Marineras sueltan amarras

0
651
De izquierda a derecha, Yilian, Claudia y Jesika, tres baluartes en la nave marinera./ Foto: Yuliet
De izquierda a derecha, Yilian, Claudia y Jesika, tres baluartes en la nave marinera./ Foto: Yuliet

Hasta la cancha de Bonneval llegó este reportero para otra vez indagar sobre el fútbol cienfueguero, pero ahora el practicado por las chicas. Así es, balompié femenino, específicamente en la categoría escolar.

En la pasada versión de los Juegos Escolares las nuestras quedaron ubicadas en la séptima posición del país, luego de finalizar segundas en su llave eliminatoria y no poder acceder a la fase definitoria. Su ofensiva resultó feroz, pues concluyeron con 48 goles a favor y solo cuatro en contra, precisamente recibidos por parte de Villa Clara, selección que las privó de la lucha por las medallas y que a la postre se llevó el cetro.

Hoy el grupo está integrado por quince atletas, catorce de ellas matrícula de la Eide Provincial y una de la Escuela de Profesores de Educación Física. Bajo la guía de los experimentados técnicos José Pérez Espinosa y David Sarría encaran sus entrenamientos.

“La preparación se ha comportado bastante bien, terminamos la etapa general y recién comenzamos un mesociclo de desarrollo especial variado, compuesto por dos microciclos ordinarios y uno recuperatorio”, nos comenta Sarría. Por su parte, la talentosa mediocampista Roxana Rodríguez, informa que “desde que empezó el curso hemos hecho playa, fuerza en la arena, físico, resistencia, golpeo a puerta, táctica y mucha técnica, para eliminar las deficiencias que tenemos”.

La ofensiva vuelve a ser la mayor fortaleza del conjunto, en el cual Yilian Sarría ya posee experiencia internacional y varias sobresalen por sus potencialidades.

Al respecto opina Pérez Espinosa, DT del plantel: “Podemos decir que tanto en la defensa, como en la media y la delantera, contamos con atletas de muchas perspectivas y buena técnica. De hecho, Yilian se encuentra ahora mismo en una preselección nacional”. David reconoce que “el grupo es muy heterogéneo. Hay algunas niñas que muestran bastante nivel, a pesar de que no tienen una formación básica relacionada con el aprendizaje del fútbol. Otras recién se inician y presentan deficiencias en los componentes primarios del juego, o sea, los movimientos con y sin el balón”.

Claudia Medina, capitana del conjunto, confiesa: “yo practico el fútbol porque es el deporte que me gusta y es mi vida. El fútbol para mí lo es todo”. Roxana recuerda que “lo empecé a ver por televisión y me llamó la atención. Decidí practicarlo y aquí estoy”.

Marineras sueltan amarrasObligado se hace un aparte con ambos entrenadores, integrantes de una de las generaciones doradas del balompié sureño, respecto al mal momento que vive esta disciplina en la Perla del Sur.

José es el primero en opinar: “Sin dudas fue un pésimo año, ninguno de nuestros equipos clasificó a las fases definitorias y por eso tenemos que trabajar con ahínco para devolver a Cienfuegos el puesto que realmente merece”. Por su parte, David reconoce que “nos encontramos en una etapa difícil, pero siempre hemos confiado en la calificación de la fuerza técnica y el nivel de consagración que siempre han mostrado atletas y entrenadores para sacar el fútbol adelante”. Espinosa vuelve a la carga. “Te repito que solo resta trabajar. Contamos con buenos futbolistas, incluso varios con experiencia internacional. Trabajo y mucha disciplina, ahí está la clave del éxito”. “No es un secreto que las condiciones son un lastre para el entrenamiento, prosigue Sarría. Nuestros terrenos distan mucho de lo que necesitamos, y eso sucede también a nivel de país. Ello limita una mejor preparación en los aspectos técnico-tácticos del juego”.

La cancha de Bonneval es muestra fehaciente de sus declaraciones. “Es un tema que se nos hizo bastante crítico, dice el DT. Apenas hace un par de semanas que se chapeó el terreno, aspecto que impidió dar cumplimiento a todos los objetivos de la primera etapa”. “Dabas un pase y la hierba paraba el balón, golpeabas y se enredaba el pie en la hierba”, dice Roxana; “nos trasladamos a varios sitios, incluso algunos ni terrenos de fútbol, pero había que entrenar”, sentencia Claudia.

Incluirse en la segunda fase de los Juegos Escolares es el objetivo del plantel, consciente de que para ello debe derrotar a su más encarnizado rival: Villa Clara.

Otra de las talentosas en el mediocampo, Jesika Hernández, responde al reto. “No es tan difícil, solo necesitamos concentración y mayor comunicación sobre la cancha. Si trabajamos bien, podemos derrotarlas”.

“Las muchachas tienen una mentalidad positiva y la meta es clasificar, estar entre los seis primeros para incluirnos en la final”, dice David. “Ya dentro del grupo de avanzada veremos qué pasa, pudiera aparecer hasta una medalla”, nos adelanta Claudia.

Guardar

Dejar respuesta