San Lino: un emporio de historia con futuro S.O.S.

Por José Ramón Calatayud Jiménez*

Las ruinas del ingenio San Lino, fundado en 1862 y demolido en 1922, situadas entre Rodas y la Autopista Nacional a escasos seis kilómetros de ambos puntos, guarda, escondidos entre las malezas, valores insospechados. Olvidado y maltratado por el tiempo y los hombres, este sitio arqueológico, visto con buenos ojos, atesora riquezas que, debidamente manejadas, pueden ser de mucha utilidad económica, histórica y social.

Visitar San Lino hoy es un viaje al pasado, y estruja el corazón constatar el abandono y la desidia que allí reinan. Asusta ver cómo lo que fuera una industria poderosa durante 60 años entre los siglos XIX y XX y que feneciera bajo el influjo de una crisis mundial, se haya convertido en un reino de olvido. Hoy, a casi cien años de su última molida, lo que fuera una hermosa casa vivienda es residencia de vacas, después de ser usada con fines diversos, saqueada y mutilada sin compasión; arrancados los pisos, derrumbados los techos, inundada, como el resto de las instalaciones, por la manigua invasora sin control y sin un poco de amor por parte de las empresas ni las autoridades.

Pepe Echevarría, el director del museo municipal por entonces, con el apoyo de algunos entusiastas del grupo arqueológico Jabacoa, comenzó en la década de 1980 a visitar el lugar e intentar llamar la atención sobre aquel sitio maravilloso que tanto podría aportar a nuestra historia y cultura. No se pensaba entonces en turismo socializador y generador, y mucho menos en salvaguardar aquel patrimonio testigo de la historia, pero nadie escuchó su llamado y el tiempo prosiguió su obra destructora bajo los ojos impávidos de quienes debieron reaccionar. Lo más triste es que hoy, 2020, son los mismos, historiadores y amantes de nuestra cultura real, quienes esbozan una defensa sorda. Una tesis de grado en la que se aborda San Lino como lo que fue y no como lo que debe ser, no como plataforma para construir el presente y el futuro, para vestirlo de nuevo sin lastimar lo viejo. Detener y si es posible revertir el deterioro de la casona, los jardines, los bosques circundantes, mostrar los barracones, las instalaciones fabriles, despojarlo del abandono, deben ser propósito y compromiso para los defensores del patrimonio azucarero y del patrimonio en general.

Su ubicación muy cerca de la Autopista Nacional lo convierte en un lugar estratégico para el desarrollo de ciertas modalidades de turismo; resulta una de las entradas a la provincia, una ruta nueva, un corredor que lo conecta con el circuito sur, tan devaluado en este segmento; una vena que inyecte sangre al centro sur de Cuba, un sitio que, por sus valores, puede competir con otros espacios arqueológicos, lo que unido a otros puntos de interés en torno a Rodas y al Damují, sus sistemas de grutas y cuevas, su arte rupestre, sus paisajes y riqueza cultural, pueden generar ganancias insospechadas y dinamizaría la vida económica de la región y la provincia.

Cuando visitamos San Lino es difícil imaginar a aquel sitio como un lugar activo, pero fue un centro social, incluso después del cese de la fábrica. El célebre ron y aguardiente San Lino, que tanta gloria dio a Cienfuegos, nació de aquella destilería y de las mieles que allí se producían; bien vale la pena salvarlo del naufragio antes de que sea demasiado tarde.

La sección de base de la Unión de Historiadores de Cuba en Rodas, como parte de sus acciones para recordar el Día del Historiador el 1ro de julio, organizó una visita de trabajo a aquel hermoso lugar, no una visita, sino una visita de trabajo y de investigación, porque conocer a San Lino, es conocer la evolución de una fábrica de azúcar y de excelentes alcoholes por varias etapas de desarrollo, de las primeras en quemar bagazo verde y de implementar el uso de los derivados, y testigo de la historia, pues fue en San Lino donde se produjo la primera acción militar tras el levantamiento en la rodense finca Los Charcones en 1895, cuando el central fue asaltado por la banda de Matagás y repelido por sus trabajadores con el apoyo de una fuerza militar procedente de Rodas.

