Taimí: una voz guajira que florece en la ciudad | 5 de Septiembre.

Taimí: una voz guajira que florece en la ciudad

Taimí Gamboa González, joven cienfueguera cultora de la música campesina, en una de sus presentaciones en Cienfuegos./ Foto: Mireya Ojeda Cabrera.

La vimos varios domingos, durante la transmisión del programa televisivo de música campesina Palmas y Cañas. Fue una de las representantes de Cienfuegos en el concurso de interpretación Eduardo Saborit Buscando la voz guajira, auspiciado por los realizadores de dicho espacio y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP). Llegó a la jornada final y, aun cuando no trajo el trofeo a casa, Taimí Gamboa González ya puede considerarse triunfadora al cultivar un género musical que mucho antes la había ganado a ella.

Nació alejada de los entornos campestres. No fue el de la manigua, la palma real, el arroyo y el bohío el contexto donde se desarrolló su infancia, sino en una urbe abrazada al mar, donde todavía vive y teje los sueños de llegar a convertirse en una cantante profesional. Cursa el onceno grado y aspira, llegado el momento, a matricular en el Instituto Superior de Arte para materializar ese anhelo.

Menuda, con una voz cálida y concentrada en dar un toque muy personal a su interpretación de temas clásicos y reconocidos dentro de la música guajira cubana, esta cienfueguera de 17 años vive apasionada por un género que la cautivó desde niña, mientras acompañaba a su padre a las parrandas campesinas que se desarrollan en el parque Villuendas, de esta ciudad.

“Desde pequeña me interesó siempre todo lo relacionado con el arte: bailar, actuar, cantar…Todavía chiquitica mi padre me llevaba a las parrandas donde aprendí de esa música, me gustó mucho y la canto porque considero que es una de las manifestaciones que nosotros los jóvenes debemos rescatar”, comenta Taimí.

¿Crees que existe cierta reticencia entre los muchachos de tu edad para cultivarla?

“La gente de mi edad gusta más de otro tipo de música: el reguetón, el pop. Y sí, veo un poco de negativa en ellos por este tipo de canciones, pues no es un género que se escuche mucho. Por eso digo que debemos rescatarlo para que aprendan a apreciarlo. En ese concurso se vio cómo la juventud le está prestando interés, pues se presentaron jóvenes de 15, 16 y 17 años, así que creo posible recuperarlo”.

Taimí, forma parte del proyecto músico-danzario Danzaré, el cual busca rescatar la música y la danza tradicionales. Según afirma, toda su formación es empírica. “Profesor de canto no tengo, pero sí a muchas personas que me ayudan y apoyan; me dicen ‘mira esto está mal, esto está bien’. Esos han sido mis instructores, pero el mejor maestro ha sido mi padre, que no es músico pero se defiende, y él me ayudó mucho a prepararme para el concurso”.

¿Además de cantar te gustaría componer?

“Hummm… no digo que he compuesto alguna canción yo sola, mi papá siempre me ayuda. Entre los dos escribimos la letra y la música la hacemos con la colaboración de otras personas en la parte de la escritura. Estuve en el taller de repentismo y ahí aprendí mucho sobre la música campesina. No improviso, pero sí hago mis cositas cuando tengo la inspiración. Sería importante que surgieran nuevos compositores dentro de este género”.

Si te doy un pie forzado, ¿me haces una décima?

“Todavía no, me siento tranquilita y la escribo y todo, pero así, improvisar…., todavía no”, ríe.

Si no pudieras decantarte por la música, ¿qué harías?

“Bueno, yo sí quisiera hacerme profesional en alguna otra rama, como la Comunicación Social, el Periodismo, o alguna vinculada al arte”.

¿Cómo fue la reacción de tus compañeros mientras estabas en “Buscando la voz guajira”?

“Tanto ellos como los profesores me respaldaron, me instaban a ganar; no se perdieron ningún programa. La escuela completa me apoyó, la ANAP me hizo un reconocimiento allí mismo. Siempre me sentí acompañada”.

Al escucharte, siento que le pones un toque personal a las interpretaciones…

“Eso me nace, considero que es mi estilo, la parte que pongo mía a la canción. No pocas personas me lo han aconsejado que siga cantando así, que no trate de imitar a nadie y siga siendo yo”.

En calidad de oyente, ¿cuáles otros géneros te atraen?

“Me gustan las baladas, el bolero…Oigo lo que está acorde con mi edad, pero también lo que me han enseñado mis padres. Para mí, esa música tiene más letra, más sentimiento que la que está surgiendo ahora.

“Otra afición que tengo es la lectura, desde niña. También me gusta bailar; bailar y cantar es lo mío.

¿Le auguras continuidad a la música campesina?

“Claro que sí”, responde, y al poco tiempo vuelve a deleitar al pequeño grupo que aplaude su actuación una tarde cualquiera de marzo. Taimí, no hay dudas, es una voz guajira que florece en la ciudad.

Noticias relacionadas
Share

2 comentarios en “Taimí: una voz guajira que florece en la ciudad

  1. Y canta muy bien, le auguro futuro a esta muchachita que cultiva un género, la música guajira, que precisa de la juventud. La escuchamos en el homenaje de la FMC a los periodistas que damos voz a la mujer cubana. Y como no fue una jornada de fiesta, sino de trabajo, Yudith la entrevistó, buen trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share