Simposio de recordación a salubristas cubanos en Cienfuegos

Una cita de recordación a dos médicos cubanos imprescindibles, los doctores Pedro Kourí Esmeja, a 120 años de su natalicio, cumplidos el 21 de agosto; y Francisco Raúl Rojas Ochoa, recién fallecido a sus 90, con una larga hoja de méritos, desde que a inicios de los años 60 del siglo pasado participara de aquel noble proyecto de Revolución nueva: el Servicio Médico Rural, se desarrolló a finales de semana en el Hospital Provincial Gustavo Aldereguía Lima (HGAL) de Cienfuegos, organizada por la Dirección Provincial de Salud.

En representación de los servicios de la institución, acudieron médicos y especialistas, personal de Enfermería y otros y la Dra. Ling Denisse Santeiro, titular del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, en sendas intervenciones, recordaron la fructífera labor de los homenajeados salubristas, y trajeron a colación lo oportuno que resulta hoy, en medio de la epidemia de Covid-19, estudiar y aplicar en el trabajo cotidiano sus enseñanzas, estudios e investigaciones.

Durante el encuentro, que contó con la presencia, además, del Dr.C. Alfredo Darío Espinosa Brito, cienfueguero ilustre y asesor de la Dirección Provincial de Salud, varios de sus colaboradores y alumnos recordaron cuánto aprendieron de ellos y sus aportes, no solo a la Medicina, sino a la organización, estadísticas y publicaciones científicas, entre otras temáticas, estas últimas vitales, en la socialización del conocimiento.

A casa marchamos los presentes, con una versión digital del libro de Rojas Ochoa./Foto: Magalys Chaviano

Resultó presentado al auditorio el último libro del Dr. Francisco Rojas Ochoa: Salud y Salud Pública. Teoría y Práctica, que en uno de sus capítulos describe cómo debe ser un médico y cito: «(…) es necesario poseer claros conceptos y prácticas en lo concerniente a lo ideológico, lo político, la ética, los valores, el humanismo, la solidaridad, lo científico, lo técnico, y otros aspectos que conforman la personalidad de un sujeto emocionalmente maduro, equilibrado e insertado satisfactoriamente en su contexto cultural. Todo eso se adquiere con el transcurso de los años, en la familia, la comunidad, la escuela… en lo que popularmente conocemos como ‘la escuela de la vida'».

Fue una jornada distinta, de aprendizaje y recordación, que sin lugar a dudas remarca el interés y cuidado que pone la Dirección de Salud en Cienfuegos en el conocimiento de la historia de la salubridad en Cuba, y en particular en el territorio, porque solo si conocemos el ayer, podremos trabajadores de su equipo asistencial, liderados por la directora, Dra. Yagén Pomares Pérez, quien fuera alumna del emérito profesor Rojas Ochoa.

Salvador Tamayo Muñiz, director deSalud en Cienfuegos, tuvo a su cargo las palabras de apertura./Foto: Magalys Chaviano
Magalys Chaviano Álvarez

Magalys Chaviano Álvarez

Periodista. Licenciada en Comunicación Social por la Facultad de Ciencias Sociales y Humanísticas de la Universidad de Cienfuegos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir