Menos ITS; ¿menos condones?

0
408
El condón Vigor es uno de los más demandados por los clientes. / Foto: Tomada de Granma

La proporción es desacertada y expresa una paradoja difícilmente explicable. Sin embargo, reportes del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología (Cephem) en Cienfuegos, informan sobre la disminución de los casos de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) en esta provincia; al tiempo que registran una significativa reducción en la venta de condones.

De acuerdo con Enielis Fernández Suárez, especialista del Cephem, durante el primer cuatrimestre de 2018 suman 7 mil 320 los enfermos de ITS en la región centro sur de Cuba, cifra inferior a los más de 7 mil 800 casos notificados en igual etapa del año anterior. Incluso, decrecen también las tasas de incidencia y prevalencia del VIH/Sida, aun cuando en el territorio son casi 740 las personas que sufren este padecimiento.

Ahora bien, siendo el condón el principal anticonceptivo para la prevención de tales enfermedades, ¿cómo asimilar lo que las estadísticas plantean? Hasta el pasado mes de abril, su comercialización en Cienfuegos se redujo en cerca de 176 mil 905 unidades, alrededor de un 23 por ciento menos de lo vendido durante los primeros cuatro meses de 2017. Entonces, las tasas de ITS eran, ligeramente, más elevadas.

Según funcionarios del sistema provincial de Salud Pública, la disminución del expendio del preservativo responde a una recepción limitada de este producto en la Empresa de Suministros Médicos (Emsume), lo cual imposibitó sastisfacer la demanda real. Por ello, el 70 por ciento de los condones se destinó a la red de farmacias, mientras que apenas un 30 por ciento fue pactado con los establecimientos del Comercio y la Gastronomía.

Tal es la presunta razón por la que en los últimos meses se observa la presencia inestable —y en ocasiones ausente— del condón en los mercados minoristas de la Perla del Sur, así como en cafeterías y otros puntos de venta. Solo 28 mil 494 unidades fueron comercializadas en la provincia hasta abril de 2018, unas 115 mil 814 menos que las expendidas el pasado año en similar periodo.

Al decir de Juan Marrero Reyes, especialista del Grupo Empresarial de Comercio en Cienfuegos, el decrecimiento obedece a la falta de abastecimientos por parte de Emsume y a la morosidad de algunas entidades del sector en la adquisición del producto. Lo mismo, sin embargo, no opinan los proveedores ante este dilema. ¿Hay condones o no?

Iván González Solís, director de la Empresa de Suministros Médicos, explicó que pese a problemas de facturación con los contratistas, se mantiene estable la entrega de preservativos a la Empresa Comercializadora de Medicamentos y a clientes terciarios. “Tenemos suficiente en el almacén”, dijo, alegando a una posible disminución de su compra por parte de los usuarios.

Se calcula que en Cuba el consumo de dicho anticonceptivo asciende a casi 6 millones de unidades mensuales, sobre todo entre jóvenes de 15 a 24 años de edad. No obstante, son conocidas las críticas a las marcas nacionales Momentos y Vigor, al considerar que se rompen con facilidad y carecen de lubricante. Su uso no tan extendido en otros grupos etarios, condiciona también lo que para muchos especialistas es todavía un consumo insuficiente.

La tendencia del último lustro muestra —al margen de otras causas— un comportamiento inconstante en la comercialización de condones en el país. Ya en 2014, el periódico Granma puso en la mira el escenario de desabastecimiento existente entonces, el cual se ha reiterado de manera esporádica en los años siguientes. Que ocurra por razones mayores es comprensible, pero que la burocracia de un trámite económico e inoportunas dilaciones se interpongan en el bienestar y la salud sexual de las personas, no merecen siquiera ser expuestos como excusas. Menos ITS; más condones. Eso indica la lógica y no debemos tentarla.

Dejar respuesta