Logra Cienfuegos la más baja tasa de mortalidad infantil de su historia: 2,8

1
1099
El Hospital Pediátrico Paquito González Cueto logró una tasa de mortalidad infantil de 0,7. No se reportaron muertes maternas ni infantiles en la serranía del macizo de Guamuhaya. /Foto: Juan Carlos Dorado

Al finalizar 2016, Cienfuegos registró la más baja tasa de mortalidad infantil de su historia: 2,8 por cada mil nacidos vivos. Con este indicador de excelencia, la provincia siguió a Pinar del Río y al municipio especial de la Isla de la Juventud, que consiguieron descender hasta 2,1 por cada mil nacidos vivos.

“En 2014, Cienfuegos logró ser el primer territorio en reducir a 3,0 su tasa de mortalidad, hasta ese momento la menor en nuestra historia, aseguró la doctora Diana Ferriol Dorticós, jefa de la Sección del Programa Materno Infantil (PAMI) en la dirección provincial de Salud Pública.

“Ya habíamos sentado hitos en esa estadística, al ser la primera provincia en bajar de 20 dicho indicador, y luego en 1992, descender del 10”, enfatizó la funcionaria.

“Durante 2016 lamentamos doce fallecimientos, cinco menos que el año precedente. Para ello fue decisiva la dedicación del Servicio de Neonatología del Hospital Provincial Dr Gustavo Aldereguía Lima, unidad de referencia nacional, cuya tasa de 1,6 clasifica como de excelencia, según estándares internacionales”, aseguró Yadira Vázquez Estévez, especialista en Pediatría del PAMI.

“Es determinante la profesionalidad y el nivel de ese colectivo médico y de enfermería —cuyo trabajo decide aproximadamente el 60 por ciento del indicador—, y que incluso este año fue centro capacitador para personal de otras unidades hospitalarias de las regiones central y oriental de la Isla, agregó; “independientemente de que como política de nuestro Ministerio de Salud, recibieran recursos como el equipo de ventilación no invasiva, de altísima tecnología, y lámparas para fototerapia”.

Otras estadísticas de impacto: lograr una supervivencia superior al 96 por ciento en los nacidos con bajo peso, y de más del 87 por ciento en los minúsculos (con menos de mil 500 gramos).

“La disminución de los bebés con bajo peso al nacer —36 menos que en 2015—, por debajo de los 2 mil 500 gramos, uno de los mayores riesgos para los neonatos, contribuyó también al resultado”, destacó la jefa del PAMI; “fueron menos los riesgos reproductivos preconcepcionales, condiciones biosicosociales que ponen en peligro la salud de la madre y el niño, y para lo que es decisivo el trabajo de la medicina familiar.

“Aunque siguen siendo las infecciones del tracto urinario, los trastornos hipertensivos, la diabetes gestacional, y la enfermedad tromboembólica, condiciones para la prematuridad, las causas probadas en la mitad de los fallecimientos (6) durante 2016”, añadió la funcionaria.

Otros indicadores de excelencia en el año que concluyó: el Hospital Pediátrico Paquito González Cueto logró una tasa de mortalidad infantil de 0,7. Tampoco se reportaron muertes maternas ni infantiles en la serranía del macizo de Guamuhaya.

En general, disminuyeron las muertes fetales tardías en nueve menos que el pasado año, también las maternas. “El ciento por ciento de las gestantes que estuvieron en condición grave y crítica, fueron salvadas. Sólo sufrimos el fallecimiento extra hospitalario de una mujer en el Policlínico de Palmira, a causa de un embarazo ectópico, que la paciente desconocía”, amplió Ferriol Dorticós, responsable del PAMI en Cienfuegos.

Acotó que durante 2016 “disminuyó el embarazo en la adolescencia, aunque se reportaron algunos en edades de mucho riesgo, entre los 12 y 13 años. Acciones intersectoriales, entre Salud Pública, Educación y la Federación de Mujeres Cubanas, influyeron en que el municipio de Cumanayagua redujera en alrededor de un 20 por ciento este indicador y con él, sus riesgos”.

Con la contribución de Cienfuegos, y por noveno año consecutivo, nuestro país logra sostener una tasa de mortalidad infantil menor a cinco por cada mil nacidos vivos, lo cual ubica a Cuba entre las primeras 20 naciones del mundo y junto a Canadá al frente de la región de las Américas.

El Hospital Pediátrico Paquito González Cueto logró una tasa de mortalidad infantil de 0,7. No se reportaron muertes maternas ni infantiles en la serranía del macizo de Guamuhaya. /Foto: Efraín Cedeño
El Hospital Pediátrico Paquito González Cueto logró una tasa de mortalidad infantil de 0,7. No se reportaron muertes maternas ni infantiles en la serranía del macizo de Guamuhaya. /Foto: Efraín Cedeño

1 Comentario

Dejar respuesta