Ariel Zamora: el ingente vuelo de un tulipanero

Compartir en

Tiempo de lectura aprox: 7 minutos, 31 segundos

Durante 2022 es el artista joven más seguido por los medios de comunicación. Su impacto en la telenovela Tan lejos y tan cerca ha fortificado sus oportunidades como actor. Actuar es lo que anima su vida profesional y para ello se entrega sin límites al acto de la interpretación, no le inquieta vestirse de mujer o quebrar su imagen de galán. Recrear personajes es lo que más le enardece y explosiona su adrenalina.

Ariel Zamora Cedeño (Cienfuegos, 2002), quien se eleva en la barriada sureña de Tulipán, parecía destinado a los deportes, especialmente el béisbol y luego el taekwondo, si bien no tenía particular talento para ser un buen atleta. Cursando estudios primarios debuta como cantante, formando un dúo de mariachis con una niña de su año. Junto a ella ameniza los matutinos de la escuela y otras diligencias pioneriles. También llega a declamar algún que otro poema en los matutinos. Hacia el 2012, cursando el cuarto grado, varios instructores de arte de la Brigada José Martí, comandados por Dustin Polo, visitan el recinto escolar y les cuentan sobre el Proyecto de Teatro Infantil Abrakadabra (2005-2022). Una vez que preguntan si algún niño poseía condiciones para manifestaciones artística, todos señalan para el artista en ciernes. De modo que, con tan solo diez años asoma en la escena teatral y se incorpora en varios de los proyectos de la “Colmenita sureña”. Asimismo, llega a participar en algunos espacios del telecentro local Perlavisión, como El Mensajero Pioneril y Pipiolo y mostachón en su segunda versión.

Se inserta en uno de los proyectos más ambiciosos y complejos deAbrakadabra, en abril de 2015: Peter Pan, versionada por Eliécer Cásares y dirigida por Polo, que tuvo una exitosa función en la clausura de la Feria del libro de Cienfuegos en el Teatro Tomás Terry. En esta propuesta escénica, con doce temas musicales y diez coreografías, el pequeño Ariel asume al protagonista de la novela del escritor escocés James Matthew Barrie. A la prensa confiesa entonces: “Represento a un niño que no quiere crecer. Peter Pan puede volar y yo volé, subí por una cuerda hasta lo alto del teatro, me aplaudieron muchísimo, fue tremenda emoción. Él vive en el país de Nunca Jamás, una isla poblada tanto por piratas, indios, hadas, sirenas, donde suceden numerosas aventuras fantásticas junto a los Niños Perdidos. Yo me imaginé que la obra quedaría así de bonita, estudiamos mucho el libro, las películas sobre este personaje, y así todos juntos armamos nuestra propuesta”.

Zamora en su niñez encarnando a Peter Pan.

En 2017, luego de cinco años en la compañía, hace las pruebas e ingresa en la Escuela Provincial de Arte de Villa Clara, aunque un año después se traslada a la Escuela Nacional de Arte y se licencia hacia el 2020 en la modalidad de teatro. En este espacio formativo tiene como profesores de lujo a los actores Yazmín Gómez, Fernando Echeverría, Yailín Coppola, Corina Mestre y al director teatral Carlos Díaz, quien le suma a uno de sus proyectos más seductivos de su corto hacer. Entonces protagoniza puestas teatrales, como Verano y humo, de Tennessee Williams, sobre una joven tímida y espiritual que se enamora de un galeno materialista.En realidad se trata de un experimento lanzado por la Coppola para que los varones y las hembras asumiesen los personajes de John Buchamany y Alma Winemiller, respectivamente. También se luce en la puesta Los crímenes de Shakespeare, interpretando a Mercuccio, su rol más preciado.

Durante esta etapa académica hace sus primicias en la televisión, asumiendo pequeños roles en algunos dramatizados. Uno de esos textos visuales es el telefilme Juegos de vida (2021), de Nathaly Gómez, que se emite a través del espacio Una calle mil caminos, que cuenta la historia de Javier, un joven de 17 años, sin alguna aspiración vocacional, egoísta y tornadizo, que un día sufre un accidente y reconfigura su existencia. Zamora asume el rol de un ex amigo de Javier, que sufre de bullying en la escuela, inteligente y amante de la poesía. En verdad, personifica comedidamente el personaje, si bien le urge algo de soltura. Somáticamente, convence en su personaje con su aspecto aniñado y de escolar noble, pero no es hasta poco más de la mitad del relato que llama la atención; algo difícil por la energía de Rodrigo Gil, quien logra la mejor interpretación de su carrera. En esta producción igual comparte escenas con Laura Ramos y Bárbaro Marín.

