Semilla del aguacate, ¿por qué a la basura?

Por estos días la mesa de los cubanos está de plácemes. Una de las ensaladas más apetitosa para los habitantes de la Mayor de las Antillas lo es, sin dudas, el aguacate, uno de los frutos más consumidos en todo el mundo no solo por su delicioso sabor, sino también por sus múltiples propiedades. Sin embargo, más de uno de los mortales tira a la basura el hueso que está en su interior, cometiendo un grave error, porque con él se puede hacer un té muy beneficioso para la salud.

Sepa que el 70 por ciento de los aminoácidos que contiene la Persea americana, por su nombre científico, se encuentran en su semilla, la cual concentra muchos nutrientes y fibra. La infusión con ella resulta muy nutritiva y ayudará a mejorar las defensas, favorecer la producción de colágeno y fortalecer el sistema inmunológico, entre otros muchos beneficios.

DESDE LAS RAÍCES A LA SIMIENTE

El origen de esta especie de la familia de las lauráceas se sitúa en Centroamérica, específicamente en las zonas de México, Guatemala y Las Antillas, y el nombre deriva del azteca ahuacatl, que significa «testículo», seguramente debido a su forma; de ahí su fama como afrodisiaco.

De acuerdo con el sitio digital tododisca.com, el hueso del aguacate tiene una gran cantidad de antioxidantes, los cuales se encargan de combatir el envejecimiento de las células. Por otro lado, gracias a su alto contenido en aminoácidos, ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre, reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Según el texto de referencia también el consumo de la fruta, particularmente la semilla, mejora las defensas y ayuda a combatir las bacterias. Lo anterior se explica por la alta presencia de vitaminas C y D, esta última raramente encontrada en el mundo vegetal y de vital importancia para combatir el colesterol malo, mientras hay quienes apuntan en la efectividad de ambos componentes para prevenir o contrarrestar la Covid-19.

Y no faltan quienes resaltan sus propiedades astringentes, por lo que es ideal para reducir o erradicar las diarreas e inflamaciones gastrointestinales. Son los mismos que esgrimen el argumento de que favorece la producción de colágeno, por lo que retrasa el envejecimiento, así como le atribuyen ser una gran fuente de fibra a favor de las buenas digestiones, al tiempo de evitar el estreñimiento.

Además, aporta gran cantidad de flavonoides, los cuales reducen el riesgo de tumores. Destacan, además, sus cualidades antiinflamatorias y la ayuda en el tratamiento de dolores musculares. En fin, sus ácidos grasos mejoran la circulación, y como si fuera poco, representa una gran carga de energía, pues ayuda a contrarrestar el cansancio físico y mental.

RECETA FÁCIL DE HACER

El té de hueso de aguacate es muy sencillo de preparar, si se tiene en cuenta que solo debemos de disponer de una semilla y un litro de agua como ingredientes fundamentales. Luego de lavar bien la simiente de la planta, ponla a hervir en el líquido durante quince minutos a fuego lento. Pasado ese tiempo, retirar el hueso y dejar enfriar un poco. Se recomienda tomar entre una o dos tazas al día.

Artículos relacionados

Armando Sáez Chávez

Periodista de la Editora 5 de Septiembre, Cienfuegos, Licenciado en Español y Literatura y Máster en Ciencias de la Educación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir