Leyendas, los trazos de la vox populi

El Palacio Leblanc de Cienfuegos acoge este mes las Leyendas ilustradas por el artista Mario Cruz Moscoso, alias Mayito, resultado de un atractivo proyecto audiovisual titulado Historias para contar, entre el creador y la realizadora Yusi Padrón.

Fue el “Hijo predilecto” de esta ciudad, D. Pedro Modesto Hernández, quien se encargara de compilar la mayor parte de las originales y poéticas narraciones orales, surgidas desde mucho antes de la fundación de la Villa. Pero hoy, es Cruz Moscoso quien las devuelve en el tiempo, en forma de trazos y colores sobre el papel.

“Esta expo era una deuda que tenía a raíz de la petición de Yusi Padrón, cuando hice las ilustraciones para su programa televisivo. Es un agrupado cuantioso que contiene varias leyendas asociadas al territorio cienfueguero. Algunas conocidas y otras no tanto”, alegó el artista, previo a la bienvenida de los asistentes.

Así pues, las paredes del patio Leblanc exponen alrededor de 20 obras, escogidas entre un cúmulo mayor de piezas, que fueron oportunamente mostradas por la televisión. Cabe señalar que para cada fábula, fueron confeccionadas entre diez y doce ilustraciones.

“Son historias populares, muy atractivas; por ello traté de acoplarme a ellas de un modo distinto al realizado en las obras de Lenguaje figurativo. Fue un trabajo consagrado al que le dedicamos varios meses”, dijo.

Leyendas se convierte entonces en otra vía —muy amena e interdisciplinaria por cierto—, para hacer llegar al público desconocedor, el sabor único de la literatura oral. Una literatura que subsiste en el presente, gracias a los desvelos de figuras antológicas como don Pedro Modesto Hernández, Adrián del Valle o Florentino Morales.

Foto: Juan Carlos Dorado.

Foto: Juan Carlos Dorado.

Mayito se convierte así en deudor, y nos ofrece a una Venus Negra entre gamas tenues, pero con la suficiente viveza de un ser “nacido para vivir libre y sin trabas en plena naturaleza”, acompañada siempre por la garza azul y su paloma blanca. O la bailadora Aipirí, convertida en Tatagua, para recordarles a las madres cienfuegueras “si les queda incumplido algún deber en las atenciones y cuidados maternales”.*

El desfile de narraciones ilustradas nos lleva a conocer también a Guanaroca, La vieja de las calabazas, El Cristo de la vereda, La dama azul, La india maldita, El caimán, entre muchas otras; valiosas todas, que componen el rico patrimonio literario intangible de los mitos en nuestra región.

Lea también || El lenguaje de la ternura

*Los fragmentos ha sido extraídos de Mitos y leyendas de las Villas (1965). Selección de textos y ordenamiento realizado por Samuel Feijóo para la Editora del Consejo Nacional de Universidades.

Delvis Toledo De la Cruz

Delvis Toledo De la Cruz

Licenciado en Letras por la Facultad de Humanidades de la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas en 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir