Maracá: el paso caribeño que desborda

0
444
Los bailarines aficionados brillaron en escena. /Foto: Kmilo
Los bailarines aficionados brillaron en escena. /Foto: Kmilo

Maracá, desempolvó la cultura caribeña en casi dos horas de espectáculo en el Teatro Tomás Terry durante este fin de semana. Maracá, demostró sus futuras intenciones no solo al mezclar con coherencia la música y danza, sino porque reveló la cantera de bailarines que le acompañan, donde se incluye niños de hasta 4 años.

Maracá, estuvo en el coliseo mayor y dejó una buena impresión en el público de Cienfuegos; lo logra por el dinamismo de la puesta en escena, la versatilidad del cuerpo de baile y el aprovechamiento de los ritmos para trasmitir sensaciones, raíces y difundir tradiciones casi olvidadas, casi atrapadas en la voracidad del mundo contemporáneo y digital.

Fundado apenas en noviembre de 2015, el proyecto, dio en el “Terry” lecciones de madurez y trabajo sistemático. Reforzó la imagen de una obra que sale de la constancia y el empuje de sus fundadores: Adrián Gacell y Marleys Verdecia Marín, ambos profesionales teñidos por el culto constante de la creación misma.

“Desde el inicio teníamos claro que sería algo diferente, nuevo, en el sentido de los temas, la música, los conceptos que utilizaríamos. Incluso pretendíamos darle un fundamento antropológico a nuestro trabajo”, afirmó Adrián Gacell, director general de la agrupación.

Respaldado por la Asociación de Pedagogos y la Universidad de Cienfuegos, el proyecto se nutre de investigaciones históricas y de búsquedas constante de fuentes documentales que a su vez salen a la luz a través de las coreografías del grupo. Todo responde a una lógica, un pensamiento llevado a la danza como hacían los ancestros incluso.

Maracá, le brindó el espacio a esos jóvenes y niños para crecerse ante un público exigente como es el de Cienfuegos. Maracá, marcó un buen paso, y los aplausos no dejaron de escucharse.

Dejar respuesta