Historia mediante, San Lino es un sitio cargado de posibilidades para el presente y futuro de Rodas, Cienfuegos y Cuba.

*Escritor, presidente de la Unión de Historiadores de Cuba en Rodas.

5 de Septiembre

5 de Septiembre

El periódico de Cienfuegos. Fundado en 1980 y en la red desde Junio de 1998.

11 Comentarios en “San Lino: un emporio de historia con futuro S.O.S.

  • Avatar
    el 3 septiembre, 2020 a las 8:36 am
    Permalink

    El rescate de nuestra bella historia es muy importante para no olvidar nuestro pasado.

    Respuesta
  • Avatar
    el 28 agosto, 2020 a las 2:39 pm
    Permalink

    ZETIMY
    Nunca podemos olvidar el legado de nuestros antepasados, la historia es fuente vital para caminar hacia el futuro, actitudes indolentes ante nuestro patrimonio esencialmente en nuestro sector debemos enfrentarlas para buscar las mejores solucionen y conservar las evidencias patrimoniales azucareras.
    #cuba
    #zeti
    #azcuba
    #somoscuba
    #somoscontinuidad,
    #pensarcomopais

    Respuesta
  • Avatar
    el 28 agosto, 2020 a las 2:29 pm
    Permalink

    ZETIMY
    Algo que no puede pasar jamas es olvidar nuestra historia y grava el permitir la destrucción o abandono ne nuestro PHA, es responsabilidad de todos velar porque esta cosas no ocurran.
    #cuba
    #zeti
    #azcuba
    #somoscuba
    #somoscontinuidad,
    #pensarcomopais

    Respuesta
  • Avatar
    el 21 agosto, 2020 a las 10:40 am
    Permalink

    El rescate de nuestro patrimomio histórico azucarero cultural es vital para poder trasmitir de generación en generación, trabajemos por unir a todos los decisores para lograrlo.

    Respuesta
  • Avatar
    el 19 agosto, 2020 a las 4:47 pm
    Permalink

    Debemos difundir la cultura azucarera para poner en conocimientos esa historia tan rica sobre la industria azucarera.

    Respuesta
  • Avatar
    el 18 agosto, 2020 a las 10:38 am
    Permalink

    muy bueno el artículo, los historiadores tienen que articularse con otras entidades (Empresa Azucarera, Centro Provincial de Patrimonio, Unión de Historiadores, etc) para que puedan rescatar este importante sitio llenos de valores cualturales que no se deben dejar que se pierdan completamente.

    Respuesta
  • Avatar
    el 7 agosto, 2020 a las 1:13 pm
    Permalink

    Buen articulo. Considero que los historiadores del municipio de Rodas, de conjunto con la Empresa Azucarera de Cienfuegos y el Grupo AZCUBA, deben realizar acciones para el rescate de interesante sitio.

    Respuesta
    • Avatar
      el 9 agosto, 2020 a las 2:06 am
      Permalink

      Vivia muy cerca de san lino y nunca me imagine q existiera tanta riqueza cultural alli, existe um gran abando de la cultura antigua, me gustaria mucho visitar esos lugares

      Respuesta
  • Avatar
    el 6 agosto, 2020 a las 3:09 pm
    Permalink

    El rescate de esta Historia mediante, San Lino es un sitio cargado de posibilidades para el presente y futuro de Rodas, Cienfuegos y Cuba.

    Respuesta
  • Avatar
    el 5 agosto, 2020 a las 4:43 pm
    Permalink

    Importante es el rescate de la Historia y sus sitios históricos siempre muy ligada al Azúcar. A trabajar en el rescate de la misma.

    Respuesta
  • Avatar
    el 5 agosto, 2020 a las 9:51 am
    Permalink

    Eusebio Leal Spengler: (…) El azúcar es nuestra historia, sin ella es imposible interpretar la esencia y la verdad de Cuba (…)

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Compartir