Personificando a César en el telefilme Juegos de vida.

En agosto de 2021 es convidado por el Grupo de Teatro El Portazo para laborar en la multipremiada CCPC (Cuban Coffee by Portazo´s Cooperative), aplaudida en el Festival de Teatro Joven organizado por la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Holguín, y durante el Festival del Cine Pobre de Gibara. Para esa fecha, comienza sus estudios en la Universidad de las Artes por curso de trabajadoresen 2021 y debuta profesionalmente en la escena teatral con la Comunidad Creativa Nave Oficio de Isla, que dirige el actor Osvaldo Doimeadiós, aunque había colaborado con este proyecto desde poco antes de graduarse en la ENA. Se inserta en esta agrupación durante el cuarto año de estudios, cuando el director urge de unos jóvenes actores para consumar ciertos performances en Oficio de Isla. Este nuevo quehacer teatral le entusiasma sobremanera. Para él hacer teatro es algo básico, que todo histrión debe experimentar. Por demás, sumarse a una obra escénica es una posibilidad para revolucionar la sociedad. Por esa razón agradece a “Doime” y sus colegas hacer lo que más prefiere.

En esa época también participa en varios cortometrajes producidos por la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños; entre ellos La otra isla, que parece haber sido filmada en Cienfuegos, a juzgar por una fotografía donde aparece el legendario pintor sureño Wayacón (Julián Espinosa Rebollido), y Generación D. Parece ser que también tiene algunos cameos en la popular serie juvenil Calendario, de Madga González Grau, sobre los avatares de varios chicos en su etapa secundaria, exhibida durante trece domingos en el canal Cubavisión, aunque no suele mencionar esta experiencia como algo significativo en sus entrevistas.

En febrero y marzo de 2022 participa en la obra Luz, dirigida por Doimeadiós en calidad de homenaje a Sigfrido Ariel. La puesta está signada por la voluntad del proyecto Oficio de la Isla de fomentar la cubanidad, tomando como arco expresivo los lazos del teatro con el resto de las manifestaciones artísticas (música, performance y artes visuales en general, literatura, danza, etc.). De facto, el eje del relato son los poemas de Ariel, al tiempo que se redime la cancionística cubana o temaslatinos con profundas huellas en los públicos locales, al modo de los textos de Noel Nicola, Carlos Puebla o Armando Manzanero. Doimeadiós ha elogiado la labor del actor cienfueguero, quien se sumara a la aventura de dar aliento a la poesía del llamado Allen Ginsberg criollo. Zamora se muestra como pez en el agua, toda vez que los resortes creativos le exigen una entrega poliédrica como actor, pues actúa, canta y coreografía movimientos en escena, algo que experimentaradesde la infancia. La presentación de la obra sucede en la Avenida del Puerto de La Habana, en los Almacenes de San José. Su salto a la notoriedad estaba por producirse.

Momentos de su desempeño teatral. En la obra CCPC (izquierda), Oficio de Isla (Izquierda-arriba), Los crímenes de Shakespeare (Arriba-derecha) y Luz (Debajo-derecha).

En mayo de 2022 Ariel aparece en la telenovela Tan lejos y tan cerca, dirigido por Alberto Luberta Martínez y Loysis Inclán, que aborda los vínculos amorosos de una doctora y su esposo, músico de un trío, en el entorno de la Covid-19. En esta historia, grabada durante tres meses, acomete a Alexei, el hijo mayor de Danay y Nelson, los protagonistas, un joven estudiante de artes visuales que tiene problemas de comunicación con su padre y apuesta por una relación amorosa con una mujer casada y mucho mayor que él. El desempeño deja buena impresión en los públicos y la crítica, una vez que defiende con coherencia su personaje, fortificando la psicología de este ser intolerante y contradictorio. El actor Alberto Corona, a la sazón el padre en pantalla, ha declarado: “La labor junto al actor Ariel Zamora, quien interpreta a mi hijo, fue otra experiencia valiosa pues yo tengo una hija de 16 años, Katherine, y cuando veía a Ariel sentía que realmente era su padre. Tuvimos escenas de mucha conexión, de decirnos muchas verdades como personajes”. A todas luces, el artista sureño logra un equilibrio entre el Alexei malhumorado, intransigente, hostil, y el Alexei tierno, enamoradizo y en fase de maduración; asimismo, es ejemplar en la dicción y los subrayados dramáticos.

