Cienfueguera Roxana Gómez, en constante progreso

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 53 segundos

Una de las gratas sorpresas del deporte cubano el año anterior llegó por intermedio de la joven corredora cienfueguera Roxana Gómez Calderón, la niña que atrajo todas las miradas cuando logró clasificarse a la final de los 400 metros planos en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Luego de un período de recuperación tras la lesión que le impidió finalizar aquella carrera, Roxana volvió con todo a las pistas, y este 2022 viene confirmando su tremenda forma y gran potencial. Hagamos un repaso:

El 9 de febrero logró agenciarse la medalla de bronce en el meeting Atlético de Mondeville, Francia, con tiempo de 54,37, récord nacional bajo techo, luego de destrozar la añeja marca de Nancy Mcleon (55.74), que databa del 20 de febrero de 1993.

Apenas tres días después, el 12 de febrero, hizo añicos otra vez la primacía cubana, al cruzar la línea de meta en 52,60, resultado que le valió la plata en el PSD Bank efectuado en Dortmund, Alemania.

La cienfueguera no pudo con el ritmo de la polaca Justyna Swiele, pero superó a atletas de nivel como la experimentada belga Cynthia Bolingo (52.61), subtitular europea en el 2019, y la británica Ama Pipi (53.90), quien antes le había ganado en Mondeville.

“Corrió mucho mejor. Se está familiarizando con este tipo de pistas y cumplió con la estrategia de arrancar más fuerte y hacer una primera vuelta más rápida”, explicó entonces a JIT su entrenador Ricardo Molina.

El pasado 22 de mayo Roxana sumó otro bronce, esa vez en el Campeonato Iberoamericano de Alicante, España, celebrado en el estadio olímpico Camilo Cano, de La Nucía.

Podio para la cubana en el Campeonato Iberoamericano de Alicante, España.

En la cita alicantina la finalista de Tokio 2020 paró los relojes en 51.03 segundos, su mejor marca de la temporada, aventajada por las dominicanas Marileydi Paulino (49,49; RC) y Fiordaliza Cofil (50,64).

Y en lo que va del presente mes de junio, la muchacha de Cienfuegos ha conseguido par de títulos. El día 2 conquistó el oro con tiempo de 51,71 en el meeting Atlético de Montreuil, Francia, y cuatro días después volvió a liderar la prueba en el FBK Games de Hengelo, en Países Bajos, uno de los certámenes de preparación rumbo al Campeonato Mundial de Atletismo de Oregón 2022.

Meta en la prueba de 400 metros en el FBK Games de Hengelo, en Países Bajos.

Según el reporte oficial del sitio digital de la cita en tierra de tulipanes, Roxana recorrió el óvalo en 51.18 segundos, suficientes para entrar a la meta por delante de la local Lieke Klaver (51.34) y la británica Nikole Yeargin (51.56).

La también integrante de la posta 4×400 metros campeona del mundo en Silesia 2021, sumó su quinto ascenso a podios en lo que va de año, y todo apunta a que la lesión que le impidió completar la final de Tokio 2020 es ya sólo un mal recuerdo.

En declaraciones a los medios en suelo holandés, comentó sobre la incomodidad de la lluvia, presente “desde que nos paramos en los bloques de arrancada”. No obstante, dijo sentirse satisfecha con el tiempo conseguido y anunció que tiene como tope personal 49.71 segundos y sueña con quebrar el récord nacional de 49.61, en poder de Ana Fidelia Quirót.

Ambiciosas, sí, pero son las metas ahora mismo en la bitácora de la velocista sureña, convertida a sus 23 años en la principal representante cubana de los 400 metros. Enhorabuena.

Visitas: 4

Carlos E. Chaviano Hernández

Periodista y Director de programas de televisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *