Lutgarda Balboa Egües: Mujer imprescindible de pueblo
lun. Dic 16th, 2019

Lutgarda Balboa Egües: Mujer imprescindible de pueblo

Lutgarda Balboa, todo un símbolo de Cienfuegos y su Partido Comunista./Foto: Efraín Cedeño

Lutgarda Balboa, todo un símbolo de Cienfuegos y su Partido Comunista./Foto: Efraín Cedeño

En la noche de este sábado 31 de agosto, falleció en Cienfuegos, a la edad de 86 años, Lutgarda Balboa Egües, destacada dirigente y luchadora. Para las 3:00 de la tarde está programado su sepelio en el cementerio Tomás Acea de esta ciudad

Lutgarda Balboa Egües, una mujer en toda la extensión semántica de la palabra, una mujer que ha sido madre y luchadora comprometida con la Patria y su tiempo, los suyos; una mujer que ha defendido por varias décadas, buena parte de su vida, los derechos de género. Ha dejado de existir en Cienfuegos, pero solo físicamente.

Luga, como se le conoce desde los afectos, ha permanecido, hasta hace muy poco, en su oficina del Comité Provincial del Partido, impulsando una y mil tareas desde y por la Revolución; rodeada de fotos, cual cronología de una vida en pos de las causas justas, las más justas, en lo social y económico, atesorando la Historia, esa que pudo ser contada por ella misma en cada detalle.

Ya no estará más, pero si quedarán sus consejos, enseñanzas, el ejemplo que inspiró a muchas generaciones, a entregar todo el tiempo y energías, desde una militancia comprometida en favor de la causa y el propósito de construir una sociedad distinta de justicia y equidad.

Las fotos de los años 60 nos devuelven a una miliciana de pelo rubio y ojos claros, quien dirigía a muchas más de su estirpe, un batallón femenino comandado por esa mujer coraje que en el centro de abril de 1961 participara de alguna manera en el combate que primero derrotara al imperialismo en América Latina.

Lutgarda conserva su fotografía junto al Comandante en Jefe como su más preciado recuerdo/ Foto: Archivo
Con el Comandante en Jefe, Fidel Castro./ Foto: Archivo

Luga, esa Luga imprescindible y querida, de pueblo y venida de él, dirigente Partidista, se marcha hoy a otra dimensión, y lleva una estela que siempre iluminará el camino a quiénes nos enseñó, desde la recia disciplina y el compromiso, que el hoy define el mañana y que vale la pena edificar. ¡Hasta siempre!

Noticias relacionadas
Share

6 comentarios en “Lutgarda Balboa Egües: Mujer imprescindible de pueblo

  1. Le conocí personalmente era vecina de mis padres,aunque por razones de trabajo también nos encontramos en diversas oportunidades, realmente era una persona muy sencilla que tenía un trato muy afable.
    Solo deseo que descanse en paz.

  2. La conocí en la antigua provincia de las Villas cuando era miembro de Buró Provincial del PCC que dirigía entonces Arnaldo Milian Castro, nunca le tembló la mano ante cualquier tarea que se le asignara por difícil que fuera. Luego cuando la división política administrativa juntos vinimos trabajar a Cienfuegos bajo la dirección de Humberto Miguel Fernández al cual ella quería mucho. Una mujer intachable, trabajo casi hasta sus últimos momento al servicio de la Revolución y el Partido.
    Hoy cuando

  3. Acabo de leer la triste noticia del fallecimiento de la luga como muchos les deciamos y he sentido un fuerte apretón en el pecho ,pues para mí fue un ejemplo vivo a seguir cada dia ,recuerdo a cuantas personas me mandaba para que las encaminara o solo les diera la mano ,mi sincero pesame a us familiares y de seguro no se olvidara nunca .

  4. Siento la pérdida de Lutgarda, me recuerdo cuando mi hermano y a quien ella quiso mucho tuvo el fatal accidente que le costó la vida, mi padre se lo informó y enseguida nuestra familia contó con su apoyo, llegue a sus hijos y nietos mi más sentido pésame.

    1. Será muy difícil no encontrarla, en cada encuentro, cuando ya creía le fallaba la memoria, se acercaba a preguntarme por mi viejo, y entonces me decía, la Luga está entera. ya llevaba un tiempo enferma, recuerdo la fuimos a ver mi padre y yo, y le llevamos frutas, viandas, huevos criollos… de La Maravillosa, la parcxela de la familia se ha convertido en almacén de los necesitados, y al despedirnos nos dijo, que se repita la visita, fue la última vez que le vimos. La recuerdo desde pequeña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

Share