Ariel Zamora, un actor cienfueguero en ascenso.

A este personaje arriba luego que, en julio de 2021, Doimeadiós le comenta que se está realizando un casting para la telenovela. Se presenta junto a Maité Galbán y Corona y poco después le envían una foto “con sus padres” postizos, asegurándole que estaba “dentro de la familia”. Este es, sin dudas, el primer rol de importancia en su carrera televisiva. “Tuve que investigar, buscar referentes, preguntar, observar y cogerle el ritmo a la televisión; hoy haces diez escenas y mañana trece. Ese paso apresurado que uno dice ¡Ay, se me van a ir cosas! Pero aprendí; por supuesto, gracias a los directores y a los demás actores de larga experiencia, aprendí a irle cogiendo el golpe, todavía no se lo he cogido del todo, pero bueno…”, confiesa el actor. El director de actores le advirtió entonces que debía hallar lo visceral, bien dentro del personaje. Estaba confiado en que no iba a ganar en un principio las simpatías de los públicos, pero que él lo iba a enriquecer hasta llamar la atención. De hecho, se comienza a grabar la novela sin concluirse el guion, al punto que desconocía el cierre de Alexei. Sobre su contribución al personaje confiesa a la periodista Thalia Fuentes Puebla vía WhatsApp: “Lo primero que le aporto a Alexis es la juventud, porque somos contemporáneos. También, cuando interpreto a un personaje busco esos puntos en común entre el papel y mi personalidad. Agrego la frescura. Somos dos artistas, él un pintor y yo actor”.

A la par que rueda la telenovela, igual labora en la teleserie juvenil Primer grado, el regreso a la pantalla de Rudy Mora, cuyo estreno se reserva para fines de 2022 o inicios de 2023, y en la que encarna a Chuli, un barbero de barrio. La historia versa sobre las redes sociales y sus adversidades dentro del mundo de las juventudes, la historia de una estudiante universitaria que es víctima de un acosador, quien le amenaza con publicar fotos íntimas y enviarlas a su novio, y decide vengarse de ocho presuntos culpables. Los once capítulos de la serie proponen reflexionar sobre las relaciones interpersonales a través del ciberespacio y el abuso de las redes sociales y es producida por RTV Comercial. Zamora formó parte de un elenco con cerca de 101 actores y vivió una fase de tiesuras, pues fueron cinco meses de grabaciones durante las cuales se produce el reordenamiento económico y la presencia de la pandemia en la isla.

Con “su familia” en la telenovela Tan lejos y tan cerca.

En junio de 2022 figura con el grupo de los actores que desfila en la pasarela del Teatro Trianón, exponiendo los mejores trajes que fueron concebidos durante los últimos treinta años para el grupo El Público, de Carlos Díaz. En este pintoresco modelaje Ariel discurre con un ropaje del siglo XX, maquillado y con los labios pintados de rojo, portando un sombrero aderezado de plumas. Igualmente, el actor interviene en una tesis de pregrado del ISA, una instalación del grupo Ups intitulada Ping Pong Comentado, acaecido en la galería Taller Gorría del municipio Habana Vieja, en la que participa su profesor de oficio Osvaldo Doimeadiós, uno de los dos comentaristas, y se inserta en la puesta Orlandia, gestada por El Público y Díaz, aún sin programar, una versión de Orlando, la novela de Virginia Woolf, donde la protagonista nace como varón y discurre en el cuerpo de una mujer durante siglos.

Ariel ha confesado ser un admirador del rock, aunque igual gusta de otros géneros musicales. En su tiempo de ocio suele montar bicicleta, refugiarse en la playa y probar a tocar algún instrumento y cantar. Además de hacer teatro, también aspira en el futuro a trabajar en un largometraje. Su obra preferida es Oficio de Isla, el libro de cabeceraresulta serMuchas vidas, muchosmaestros, de Brian Weiss, la película que más admira es Forrest Gump, el actor cubano favoritoes Osvaldo Doimeadiós, el extranjero Tom Hanks, la actriz cubana más preciada es Ana de Armas y la extranjera Meryl Streep. Por otra parte, el director foráneo que le extasía es Quentin Tarantino y el cubano Fernando Pérez.

A todas luces, nuestro tulipanero ha tenido un ingente vuelo que amenaza con no pocas sorpresas en el arte de la interpretación.

Ariel en la filmación de la nueve serie Primer grado de Rudy Mora.
Ariel es uno de los actores jóvenes más solicitados.

Visitas: 29

Jorge Luis Urra Maqueira

Crítico de arte. Miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *