus. Cienfuegos acumula 816 casos positivos a la COVID-19, y se han realizado acá más de 50 mil pruebas de PCR en tiempo real, y lamenta el fallecimiento de 7 personas.

¿En positivo? Ya cuenta con su propio Laboratorio de Biología Molecular, y un protocolo de actuación en el control de la epidemia. Cuba muestra resultados en el desarollo de 4 candidatos vacunales y una nueva propuesta de inmunización, porque al hacer ciencia, encontraremos el único camino de salvar y salvarnos, los saldos tras un año distinto.

Lea además

Visitas: 1

Magalys Chaviano Álvarez

Periodista. Licenciada en Comunicación Social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *